Coronavirus: denuncian que una secta religiosa en Corea del Sur fomenta el contagio

El segundo país en el mundo por el número de enfermos, donde la cantidad superó 1.750 personas infectadas. Allí la propagación del virus, sospechan, se debe a una secta.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

qq

En Corea del Sur datos oficiales indican que alrededor de 9.300 miembros de la Iglesia Shincheonji fueron aislados y serán sometidos a pruebas para detectar la potencial presencia del coronavirus. Según indican, sus miembros practican rituales que solo favorecen a la difusión de la infección.

Según las autoridades del país asiático, informan desde la BBC, en los servicios religiosos en la ciudad de Daegu, en el sudeste, los feligreses probablemente se infectaron unos a otros y luego se desplegaron por todo el país, aparentemente sin ser detectados.

Según la agencia de noticias local Yonhap, alrededor del 46 por ciento de los 1766 casos están relacionados con el brote localizado de la Iglesia Shincheonji, en Daegu.

qq1

La iglesia Shincheonji fue fundada en 1984 por Lee Man-hee, quien es considerado un profeta falso. A los seguidores de la iglesia les aseguran que Lee es la reencarnación de Jesucristo y que la Biblia está escrita en metáforas por lo cual solo Lee es capaz de interpretarla correctamente. Según diferentes estimaciones, en 2020 esta secta contaba con alrededor de 200.000 miembros. Dado que mucha gente, incluso en Corea del Sur, cree que es una secta, muchos practicantes prefieren ocultar su membresía.

“Las razones del secretismo dentro de Shincheonji radican en el hecho de que las confesiones cristianas dominantes en la sociedad surcoreana la acusaron de herejía lo que provocó un fuerte resentimiento hacia el grupo. Los medios también lo atacan y esto hace que la situación actual se parezca a una caza de brujas. Si tuviéramos una sociedad abierta en la que los seguidores de Shincheonji pudiesen abrirse a los demás, no creo que hubiese surgido un brote tan fuerte”, dijo el jefe del Secretariado del Instituto para la Libertad de Religión y Culto de Corea, Bae Byungtae.

Los funcionarios de salud creen que una creyente de la secta, de 61 años y que dio positivo al virus la semana pasada, fue una de las primeras personas en infectarse en Corea del Sur. La paciente inicialmente se negó a ser trasladada a un hospital para hacerse la prueba y se sabe que asistió a varias reuniones de la iglesia antes de ser detectada. De acuerdo con los médicos, cualquier reunión grande en un espacio confinado al que hubiera asistido, como un servicio religioso, probablemente habría provocado más infecciones. “El virus se aprovecha de nuestros hábitos e interacciones sociales”, aseguró el doctor Leong Hoe Nam, especialista en enfermedades infecciosas. El director del Centro de Control de Enfermedades de Corea del Sur, Jung Eun-kyeong, sugirió en una conferencia de prensa “la posibilidad de que muchas personas sentadas juntas en un espacio muy reducido durante un servicio por más de una hora” habría llevado a “unos pocos que estuvieron expuestos a infectar a muchos otros”. “Puede haber prácticas dentro de una iglesia, como llorar o cantar, que fomentan la transmisión a través de la saliva o las lágrimas“, agregó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s