La relación entre la vecina de Cristina y los Stornelli

Se destapó un vínculo que une a la prole del Fiscal macrista con la de Ximena de Tezanos Pinto.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

Los colegas de Página/12 dieron a conocer hoy una relación de carácter social entre dos hijos del fiscal Carlos Stornelli y uno de los de «la vecina» de Cristina Kirchner, Ximena de Tezanos Pintos, en la mira de las investigaciones en el caso de intento de magnicidio a Cristina Kirchner, por su relación con violentos grupos de extrema derecha.

Específicamente se refieren a Alfredo Kenny, quien según se puede rastrear en sus redes sociales, mantiene vínculos con dos de los hijos de Stornelli, Mateo y Julián. En la foto de portada de redes de Mateo Stornelli, de hecho, se individualiza a Alfredo Kenny, por lo cual es posible deducir que existe entre ambos una relación cercana, al menos, desde el año 2018.

Alfredo Kenny es el segundo de los cuatro hijos de «la vecina» que tuvo con el abogado Alejandro José Kenny, socio del casi centenario Estudio Padilla, Kenny & Alchourron. Familia con raigambre en la Justicia, el hermano de Alfredo e hijo mayor de «la vecina», Vicente Alejandro Kenny, luego de un fugaz paso por el estudio familiar y el de Beccar Varela, ya logró «meterse» en el poder Judicial porteño, prestando servicios en el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones con el Consumo Nº22, a cargo de la jueza María Rosa Cilurzo, con el cargo de Oficial Mayor, puesto en el que lo confirmó Alberto Maques, presidente del Consejo de la Magistratura CABA.

Nota aparte, para tomar un poco de dimensión del estrecho círculo en el que se desenvuelve esta gente, digamos que la cuñada de «la vecina», Elena Dolores Kenny, es la tía de Emilio Basavilbaso, quien fuera el Director de la ANSES durante el gobierno macrista y actual Chief Operating Officer de Clarín.

Regresando a Alfredo Kenny, su relación con los hijos de Stornelli está lejos de ser «inocente»; basta con recordar los antecedentes de los mismos durante el macrismo. Pero para eso, tracemos primero un panorama del fiscal, procesado por una cámara oculta que le encargó al falso abogado Marcelo D’Alessio para que le hiciera al abogado José Manuel Ubeira; y también por haber mandado a D’Alessio a investigar a Jorge Castañón, la expareja de su actual esposa, por recibir la información que le pasaba el espía y por pedirle que tramara algo para perjudicarlo.

Carlos Ernesto Stornelli, de 62 años de vida, está a cargo de la Fiscalía Federal N° 4 porteña desde 1993, cuando lo nombró Carlos Menem y años más tarde fue el fiscal que pidió su detención en la causa por contrabando de armas a Croacia y Ecuador. Es, además, el fiscal que pidió la detención de Julio De Vido en la causa por irregularidades en la mina de Río Turbio. Fue ministro de Seguridad de Daniel Scioli en la provincia de Buenos Aires e integró la Comisión Directiva de Boca Juniors hasta diciembre de 2015. En su Declaración Jurada de ese año declaró cuatro departamentos en la Ciudad de Buenos Aires y varias cocheras, una moto, dos autos, una camioneta, una lancha y ahorros por cerca de $1,5 millones.

Su madre falleció en 2013 y se llamaba María Margarita Tognolini; su padre, fallecido en 2008, era el Teniente Coronel Atilio José Stornelli, funcionario de la última Dictadura Cívico-Militar, cuando se desempeñó como Interventor de Radio Belgrano, tal como figura en la guía del año 1982 de Relaciones Institucionales del Estado Argentino publicada por la editorial Graform, y desempeño dicho cargo hasta 1983, cuando se restableció la democracia. Atilio José Stornelli pasó a retiro tres semanas después de concluida la Dictadura.

El Fiscal es el tercero de cinco hermanos. Los dos mayores se dedicaron a actividades privadas (Silvia, la mayor, ejerció la docencia y Ricardo es socio de una empresa de aparatos de medición).

Los dos menores, en tanto, también son abogados y trabajan en la función pública. Mónica Beatriz Stornelli es Secretaria de la Fiscalía ante los Tribunales Orales en lo Criminal Nº 8 de la Ciudad de Buenos Aires.

El menor, Jorge Eduardo Stornelli, quien se desempeña en la Defensoría Pública, como Secretario, en Comodoro Py.

Carlos Stornelli se casó con Claudia Graciela Reston, quien también supo ocupar variados cargos públicos desde el menemismo. Actualmente forma parte del plantel del ministro de Justicia y Derechos Humanos Germán Garavano como Directora de Asesoramiento Jurídico en Materia Contractual y de Administración.

El padre de Claudia Reston, suegro del Fiscal Stornelli, fue el General Llamil Reston, ministro de Trabajo de Jorge Rafael Videla entre 1979 y 1981 y ministro del Interior de Reynaldo Bignone (1982-1983), procesado en 2010 por Delitos de Lesa Humanidad para luego ser apartado del juicio por cuestiones de salud.

Uno de los hijos del Fiscal es Joaquín Emilio Stornelli, quien durante la jefatura porteña de Mauricio Macri fue nombrado en la Dirección General Estudios y Tecnologías de la Información del Ministerio de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires y que, luego de una pasantía en Edenor, actualmente trabaja en Grupo Mercados Energéticos Consultores (GME).

Hermanos de Joaquín son los ya mencionados amigos del hijo de «la vecina» de Cristina, Julián y Mateo Stornelli, ambos miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante la gestión del gobierno de Mauricio Macri.

Julián María Stornelli se desempeñó en el área de la Dirección de Jurídicos. Allí hay registros de su paso por el área durante tres meses, de marzo a julio de 2016. En el Libro de Actas de la AFI 2016-2018, puede leerse una resolución del 29 de julio de 2016, la número 537, en la cual consta que se acepta «la renuncia presentada por el agente PC E 14 Julián M. Stornelli«.

Julián Stornelli

En tanto, Mateo Nicolás Stornelli, fue contratado, con la llegada de Cambiemos al poder, en la sensible Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado. Con su discurso de “meritocracia” que desplegó como bandera a la hora de contratar empleados públicos, resultan no menos que llamativas las palabras del Fiscal Stornelli respecto a la contratación de su hijo en el Estado, recogidas por La Nación: «Supe que estaban buscando personal y lo recomendé».

Ambos ex funcionarios macristas, se sabe ahora, mantienen desde sus épocas de «espías» relaciones con al menos uno de los hijos de «la vecina» de Cristina Kirchner, en la mira por su cercana relación con Leonardo Sosa y Gastón Guerra, los dos jóvenes de las agrupaciones de ultra derecha Revolución Federal y Nación de Despojados, que incitaban en las redes a ir contra la vida de la vicepresidenta.

1 Comment

  1. Quien pudo ver y escuchar a esta personaje debe ( debería) haber reconocido su capacidad de enfrentar cámara y micrófono que, podría también decirse hizo el deleite – y envidia- de algunas descarriadas y/o balbucientes por efectos de alcoholes» de su género ocupando sitios con llegada hacia lo público desde donde operan. Todos los datos expuestos aquí en la nota de Delgado Jordán, desborda evidencias contundentes del entramado mafioso que parece no tener solución en su continuidad dado el poder del aparato judicial en la Argentina, con los servicios incluidos que operan en connivencia. ¿Hasta cuando ?

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s