Carrió se quejó porque tuvo que pagarle a su empleada doméstica cuando la despidió

Cuestionó las condiciones del sistema laboral para la contratación y despido de personal, y apuntó contra medidas que “impiden” la generación de empleo.

Por Tomás Palazzo para Noticias La Insuperable

Desconociendo las enseñanzas de la historia que demuestran que el trabajo se genera en épocas donde se apuesta a la inversión y se incentiva la producción y no donde se quitan derechos, la dirigente de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, salió a defender la flexibilización laboral y, para colmo, lo hizo con un espantoso ejemplo personal donde se quejaba de tener que pagarle a sus empleados cuando los echa.

La exdiputada, que acualmente cobra una jubilación de 100 mil pesos, se quejó de haber tenido que pasar por la experiencia personal de tener que pagar más de una indemnización en su casa. “Yo tuve un mes y diez días a una empleada doméstica en blanco, y le tuve que pagar una fortuna por un mes y diez días. Y a una que estuvo seis o siete años, bueno… la verdad es que no se puede afrontar ese tipo de pagos”, indicó.

En el marco de un encuentro con representantes del sector turístico y comerciantes en Villa La Angostura, Carrió se mostró emocionada por lo que llamó “la rebelión de los pobres” expresada en el voto y avizoró la llegada de una “República con igualdad”, aunque ahora hace campaña con la propuesta de quitar la protección ante los despidos y bajar las cargas sociales.

La revolución impositiva en la Argentina es parte de esta revolución republicana que empezó con el campo por la cuestión impositiva de las retenciones. Hay que simplificar impuestos, discriminar entre Nación, Provincia y Municipios, hay que bajar impuestos y tener programas sociales y universales como el ingreso ciudadano. Y hay que terminar con la indemnización que a las Pymes las funde”. Todo esto luego de haber sido la cara visible de un gobierno que, entre 2015 y 2019, llevó al cierre de 24.537 pequeñas y medianas empresas (Pymes) en la Argentina. Y esta caída se dio igual a pesar de la disminución de los costos laborales ya que bajó el salario real y se aplicó una reducción de las contribuciones patronales a la Seguridad Social.

Es hora de afrontar que el discurso de “el Cambio”, sencillamente, cambia siempre para peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s