Un estudio genético revela características singulares de la comunidad neandertal más antigua

Un estudio científico presenta sus conclusiones de dos sitios del Paleolítico Medio.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Un padre neandertal y su hija. © Tom Bjorklund

Los análisis genómicos de los neandertales han proporcionado previamente información sobre la historia de su población y su relación con los humanos modernos, pero la organización social de las comunidades de neandertales sigue sin comprenderse bien. Un nuevo estudio científico presenta datos genéticos de neandertales de dos sitios del Paleolítico Medio en las montañas de Altai en el sur de Siberia, de la cueva Chagyrskaya y de la cueva Okladnikov, lo que convierte a este en uno de los estudios genéticos más grandes de una población de neandertales hasta la fecha.

Ubicación de las cuevas

El numeroso grupo de científicos encabezados por Laurits Skov, del Departamento de Genética Evolutiva del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Leipzig, Alemania, que publicó este miércoles sus conclusiones en la prestigiosa Revista Nature, utilizo la captura de hibridación para obtener datos nucleares de todo el genoma, así como secuencias mitocondriales y del cromosoma Y. Así encontraron que algunos neandertales de Chagyrskaya estaban estrechamente relacionadas, incluida una pareja de padre e hija y un par de parientes de segundo grado, lo que indica que al menos algunas de las personas vivieron al mismo tiempo.

Hasta un tercio de los genomas de estos individuos tenían segmentos largos de homocigosidad, lo que sugiere que los neandertales de Chagyrskaya formaban parte de una pequeña comunidad.

Cueva de Chagyrskaya © Bence Viola

Hace 54.000 años

En su nuevo estudio, explican desde el Instituto Max Plane, los investigadores se centraron en los restos neandertales de las cuevas Chagyrskaya y Okladnikov, que se encuentran a 100 kilómetros de la cueva Denisova. Los neandertales ocuparon brevemente estos sitios hace unos 54.000 años, y de sus depósitos se recuperaron múltiples restos de neandertales potencialmente contemporáneos. Los investigadores recuperaron con éxito el ADN de 17 restos de neandertales, el mayor número de restos de neandertales jamás secuenciados en un solo estudio. La cueva Chagyrskaya ha sido excavada durante los últimos 14 años por investigadores del Instituto de Arqueología y Etnografía de la Academia Rusa de Ciencias. Además de varios cientos de miles de herramientas de piedra y huesos de animales, también recuperaron más de 80 fragmentos de huesos y dientes de neandertales, uno de los conjuntos más grandes de estos humanos fósiles no solo en la región sino también en el mundo.

Los neandertales de Chagyrskaya y Okladnikov cazaban cabras montesas, caballos, bisontes y otros animales que migraban a través de los valles de los ríos que dominan las cuevas. Recolectaron materias primas para sus herramientas de piedra a decenas de kilómetros de distancia, y la presencia de la misma materia prima en las cuevas Chagyrskaya y Okladnikov también respalda los datos genéticos de que los grupos que habitaban estas localidades estaban estrechamente vinculados. Estudios previos de un dedo del pie fósil de la cueva Denisova mostraron que los neandertales también habitaron las montañas de Altai mucho antes, hace unos 120.000 años. Sin embargo, los datos genéticos muestran que los neandertales de las cuevas de Chagyrskaya y Okladnikov no son descendientes de estos grupos anteriores, sino que están más relacionados con los neandertales europeos. Esto también está respaldado por el material arqueológico: las herramientas de piedra de la cueva Chagyrskaya son muy similares a la llamada cultura micoquina conocida en Alemania y Europa del Este.

Los 17 restos procedían de 13 individuos neandertales, 7 hombres y 6 mujeres, de los cuales 8 eran adultos y 5 niños y adolescentes jóvenes. En su ADN mitocondrial, los investigadores encontraron varias de las llamadas heteroplasmias que se compartían entre los individuos. Las heteroplasmias son un tipo especial de variante genética que solo persiste durante un pequeño número de generaciones.

Los neandertales más orientales

Entre estos restos se encontraban los de un padre neandertal y su hija adolescente. Los investigadores también encontraron un par de parientes de segundo grado: un niño y una mujer adulta, quizás una prima, tía o abuela. La combinación de heteroplasmias e individuos relacionados sugiere fuertemente que los neandertales en la cueva Chagyrskaya deben haber vivido y muerto aproximadamente al mismo tiempo. “El hecho de que estuvieran viviendo al mismo tiempo es muy emocionante. Esto significa que probablemente provengan de la misma comunidad social. Entonces, por primera vez, podemos usar la genética para estudiar la organización social de una comunidad neandertal”, dice Laurits Skov.

Otro hallazgo sorprendente es la diversidad genética extremadamente baja dentro de esta comunidad neandertal, consistente con un tamaño de grupo de 10 a 20 individuos. Esto es mucho más bajo que los registrados para cualquier comunidad humana antigua o actual, y es más similar al tamaño de los grupos de especies en peligro de extinción o al borde de ella.

Sin embargo, los neandertales no vivían en comunidades completamente aisladas. Al comparar la diversidad genética en el cromosoma Y, que se hereda de padres a hijos, con la diversidad del ADN mitocondrial, que se hereda de las madres, los investigadores pudieron responder a la pregunta: ¿Fueron los hombres o las mujeres quienes se mudaron entre comunidades? Descubrieron que la diversidad genética mitocondrial era mucho mayor que la diversidad del cromosoma Y, lo que sugiere que estas comunidades neandertales estaban vinculadas principalmente por la migración femenina.

A pesar de la proximidad a la cueva Denisova, estas migraciones no parecen haber involucrado a los denisovanos: los investigadores no encontraron evidencia de flujo de genes denisovanos en los neandertales de Chagyrskaya en los últimos 20,000 años antes de que vivieran estos individuos. “Nuestro estudio proporciona una imagen concreta de cómo podría haber sido una comunidad de neandertales”, dice Benjamin Peter, también autor del estudio. “Hace que los neandertales me parezcan mucho más humanos”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s