Ramos Padilla procesó a un integrante de la banda de Marcelo D´Alessio

Se trata del prefecto que espió a Carlos Rosenkrantz y Verónica Magario entre otros

Por Roque Pérez para Noticias La Insuperable

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla procesó al prefecto que espió al presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, para la banda de Marcelo Sebastián D’Alessio. Se trata de Franco Pini, quien utilizaba sus claves personales para buscar en las bases de la Dirección Nacional de Migraciones las entradas y salidas del país de distintos blancos que se había trazado la asociación ilícita que tenía al falso abogado como referente. Entre quienes fueron espiados por Pini están Rosenkrantz, su exsocio Gabriel Bouzat, la actual vicegobernadora bonaerense Verónica Magario y el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, entre otros.

Pini ingresaba de manera ilegal a los datos de la Dirección Nacional de Migraciones y los hechos imputados “sirvieron de insumo para la producción de inteligencia ilegal sobre algunas de las víctimas de la asociación ilícita, a partir de los cuales se confeccionaron informes, y se planificaron y desarrollaron planes más amplios de inteligencia y espionaje ilegal”, sostuvo el juez.

La banda de D’Alessio se interesó en los movimientos migratorios de Rosenkrantz unas semanas antes de que el jurista se incorporara a la Corte Suprema. Según lo que pudo reconstruir el juez Ramos Padilla, Pini ingresó el 25 de julio de 2016 cuatro veces a la base de datos de Migraciones para revisar las entradas y salidas del país de Rosenkrantz y de Bouzat. Lo hizo usando distintos criterios de búsqueda. Por ejemplo, buscó por apellido y, en otra oportunidad, por DNI. Rosenkrantz, por entonces, preparaba su ingreso al máximo tribunal, al cual se sumó el 22 de agosto de ese año. El 6 de febrero del año pasado, cuando Ramos Padilla allanó a D’Alessio en el country donde vivía, encontró en su poder el resultado de las búsquedas sobre el socio de Rosenkrantz. En esas copias, D’Alessio había resaltado en color rojo los viajes de Bouzat a Panamá y en amarillo las visitas a Paraguay. Rolando Barreiro, otro de los compinches de D’Alessio, había declarado en indagatoria que el falso abogado le había contado que estaba monitoreando los viajes de los dos jueces designados durante el gobierno de Mauricio Macri, Rosenkrantz y Horacio Rosatti. Según Barreiro, D’Alessio dijo que a los jueces les iba a costar explicar tantas visitas a Panamá, una reconocida guarida fiscal. Sobre Rosatti no avanzó la pesquisa y fuentes cercanas a él desmintieron que haya pasado más que una vez por Panamá. “Si la búsqueda tuviera que ver con la posibilidad de que una persona tuviera cuentas o empresas o cuentas off shore, como se sugirió e incluso se denunció en relación al presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, entonces conocer sus destinos en el exterior puede resultar clave”, escribió Ramos Padilla.

Según consta en la causa, desde el 11 de enero de 2016 hasta el 01 de febrero de 2018, prestó servicios en el Departamento de Investigaciones, con el cargo de Jefe de Inteligencia Criminal. En dicho período Pini accedió indebidamente a los movimientos migratorios del ex titular de la Dirección Nacional de Aduanas, Juan José Gómez Centurión (el 10/02/2016); del Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Fernando Rosenkrantz (el 25/07/2016) y de su antiguo socio previo a ser nombrado como Ministro del Máximo Tribunal del país, Gabriel Bouzat (el 25/07/2016); de la ex Intendenta del partido bonaerense de La Matanza y actual vicegobernadora de la misma provincia, Verónica Magario (el 13/08/2016); de los despachantes de aduana Juan Pablo Di Pierro (el 05/11/2016 y el 14/11/2016) y Gabriel Traficante (el 05/11/2016 y el 14/11/2016); y del Secretario Ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino, Pablo Ariel Toviggino (el 18/04/2017).

Luego de ello, desde el 01/02/2018 al 28/01/2019, pasó a cumplir destino en la Delegación Zona Mar Argentino Norte, con el mismo cargo (Jefe de Delegación de Inteligencia Criminal). En dicho período accedió indebidamente a los registros migratorios del Intendente del partido bonaerense de Merlo, Gustavo Adolfo Menéndez.

Con el procesamiento de Pini queda claro que D’Alessio tenía anclajes en distintos resortes del Estado. En una reciente resolución, el juez federal de Dolores definió a la banda del falso abogado como una asociación ilícita paraestatal, que tenía una pata en la AFI — por la ligazón con el funcionario Pablo Pinamonti y con el excomisario Ricardo Bogoliuk — y otra en el Ministerio Público Fiscal — por la presunta participación del fiscal federal Carlos Stornelli y del fiscal bonaerense Juan Ignacio Bidone.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s