Una miniluna está a punto de unirse a la órbita de la Tierra

Su nombre es Asteroide 2020 SO

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Una miniluna está en camino de entrar en la órbita de la Tierra y acercarse a aproximadamente 43.500 km de distancia. El portal Science Alert reportó que astrónomos han detectado un nuevo objeto, llamado 2020 SO, el cual se espera que llegue el próximo mes y permanezca hasta mayo de 2021 en la Tierra, antes de partir hacia otros lugares.

Antes del 2020 SO, otras minilunas han sido hospedadas por nuestro planeta: 2006 RH120, que nos visitó en 2006 y 2007, y 2020 CD3, que estuvo con nosotros de 2018 a 2020.

2020 SO, sin embargo, presenta ciertas peculiaridades en relación con nuestros anteriores huéspedes. En primer lugar, la trayectoria de esta nueva miniluna sugiere que entrará y saldrá a través de dos de los puntos Lagrange de la Tierra: puntos gravitacionalmente estables creados por la interacción gravitacional de la Tierra con el Sol.

Pero eso no es todo: la órbita similar a la de la Tierra y la baja velocidad de 2020 SO sugieren que en realidad no es un asteroide; sus características, según los especialistas, se parecen más a un objeto creado por los seres humanos. Es decir, los astrónomos no saben si se trata de un objeto natural o artificial.

2020 SO ha sido clasificado como un asteroide Apolo en la base de datos de cuerpos pequeños de la NASA JPL, una clase de asteroides cuyos caminos cruzan la órbita de la Tierra. Pero hay algunas pistas de que 2020 SO no es como los demás. Sobre todo, llama la atención de los especialistas su velocidad, que es mucho menor que la de un asteroide Apolo.

De acuerdo con Alice Gorman de la Universidad Flinders en Australia, citada por Science Alert, este objeto tampoco puede ser una roca lunar: “Los objetos que provienen de la Luna también tienen una velocidad menor que los asteroides; pero, 2020 SO es incluso más lento que las rocas lunares“.

Paul Chodas, de la NASA JPL, comenta por su parte que todo esto apunta a que el objeto es potencialmente basura espacial; específicamente, proveniente de un cohete Centauro que lanzó una carga experimental llamada Surveyor 2 a la Luna en septiembre de 1966.

Este tipo de objetos -que no son peligrosos- son fáciles de perder, lo cual preocupa a los científicos. Pero si es posible que puedan observarlos y estudiarlos, ya sea un objeto natural o artificial, enseñarán mucho a los terrícolas en su paso por nuestro planeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s