El «empresario fantasma» y el premio de Larreta a la empresa que «por error» derrumbó 28 viviendas

Hay 30 familias que desde hace una semana pasan la noche a la intemperie sin que el gobierno de la Ciudad se haga cargo.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

A través de su gerenta general, Julieta Meroño, el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) preadjudicó hoy la Licitación Pública N° 69/22 para el Servicio de Mantenimiento Integral a llevarse a cabo en el Conjunto Urbano Barrio Soldati de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La misma resultó adjudicada a la empresa Villarex S.A. por un monto de $ 110.626.929,08 «por resultar su oferta conveniente, razonable y ajustarse a los requerimientos de la documentación licitatoria«.

Villarex es la misma empresa que, hace solo unos días, mientras realizaba trabajos para el Gobierno de la Ciudad, derrumbó por error viviendas en la Villa 31 y más de 30 familias quedaron en la calle.

En declaraciones realizadas hoy a AM750, la legisladora porteña del Frente de Todos, María Bielli, explicó que Villarex no cumplió el protocolo que se exige para llevar adelante el operativo de demolición de edificios. «Tienen que dar aviso a las viviendas linderas con diez días de anticipación, para prevenir, pero las vecinas y vecinos no fueron avisados«, detalló Bielli. Y agregó: «Además, no aplicaron medidas de seguridad y hubo un derrumbe posterior, que dejó un pasillo muy grande en el que vivían 23 familias. Tuvieron que ser desalojadas e intervino Defensa Civil para que se corrobore que no hay riesgo estructural«.

«Producto de la demolición se produjo un derrumbe en la casa lindera, que generó que muchas familias de ese sector quedaron literalmente detrás de los escombros. Cuando lograron salir, se produjo un incendio en el que una de las familias perdió absolutamente todo«, señaló la legisladora en sus redes sociales.

Hoy mismo, esta empresa que cometió el «error», parece ser premiada por el gobierno porteño para continuar con su tareas en Villa Soldati.

Empresario fantasma

Villarex es una de las tantas empresas con oscura formación en la Argentina. Fue constituida el 30 de diciembre de 2010 por Marcelo Adrián Arenales y Cecilia Griselda Echavarría, ambos casados y que declaraban vivir en la calle Espronceda 2560, de Ingeniero Budge.

Espronceda, aún hoy, y ubicada a pocas cuadras de Puente La Noria, es el nombre de una de las calles pobres del conurbano bonaerense.

Este hombre, Marcelo Arenales, en el acta 1 de la empresa, del 20 de abril de 2011 (poco más de tres mesas de creada la misma) renunciará junto con Echavarría a Villarex, trasladándose la empresa a una zona mucho más coqueta, Avenida del Libertador 8008 en el barrio de Nuñez.

Aunque a algunos les parezca sorprendente, esta persona, es solamente un «empresario fantasma» cuyo nombre está asociado a cerca de 90 empresas de dudoso origen en la Argentina, muchas de ellas contratistas del Estado; entre ellas, por ejemplo, Covelia SA, una de las firmas más importante en el millonario negocio de la basura, fundada en 1999.

El nombre de Marcelo Arenales fue utilizado en decenas de oportunidades para fundar empresas, las cuales al poco tiempo dejaba en manos de otros, muchas de las cuales aún siguen funcionando y, para colmo, el mismo Estado, que debería regularlas e investigarlas, las contrata.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s