«Bautismos» y educación física: la persistencia de dinámicas de la Dictadura en la formación docente

Un estudio de la UFLO destaca como algunas prácticas de los años del Proceso aún persisten en la enseñanza de la educación física en niños y niñas.

Por Roque Pérez para Noticias La Insuperable

La Facultad de Actividad Física y Deporte de la Universidad de Flores (UFLO) desarrolló un proyecto que estudia las visiones de la educación física y las concepciones de infancias en el marco de la formación docente durante el gobierno de facto, con el objetivo de interpretarlos en función de los conceptos pedagógicos y sociales de la época sobre las infancias y la educación.

En un informe elaborado por Hernán Cortés, del Departamento de Prensa universitario, se destaca que si bien existen diversos estudios acerca de cómo la última dictadura cívico-militar, transcurrida entre 1976 y 1983, incidió en la educación argentina, hubo disciplinas que prácticamente no fueron alcanzadas por los abordajes sobre aquel período, como por ejemplo, la educación física y, en concreto, la formación docente de aquellos que tienen a su cargo las primeras infancias.

La investigación de la UFLO se centró en las asignaturas correspondientes al nivel inicial del profesorado de educación física y toma como objeto de estudio tres instituciones: el Instituto Superior de Educación Física N° 1 “Dr. Enrique Romero Brest”, de Buenos Aires; el Instituto Nacional de Educación Física “Gral. Manuel Belgrano”, actual Profesorado Universitario de Educación Física de la Universidad Nacional de Luján; y el Profesorado Universitario de Educación Física de Universidad Nacional de la Plata.

Eduardo Galak

En base a relevo de documentación y entrevistas a docentes y alumnos, los especialistas detectaron que algunas dinámicas de aquellos años aún persisten en los modos de enseñanza de educación física para niños y niñas. Una de ellas pasa por la idea de un cuerpo medible, cuantificable. “Se tenía por concepto que somos una suerte de cronometría de nuestros cuerpos –señala Eduardo Galak, director del proyecto, además de doctor en Ciencias Sociales y magíster en Educación Corporal–, y entonces medir las partes, saber cuántos abdominales o flexiones de brazos podemos hacer, que tiene que ver con la confección de fichas individuales; son procesos anteriores a la dictadura, pero allí vuelven a aparecer con mucha fuerza para establecer a cada uno dentro de un casillero”.

Otro rito que arrastra aquella época y suele repetirse en los profesorados de educación física son los llamados “bautismos”, es decir, los recibimientos muchas veces vejatorios –y propios de ciertos ámbitos castrenses– que sufren los recién llegados por parte de los alumnos con más rodaje. “En los institutos nacionales existe una serie de prácticas en muchos casos misóginas, homofóbicas, violentas, como parte de una tradición institucional. Lo más notorio es que muchas de las personas que las denuncian son las que las repitieron al año siguiente con otros ingresantes”. Galak menciona el caso de la Universidad Nacional de La Plata, donde no existían los “bautismos” pero sí otras prácticas, como la desvinculación de algunos docentes de la casa y la imposición de otros con una marcada línea autoritaria.

Si bien se exacerba en esos períodos, la mirada militarista de la educación física no sólo sucede en gobiernos dictatoriales, sino que aparece desde sus propios orígenes. “En nuestros primeros resultados –sostiene Daniela Mansi, codirectora del trabajo y magíster en Actividad Física y Deporte– encontramos, más que militarismo, ciertos rasgos de lo que se conoce como tecnicismo pedagógico, que es una corriente que surge entre los sesenta y los setenta en nuestro país y corresponde a la macropolítica que se llevaba adelante. En la educación física, en particular, corresponde a la enseñanza de ciertas conductas motrices que son medibles, objetivables y cuantificables. Es decir, el docente, con diversas propuestas y prácticas pedagógicas, puede evaluar y medir al niño o a la niña solamente con mirarlo y compararlo con otros cuerpos y otros movimientos«. Esto último, y que aún hoy se mantiene, está atado a una fuerte idea de homogeneinzación a la hora impartir las clases: al ser todos iguales, todos pueden hacer lo mismo. “Ahí se anula totalmente la subjetividad –observa Galak–. Y se suma el borramiento del interés de las infancias. Estamos hablando de un período de la vida muy particular, donde se tienen intereses, deseos, les gusta una cosa. El tecnicismo pedagógico anula todo eso”.

También detectaron una suerte de psicología evolutiva, donde las actividades se segmentan según la edad de los alumnos. “Se transformaron en cuestiones técnicas prácticas. O sea, para tal edad se desarrolla esta práctica corporal, para tal edad, otra, y así. Siempre el cuerpo es el depositario de todos esos discursos evolutivistas. Porque ese crecimiento biológico de tres, cuatro o cinco años, donde a cada edad le corresponde un saber y una manera didáctica de enseñarlo, en lo corporal eso se ve muy prácticamente. Por ejemplo, en las posibilidades que tiene un estudiante de correr o saltar. Eso se tecnificó y se dedujo con un sentido psicomotricista de cómo se tenían que desarrollar las actividades. Entonces, el cuerpo siempre es depositario práctico de esos discursos que en otra materia son teóricos y que tienen que ver con un diseño curricular. No es lo mismo pensar en el desarrollo intelectual de un alumno o alumna, que en un desarrollo corporal”.

La educación física no es una burbuja dentro de la educación. Había una línea directiva del Ministerio de Educación respecto al tecnicismo pedagógico, a las mediciones de los estudiantes, entonces todo eso hoy posiblemente sea recordado con cierto rechazo. Pero en ese momento era la norma, como alguien dentro de cuarenta años analizará críticamente lo que sucede hoy. En ese momento, esas corrientes no eran un invento argentino, provenían de las mejores escuelas, sobre todo francesas. Era la norma que dictaban organismos internacionales y se tenía como correcta”, concluye Galak.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s