Se aprueba el Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos en CABA

Con la firma de Santilli, se aprobó el Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

qq

Se publicó hoy en el Boletín Oficial la RESOLUCIÓN N.º 398/MJYSGC/19 con firma del ViceJefe de la Ciudad Diego Santilli mediante la cual se aprobó el Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

En una medida muy celebrada por los medios oficialistas pero que, para sus detractores, puede incurrir en violaciones al artículo 12 de la Constitución porteña que reconoce como garantía “El derecho a la privacidad, intimidad y confidencialidad como parte inviolable de la dignidad humana”, se presentó entre bombos y platillos indicando que se utilizará el Sistema Público Integral de Video Vigilancia, en forma rotativa sobre 300 de las casi 7.000 cámaras instaladas en los puntos neurálgicos de la vía pública y principales estaciones y nodos de la red de subtes.

En el anexo de la Resolución se establece:

Artículo 1º.- El Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos operará por intermedio del Sistema Público Integral de Video Vigilancia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Libro VII, artículos 474 y ss. de la Ley N° 5.688 [texto consolidado por Ley N° 6.017]) con arreglo a los ejes fundamentales y principios rectores plasmados en dicha ley.

Artículo 2º.- El Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos será empleado únicamente para tareas requeridas por el Ministerio Público Fiscal, el Poder Judicial de la Nación, Provincial y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como así también para detección de personas buscadas exclusivamente por orden judicial, registradas en la Base de Datos de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (CONARC). Salvo orden judicial, se encuentra prohibido incorporar imágenes y registros de otras personas que no se encuentren registradas en el CONARC.

Artículo 3º.- El Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos se integra con la totalidad de los registros incorporados en la Base de Datos de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (CONARC) y con los datos biométricos consultados del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), debiendo corresponder estos últimos única y exclusivamente a personas que registren orden judicial de restricción de la libertad registradas en la base del CONARC. Este requerimiento deberá ser dirigido a la Secretaría de Justicia y Seguridad.

Artículo 4º.- El personal que sea autorizado por este Ministerio de Justicia y Seguridad para la operación y acceso al Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos, deberá suscribir el correspondiente convenio de confidencialidad, en la forma que determine la Secretaría de Justicia y Seguridad.

Artículo 5°.- Todo archivo que se genere a partir de la ejecución del Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos quedará en poder de la autoridad policial y recibirá el tratamiento que corresponda de acuerdo con sus protocolos en materia de seguridad, privacidad y confidencialidad. La difusión no autorizada de esta información dará lugar a la aplicación del régimen disciplinario previsto en la Ley N° 5.688 (texto consolidado por Ley N° 6.017) y su reglamentación aprobada por el Decreto N° 53/17. Las infracciones cometidas por el personal sin estado policial que presta servicio en el área se regirán por sus respectivos regímenes legales; en ambos casos, sin perjuicio de las sanciones civiles y penales que pudiesen corresponder. La Policía de la Ciudad no está autorizada a ceder tales archivos a ninguna otra autoridad administrativa de la Ciudad, con excepción del Ministerio de Justicia y Seguridad el que tampoco podrá utilizarlos para finalidades distintas a aquéllas que motivaron su obtención.

Artículo 6º.- La operación del Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos estará a cargo del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de la Policía de la Ciudad.

Artículo 7°.- Toda vez que el sistema detecte una coincidencia, el Centro de Monitoreo Urbano procederá a generar una carta de servicio y dará aviso al personal policial correspondiente, actuando siempre de conformidad con los protocolos que rigen la Línea de Atención de Emergencias 911.

Artículo 8°.- Una vez cumplida la orden judicial de restricción de la libertad, o que la misma haya cesado, los datos personales tratados deberán ser destruidos. Todo ello en consideración a los principios que emanan del Título III de la Ley Nº 1845 de Protección de Datos Personales y de la Ley Nacional Nº 25.326.

1 Comment

  1. Omnipresente y vigilante el Gran Hermano en la Ciudad del alcalde en su era orwelliana; acaso para una masa de gente marginada que vive atemorizada y aislada de la política? Puede ser.. A instalar “telepantallas” gigantes en las calles alcalde! Todo es posible en el escenario D^allesiano que soportan globertos/as.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s