Reseñas Caprichosas – “Poemas, cosas y canciones” de Leni Rodríguez: sentimientos a flor de piel

Por Gustavo Yuste para La Primera Piedra

 

El libro Poemas, cosas y canciones (Peces de ciudad, 2017) de Leni Rodríguez trae consigo textos cargados de una emotividad y sensibilidad fuertes. Tanto en verso, prosa o en sus canciones, el autor parece escribir a pecho abierto, mezclando descripciones certeras, imágenes simples y, al mismo tiempo, una lírica espesa a lo largo de todo el libro. Además, la autobiografía, lo político y el humor también desfilan a lo largo de sus hojas.

Sobre el autor

Leni Rodríguez nació en Comodoro Rivadavia, Chubut, en 1982. Vive en Buenos Aires desde 1989. Es compositor y letrista. Junto a Santi Martínez escribió más de 40 canciones y también realizó letras para la banda El Kuelgue. Además, trabajó como guionista para el programa “Guiso de Confianza”. Estudia Sociología en la UBa y dramaturgia con Mauricio Kartún.

Sentimientos a flor de piel

La literatura, a pesar de lo que pueda llegar a pasar a su alrededor, parece tener siempre sus propios tiempos. Así, a pesar de que todas las brújulas se direcciones a un terreno lleno de insensibilidad, aparecen libros como Poemas, cosas y canciones (Peces de ciudad, 2017) de Leni Rodríquez que en vez de esconder a los sentimientos, los muestra a flor de piel y a través de distintos registros.

Se puede decir que en Poemas, cosas y canciones hay, ante todo, un autor sincero y textos que a pesar de sus diferencias conforman una costelación que ayuda a trazar el universo artístico y literario donde se mueve Leni Rodríguez. Para comenzar, en su poesía se puede ver un factor claro que ayuda a entender esa variedad dentro de u obra: la convivencia entre imágenes certeras, versos simples cargados de potencia, con fragmentos cargados de un lirismo alto y espeso. Todas son herramientas de las que Rodríguez hecha mano a la hora de mostrar una sensación.

Un ejemplo claro de eso: mientras en un poema se puede leer “Hoy te busqué en la distancia más corta,/ que es la sonrisa de dos extraños que se vuelven a ver”, inmediatamente en la hoja siguiente, se encuentran los siguientes versos: “El cándido vínculo que te apega a esa estrella/ es ya, irremediable delirio”.  En definitiva, dos caras de una misma moneda.

En segundo lugar, dentro de la sección “Cosas” del libro de Leni Rodríguez, pueden encontrarse otros registros en los que el autor muestra soltura a la hora de la expresión. A veces rozando lo ensayístico y lo autobiográfico, el humor, la política y el amor desfilan a lo largo de textos que no escatiman en la prosa poética o la firmeza a la hora de dar afirmaciones. “Todo aquello que ensucie y huela mal adquiere probabilidad artística. El arte es fracaso y fracasar es hermoso. Todo valor estético se subsume a ello”, escribe el autor en uno de esos textos.

Por último, el apartado “Canciones”, escritas en coautoría con Santi Martínez (músico integrante de El Kuelgue) muestra otra faceta de Rodríguez, aunque sin descuidar la sentimentalidad y, por ende, honestidad que caracteriza al libro en su conjunto. En las letras de esta sección, como en el caso de “Canción para Jacobo Fijman”, el autor juega con la multiplicidad de sentidos, deja abiertas interpretaciones y hace de la austeridad de palabras un arma potente. De esta manera, en un libro pueden entrar muchas voces del mismo autor, aunque la sensibilidad a flor de piel que se distingue en Poemas, cosas y canciones, lleva la marca ineludible de Leni Rodríguez.

qqq

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s