El macrismo utilizó a Vialidad Nacional para perseguir empresas y funcionarios

Así lo denunció un testigo en la causa por presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz.

Por Roque Pérez para Noticias La Insuperable

Javier Iguacel – Mauricio Macri

Justo Romero, un empleado de carrera con más de veinte años en Vialidad Nacional que declaró como testigo en el juicio por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, reveló que el macrismo conformó dentro del organismo “una especie de célula que se dedicaba a analizar contratos con empresas y en base a eso hacían denuncias judiciales.

Con nombre y apellido mencionó a Martín Pourrain, asesor legal administrativo; Ricardo Gattoni y Alejandro Mon, quienes “en las sombras” trabajaban para “generar denuncias contra distintas empresas. No solo a Austral Construcciones, sino, por ejemplo, a las firmas de Felipe Gancedo y Rovella Carranza”.

Todos ellos de alguna manera conformaban lo que sería como una mesa judicial de Vialidad. Eran quienes decidían las causas que se iban a iniciar, que no fue sólo ésta (en referencia a la causa por las obras en Santa Cruz), fueron muchas, muy dolorosas para muchos colegas que perdieron su trabajo o fueron suspendidos y hasta tuvieron que vender todos sus bienes para poder defenderse”, indicó Romero ante el Tribunal.

Justo Romero, además, fue entrevistado por la periodista Sofía Caram y, allí, amplió sus conceptos: habló de una usina generadora de denuncias” montada por la gestión de Javier Iguacel y de un sistema de “persecución” de empresas y funcionarios de carrera del organismo. En concreto, el profesional mencionó unas cuatrocientas denuncias en un año, de las cuales trescientas fueron desestimadas por improcedentes. En el medio, casi todas las obras viales de todo el país, quedaron paralizadas.

Como parte de un mecanismo de desguace del organismo -que es autárquico y tiene más de ochenta años de historia- funcionarios y funcionarias de carrera fueron desplazados a partir de 2016. Al mismo tiempo, el organigrama de la DNV fue modificado e ingresaron varios gerentes nombrados a dedo por Iguacel, muchos de ellos exabogados o empleados de empresas del rubro. Romero explicó que, por ejemplo, pusieron a una persona por encima de la Auditoría, lo que vulnera la línea normativa del Vialidad, indicó Caram.

Romero señaló que “Pourrain coordinaba tres áreas en total: La subgerencia de sumarios, a cargo de Ignacio Sánchez Gutiérrez; la Unidad de Ética y Transparencia, a cargo de Diego Hernán Martínez al que le pusieron cinco abogados y el área de Auditoría”. Este sector “iba contra el personal vial y estaba a la búsqueda de supuestos hechos de corrupción”.

En diálogo con Ambito, Romero detalló la furia que desataron las autoridades del macrismo porque el informe interno sobre las obras en Santa Cruz no había arrojado irregularidades. Según contó, Sánchez Gutiérrez le recriminó que habían estado un mes en la Provincia y “sólo encontraron que faltaban algunas barandas. Buscaban corrupción, no la encontraron y se la agarraron con el personal”. Tras el resultado de la auditoría usada para denunciar a Cristina de Kirchner aunque que no reveló un solo sobreprecio y determinó que todas las obras existían, varios funcionarios fueron sumariados y amedrentados. “Todo lo que vivimos en estos años no se agota en este juicio. Hubo gente que enfermó gravemente y atormentada por las denuncias sin fundamentación”. Y puso como ejemplo el caso del ingeniero Jorge Gregorutti, profesional de carrera del organismo. “A raíz de nuestro informe, el 3/2016 le iniciaron un sumario interno. Le tomaron declaración. Lo despidieron de Vialidad y lo dejaron un año y medio sin cobrar el sueldo. Pasó tiempos muy dolorosos. Tuvo que sacar a sus hijas del colegio porque lo tildaron de corrupto. Tuvo que vender su departamento porque no tenía plata para vivir”, se lamentó. “Sentimos que nuestra institución fue pisoteada y tildada de corrupta”, concluyó.

1 Comment

  1. Otra más y van… Esta maldita casta corrupta jamás ha pagado nada. Verdaderos enemigos públicos. Hasta tanto, por lo menos se los borré de la vida pública como debida condena, no habrá Nación.

    Me gusta

Responder a Lujan Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s