El polémico dibujo de Evita

El reconocido dibujante de Página 12, Rep, publicó “Evita. Nacida para molestar”, bajo el sello de Editorial Planeta.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

qq

Lejos de los estereotipos, intentando mostrar una Eva Perón cotidiana y terrenal, Miguel Rep, uno de los humoristas gráficos más reconocidos de Argentina, al que se puede disfrutar en Página 12, sacó a la calle con la Editorial Planeta: “Evita. Nacida para molestar”. Eva ha sido poco dibujada, relató el autor: “Se la dibujó poco por varias razones: por mujer, por bella…yo creo que la dibujó más el realismo teatral y la literatura. Los dibujantes no se animaron. Bueno, los dibujantes en realidad, en general son cobardes. Somos cobardes. Y meterse con Eva era un equívoco que muy pocos se plantearon”.

Intentando movilizar, molestar (como el título del libro) el autor la muestra en sus dibujos en las más varadas situaciones: masturbándose, teniendo sexo con Perón: “Muestro también la primera y la última vez que tuvo sexo con él, la muestro en “la tercera posición” y también teniendo sexo en campaña dentro de un tren. Creo que Evita fue una mujer muy deseada y deseante, y entonces cómo no iba a tener sexo. Lo que quiero es que Evita viva y no que sea una estampita o la imagen Carpani. Tiene sexo porque hace todo lo que se hace en la vida. Lo que no pudo hacer es parir, pero seguro que pasó por abortos, que pasó por abusos, que se cagó de hambre”, asegura Rep.

Allí indica también que alguos “se asustaron con los dibujos cuando se los mostré antes de publicarlos. Me decían “uy, el quilombo en que te vas a meter”. Pero hasta ahora no hubo quilombo. Tampoco he recibido mensajes de gente ortodoxa. Creo que algunos miran el libro con una mentalidad abierta, moderna, y otros no le dan bola porque el género muchas veces no es considerado ni historia ni literatura. En las muchas presentaciones que hice no vi gente crispada, sino gente sonriendo y eso me parece una buena misión del libro: que podamos sonreír o reírnos de Evita para debatirla desde otro punto de vista que no sea el de Copi, Madonna o el de algunos historiadores. Seguro que si viera mi libro diría “no me gusta cómo me dibujaste”. Es un libro sobre el cuerpo de Evita, no tanto sobre la psiquis o la militancia”.

En otra entrevista, Américo Schvartzman le pregunta: “Es un libro de humor, en teoría. Pero algunas de tus ilustraciones –por ejemplo, cuando dibujás a Evita enferma– son desgarradoras, no tienen nada de humorístico. El dibujo de los militares con erecciones frente al cadáver es tremendo. ¿Cómo resolvías la forma de encararlo en el momento de dibujarlo?”, ante lo cual el dibujante responde:

No me acuerdo bien el momento del dibujo. Pero hay mucha recreación del dolor de Evita y cinematográficamente hay cosas claves, por ejemplo, Leonardo Favio la hizo de una manera que no podés soslayar a la hora de trabajar. Y luego, Santa Evita, Eva en la hoguera, de Leónidas Lamborghini, todo te ayuda, porque son escenas invitadoras, fáciles de hacer. A mí me costaba mostrar el dolor que tenía Evita… Tenía una cara muy especial, pero desde el año 1951 empezó a consumirse: Evita iba hacia la calavera. Fuimos a San Vicente y está la máscara mortuoria de Evita, y ahí ves la nariz, como era. En un cadáver la piel se acerca a los huesos, entonces se la ve más narigona, ella no era de una belleza clásica pero era bellísima, quienes la conocieron te dicen, “la piel, la piel transparente”. Entonces eso, a la hora de dibujar en este estilo grotesco, estaba eso, el dolor, cómo se consumía esa piel hermosa y cómo la calavera y el dolor iban ganando”.

El autor asegura que Eva “estuvo en la fantasía de los milicos y algo de eso se esboza en Walsh, en Santa Evita de Tomás Eloy Martínez. Faltaba nomás que fuera dibujado exageradamente. Creo que a este libro lo actualizan dos cosas. Una es la revolución femenina y la otra es el maltrato que soportó Cristina durante su presidencia y después. Yo no viví un solo día de Evita, pero sí escuché los comentarios que se hicieron sobre Cristina. Evita y Cristina no se pueden comparar, pero las dos ponen en evidencia lo que hacen los contreras, los gorilas, con una mujer que sienten que los amenaza en algo”.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s