Sarmiento no se llamaba Domingo ni nació cuando se conmemora

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para La Insuperable

Los estudios de la Historia Argentina están plagados de tantos errores que debería reescribirse por completo. Y no nos referimos aquí a los que se da por llamar como “interpretaciones” sino, sencillamente, a los hechos. Eso nos lleva, por ejemplo, a festejar días en los que no pasó nada o reiterar como loros cosas que no pasaron cuando pasaron o cómo pasaron. Ésto sucede por la costumbre de muchos (demasiados) “historiadores” de copiar y pegar en lugar de investigar, o ir a las fuentes como debería ser.

El caso que expondremos a continuación es pequeño, pero se agiganta dada la repercusión que tuvo en nuestra historia su protagonista: Domingo Faustino Sarmiento.

Mi manual de cuarto grado decía algo así como “Domingo Faustino Samiento nació en San Juan el 15 de febrero de 1811” cosa que recuerdo pues me tomaron lección y me felicitó “la seño” por la exactitud de mi relato.

¿Qué hubiese pasado si, cuando pasaba al frente, hubiese dicho algo como lo siguiente?: “Faustino Valentín Sarmiento nació en San Juan el 14 de febrero de 1811. No se llamaba Domingo y la efemérides del calendario oficial es una farsa fruto de la desidia de los que estudian historia por hacer bien su trabajo”. Con mis tiernos 9 años hubiese terminado en el rincón o visitando a la Directora…, aunque tuviese razón.

Y es que no sólo mi manual de cuarto grado está equivocado. Uno de los famosos “estudiosos” de la actualidad, Felipe Pigna, comienza su biografía del personaje en “El Historiador” diciendo: “El 15 de febrero de 1811 nació en el Carrascal, uno de los barrios más pobres de la ciudad de San Juan, Domingo Faustino Sarmiento”. La mismísima web de “Casa Rosada” coloca esta misma fecha en las biografías oficiales de los presidentes.

Pero no es que los historiadores son tontos y tuvieron que pasar doscientos años de historia para que se descubra la verdad. La verdad se sabía pero, como sucedió en muchas ocasiones, los “estudiosos” prefieren acomodarla a reconocer un error de siglos. Y entonces intentan fabular que, un documento como el que muestro a continuación, está equivocado.

El mismo corresponde a la Iglesia La Merced de San Juan (Libro de Bautismos N.º 11 1798-1818, folios 55 vuelto y 56 recto del 15 de febrero de 1811) y es su acta de bautismo pues, en ese entonces, no existía un “Registro Civil” y esta función recaía en la Iglesia.

Como se ve, dice allí que “En esta Iglesia Matriz de San Juan y Parroquia de San Jose un quince de Febrero de mil ochocientos y onse años; Io el teniente de cura puse Oleo y Crisma a Faustino Valentin de un dia hijo legitimo de Don Jose Clemente Sarmiento y de Doña Paula Albarracin”.

Y como si no bastase la claridad de la leyenda “de un día” es su mismo nombre el que nos asegura que nació cuando nació mal que le pese a “los historiadores” que no quieren reconocer su error. Era costumbre de época utilizar el santoral para darle el nombre a los vástagos. San Faustino se festeja el 15 de febrero; San Valentín, como todos saben (sobre todo los enamorados) el 14, día de su nacimiento.

¿Y por qué Domingo? No por el día (14 de febrero de 1811 fue jueves). Parece ser, sencillamente, que fue el apodo con el que lo llamaba su madre y que él terminó adoptando como propio.

Como dije al principio, sólo un ejemplo pequeño de los tantos errores de los libros de Historia Argentina.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s