Militando el ajuste literario

LibroPlaya.png

Las trabacaciones no se han hecho solamente para comer tierra y alimentos vencidos. También es necesario nutrir el espíritu. Hoy nos adelantamos a los grandes medios con la reivindicación de las librerías de usado ─compra-venta-canje─, antaño llamadas “de lance”, y la oferta de las editoriales independientes.

Por Silvina Belén para Noticias La Insuperable ·

Si le festejamos el cumple a nuestros hijos en la plaza con la bebida más sana, el agua de grifo, como reina de la fiesta, no sería bueno dejar de experimentar con los placeres de la incertidumbre que nos proponen disfrutar los libros pasados de moda o privados del mimo de la reedición perpetua.  Con suerte también podríamos florearnos con el sobaco ilustrado por alguna vieja edición de un clásico injustamente olvidado: alimentar el espíritu y mejorar a la vez nuestro marketing personal no son imposibles cuando la crisis aprieta pero no ahorca a las personas ávidas, en el fondo, de cultura económica.

Resultado de imagen para vieja edición del Fondo de Cultura Económica México

En nuestro país aún sobreviven muchos emprendedores que han hecho de esos objetos rectangulares llamados libros ─Karl K. Koreander dixit─ su medio de lucro en desmedro de la cerveza artesanal.  Curtidos en el arte del regateo, compran a precio vil bibliotecas de finados que desprecian herederos ávidos por deshacerse del papel envejecido. Con ese material llenan puestos en plazas públicas no larretizadas, montan locales y librerías de viejo en todas las ciudades. En verano migran a la costa atlántica para sacarle un poco de jugo a la temporada por más gasolera que se presente. Compran por nada, venden barato o canjean dos por uno.

Resultado de imagen para la historia sin fin señor koreander
Karl Konrad Koreander (La Historia Interminable)

Si usted, señora o señor con hambre de letra impresa, contempla con la ñata contra el vidrio de las megalibrerías todas esas onerosas ediciones de Tusquets, Anagrama o Alfaguara que las facturas de luz han convertido en inalcanzables, sepa que tiene un aliado en la austeridad: el librero de lance. ¿Qué espíritu práctico sacaría un crédito UVA para leer a un advenedizo como Ishiguro ─que, para más inri, cotiza en euros cada oración que escribe─ teniendo a disposición por monedas a, por ejemplo, los maestros rusos o norteamericanos?

militlit

Los que ostentan sólidas culturas dirán con dolor de bolsillo que ya han leído ─y releído─  a los clásicos, que desean sentir los nuevos aires de las plumas contemporáneas, sumergirse en el mar de nuevos estilos. Ellos tampoco tienen excusa para el lamento: las editoriales independientes están a la vuelta de la esquina del ahorro. Por menos de lo que cuesta una Pizza Prat es posible alzarse con un ejemplar de cualquiera de los enfant terrible de la vanguardia más refinada.

Globótica

Estas editoriales alternativas son capaces de ofrecer por sumas irrisorias obras que un agente literario europeo le hubiese cotizado en oro a Carlos Barral, el hombre que pagó con pérdidas irreparables su ninguneo a Gabo. Acá cualquier hijo de vecino amante de la ciencia ficción, por nombrar un caso, se puede ir a casa con un tomo de Globótika, obra de nuestro compañero de redacción Guillermo Delgado Jordan, con solo desembolsar calderilla.

patmillit

Resultado de imagen para patricia malanca

Ya no hay excusas. Como puede verse, militar el ajuste literario es menos peligroso que otras militancias, mucho menos que la alimentaria, por cierto. Una aliada en esta iniciativa es la muy tanguera Patricia Malanca, cuyo espíritu popular no le impidió cultivar la ironía mientras engrosaba su biblioteca.


 

LibroPlaya.png

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s