Las pymes se suman con un persianazo

Por Javier Lewcowicz para Página 12

Varrias entidades pymes acompañarán el paro de actividades convocado por la CGT para la jornada de hoy. El planteo de los pequeños y medianos empresarios es que el deterioro del mercado laboral y del poder adquisitivo del salario los tiene como víctimas indirectas a partir de la caída de las ventas, que pone en una situación inestable a miles de establecimientos industriales. El “persianazo” pyme también advierte sobre la suba de costos por la cuestión tarifaria y el aumento de las importaciones de bienes de consumo. “El sector pyme emplea a cerca del 80 por ciento del universo laboral privado del país. Las decisiones económicas del gobierno nacional atentan contra el entramado productivo, lo hacen también de manera directa contra el trabajo de los argentinos y empeoran la ya complicada situación social que estamos atravesando”, señalaron en un comunicado las cámaras convocantes.

La lectura que buena parte del empresariado pyme comparte con funcionarios de la Secretaría de Industria del Ministerio de Producción es que más allá de algún plan de estímulo puntual, la política macroeconómica sustentada en el retroceso del salario real, apreciación cambiaria y altas tasas de interés con liberalización comercial genera un daño paulatino sobre la actividad industrial. Por eso el reclamo frente al Gobierno no se enfoca tanto en una medida concreta sino en un rumbo general, similar al planteo de las centrales obreras.

“Nosotros no buscamos confrontar con el Gobierno. A las pymes nos pusieron en este lugar de tener que defendernos para no sucumbir. Por eso fuimos al Congreso Nacional y a los municipios a pedir la declaración de emergencia económica. Con esa premisa participamos de la movilización del movimiento obrero del 7 de marzo y ahora apoyamos el paro en defensa de la producción y del trabajo. Seguimos esperando que el Gobierno tome nota y que cambie las señales”, indicó a este diario Ariel Aguilar, de la Confederación General Empresaria (Cgera). Consultado sobre qué medidas de parte de la administración de Mauricio Macri podrían modificar el panorama para las pymes, Aguilar señaló que en esa lista está la sanción de la ley de Defensa de la Producción y el Trabajo, la segmentación del universo pyme para planes de estímulo y tarifas, la puesta en marcha de un consejo de monitoreo de las importaciones, la reactivación del consumo a través de paritarias que superen a la inflación y que el eje de la política monetaria sean no sólo las metas de inflación sino también las metas de crecimiento y de empleo.

Los datos de la economía hasta ahora le dan la derecha a las pymes. Según las cifras que publica mensualmente la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), la producción de las pymes industriales cayó un 5 por ciento en febrero en relación al mismo mes del año pasado, completando 17 meses consecutivos de bajas. “El segundo mes del año volvió a ser malo para la mayor parte de los sectores fabriles, especialmente para calzados, textiles, muebles, minerales no metálicos y productos químicos, que finalizaron con retrocesos profundos”, indicó la entidad. El informe de CAME agregó que “en materia de rentabilidad cayó al 43,9 por ciento la proporción de empresas con signo positivo, mientras que subió de 21 al 24,5 por ciento la cantidad de industrias con rendimiento negativo y otro 31,6 se mantuvo sin variaciones”.

De alguna manera el Gobierno en las últimas semanas ha tomado nota del reclamo de los gremios y de los pymes. Lo hizo a través de la parcial marcha atrás de Precios Transparentes (que había puesto una traba al consumo), la renovación de Ahora 12 y Ahora 18. Además, prometió poner a disposición los planes Repro para sostener el empleo en las empresas en crisis y lanzó varios acuerdos sectoriales. Con el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el titular de Trabajo, Jorge Triaca, a la cabeza, el Gobierno negocia con sindicatos y cámaras para apaciguar el clima de protesta. De hecho, por estos días varias entidades pymes optaron por bajar decibeles y continuar con las negociaciones. Aun así, además de Cgera, convocan al “persianazo” la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN) y el Movimiento de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino y Pymes SUR.

“El Gobierno pareciera que algo está tomando nota de la situación pero todavía no se siente en la economía. Nuestro apoyo al paro de la CGT responde a razones coyunturales y razones históricas. La defensa de la producción nacional nos pone en la misma vereda que los trabajadores. Hay proyectos que tienen que revitalizarse como la Ley de Compre Nacional. Con respecto a las importaciones, nadie pide el cierre sino la administración, lo mismo con el tema tarifas, en donde las subas tienen que ser más moderadas”, dijo a este diario Aldo Lo Russo, secretario general de Camima, que agrupa a las empresas metalúrgicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s