Precios (des)cuidados

La política del falso control del gobierno de Cambiemos en torno a los Precios Cuidados

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan

Precios Cuidados no hará falta porque vamos a bajar la inflación” nos decía Mauricio Macri en plena campaña presidencial en 2015. “Yo quiero que los argentinos puedan ir al supermercado y en la primera semana o en el quinto mes los precios sean los mismos, como les pasa a los uruguayos, a los chilenos, a los paraguayos que no les aumentan los precios todas las semanas“.

Pero, tres años después, ni una cosa ni la otra. Los precios aumentan desmesuradamente, la inflación de los últimos 12 meses fue del 45,9% y los Precios Cuidados hacen mucha, pero mucha falta.

Atacado sin reparos por la (entonces) oposición, el programa Precios Cuidados vio la luz en 2014 con la idea de brindar “precios de referencia que sirven para comparar con los otros precios en la góndola, evaluar las diferencias y elegir comprar contando con la información necesaria”.

Hoy en día, esa entonces oposición, utiliza Precios Cuidados en sus spots como parte de la campaña publicitaria de gobierno. El mismísimo ministro Dante Sica salió hace un par de meses a decir que “Ampliamos y fortalecimos el programa Precios Cuidados trabajando en conjunto con las industrias y las diferentes cámaras de supermercados. Hicimos especial foco en la canasta básica de alimentos, asegurando que estén representados los principales productos a precios accesibles“. Pero, nuevamente, el discurso marketinero del gobierno se estrella contra el verdadero Plan de Gobierno de las huestes macristas: El Plan de Negocios que tiene su norte en la continua transferencia de ingresos; primero de las clases populares y luego, Caputo y su “Champion League” mediante, del súper endeudamiento con destino a los bolsillos de la NeoAristocracia.

En una primera etapa los objetivos de Cambiemos se movieron en torno a una “transferencia directa de activos”, donde a través de reformas impositivas (como la quita de retenciones) y #tarifazos (en los servicios), la pequeña riqueza per capita acumulada en millones de manos fruto de “la década ganada” y que se transformaba en consumo, se vio redirigida a los denominados “Dueños de la Argentina”, latifundistas y empresarios del área de energía y servicios. A esta primera etapa le siguió, luego, la que denominaremos “transferencia indirecta de pasivos” y es la que opera en el mercado financiero de la bicicleta especulativa sostenida por el endeudamiento y a través de la cual los inversores fugaces no productivos reciben “indirectamente” los dólares del endeudamiento externo argentino del cual se harán cargo, nuevamente, los no beneficiarios.

Entonces, cerca de los globos amarillos pero lejos de la realidad, con productos que no responden a las necesidades cotidianas del consumidor o, cuando lo hacen, aumentan aún por encima de la descomunal inflación, con falta de controles que se evidencia en la escasa presencia en las góndolas de los supermercados, el programa Precios Cuidados se ha convertido solo en maquillaje marketinero que oculta una realidad tan virtual como los viajes presidenciales en colectivo o el “siempre estuvimos comprometidos con la verdad” del discurso de Macri ante el hallazgo del ARA San Juan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s