Maradona: barro tal vez

El más grande ya se está volviendo canción

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

Es sencillo resaltar la grandeza del más grande en el movimiento de las redes que se inflan tras los arcos, queriendo desprenderse de los postes para acompañar el grito, la corrida, el salto, el puño en alto.

Qué tan difícil puede ser, repitiendo hasta el éxtasis en nuestra memoria el momento en que recibe la pelota, la pisa y emprende la carrera en un tendal de rivales, privilegiados espectadores de la gloria.

O cuanto más aún, con la dorada copa en lo alto, aferrada a su mano, con sus ojos clavados en el cielo del que hoy pasó a formar parte.

Pero Diego fue grande porque repitió fuera del césped la afrenta que significó su juego, el cachetazo a lo establecido, el ir al frente con la frente en alto, con la pelota o con la palabra. Sin concesiones.

Diego fue Diego porque jugó en el barro, y se embarró, y los que eligen verlo solo dentro del perímetro de cal se pierden al hombre que lo hizo posible. Aquel que, por solo tomar un hecho, obtuvo un no por respuesta de las autoridades del Nápoli (por el que él dio todo) cuando sólo quería organizar un partido a beneficio de un niño enfermo allá por 1984.

Y él puso el cuerpo, el dinero y el alma en el barro por ese niño en un partido amistoso en un cuasi potrero al que convocó 12.000 almas. Y así supo jugarse siempre por lo que él creía, gritándole a los vientos hasta reventar.

Y así fue siempre; hasta el último día.

Y eso lo hizo grande. El más grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s