Brasil: intento de Golpe de Estado contra Lula

A días de haber asumido la presidencia, centenares de seguidores ultraderechistas de Bolsonaro han asaltado las sedes del Congreso, la Presidencia y la Corte Suprema de Brasil en un intento de golpe de Estado para derrocar a Lula da Silva.

Se sabía que nada iba a ser fácil para el recientemente asumido presidente de Brasil, Lula da Silva, desde el mismo instante que el mandatrio saliente encendió los cuestionamientos a su legitimidad, agitando la bandera del fraude en las elecciones que lo consagraron, y abandonó el país antes de traspasarle el cetro presidencial.

Como en casi toda latinoamérica, la derechase manifiesta como republicana cuando gobierna, y se convierte golpista cuando es oposición.

Hace minutos, Lula anunció que decretó la intervención federal a las fuerzas de seguridad en Brasilia tras producirse ataques que cientos de simpatizantes de Bolsonaro, que se perpetraron esta tarde contra las sedes de los tres poderes públicos, en la capital, y advirtió que los «terroristas» que los protagonizaron «pagarán con toda la fuerza de la ley».

«Decreto la intervención federal en el distrito federal, que se limita al área de la seguridad pública, con el objetivo poner fin al grave comprometimiento del orden público», leyó Lula en un mensaje televisado. La intervención en Brasilia será hasta el 31 de este mes y su objetivo es poner fin a los actos de violencia en los edificios del poder público.

Lula acusó directamente Jair Bolsonaro, al sindicarlo como responsable de la movilización golpista en Brasilia. «Creemos que hubo falta de seguridad y quiero decir que todas las personas que hicieron esto serán encontradas y serán punidas», dijo Lula en Araraquara, estado San Pablo, donde estaba de visita por una tragedia producto de inundaciones.

«Lamentablemente, los que tenían que hacer la seguridad del distrito federal era la policía militar del distrito federal y no lo hizo; hubo una incompetencia, mala voluntad o mala fe, ustedes vieron las imágenes de cómo los acompañaban» a los manifestantes, comentó Lula. «Esos vándalos, que podemos llamar de nazis fanáticos, stalinistas fanáticos o mejor fascistas fanáticos, hicieron lo que nunca se hizo en este país», dijo en relación con los atacantes. Agregó que van a «descubrir quiénes son los financistas de estos vándalos que fueron a Brasilia», además de asegurar que «todos pagarán con la fuerza de la ley este gesto antidemocrático».

Luego, agregó que van a «descubrir quiénes son los financistas de estos vándalos que fueron a Brasilia», además de asegurar que «todos pagarán con la fuerza de la ley este gesto antidemocrático».

«Él estimuló la invasión a los tres poderes siempre que pudo y eso es responsabilidad de él», dijo Lula sobre Bolsonaro. «El agronegocio posiblemente también estuvo allá», comentó.

El líder del Partido de los Trabajadores mantuvo previamente una reunión de emergencia con sus ministros para tratar la situación en Brasilia, donde la turba de golpistas asaltó las sedes del Congreso, el palacio presidencial de Planalto y el Tribunal Supremo Federal buscando derrocarlo.

Lula mantuvo desde Araraquara mantuvo una reunión por videoconferencia con los ministros de Defensa, José Mucio Monteiro; de Justicia, Flavio Dino, y de Relaciones Institucionales, Alexandre Padilha. Lula se encontraba en esa localidad de San Pablo para comprobar en primera persona los daños causados la semana pasada por las intensas lluvias, que causaron la muerte de seis personas.

1 Comment

  1. A pesar del enorme movimiento de un sector de la patronal agroindustrial reaccionaria articulada con los camioneros ni bien el resultado electoral se confirmó, así también como las pequeñas acciones que demuestran que la clase obrera está dispuesta a resistir, muestran que este camino con el objetivo de un golpe sería una «aventura» para estos violentos influidos por el excecrable sujeto que destruyó el tejido social sembrando muertes evitables en pandemia y destilando un odio propio de un psicópata racista, homofóbico y cobarde. El conjunto de declaraciones de felicitación de los principales países del mundo a la elección de Lula, incluidos EE.UU. e Israel, descartan cualquier posibilidad real de efectivizar un golpe contra el gobierno elegido democráticamente por un muy lastimado pueblo brasileño.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s