¡Venezuela nos necesita alegres!

SÁTIRA | Por Onó, el Insuperable ·

Recuperar la alegría debería considerarse prioridad nacional. Es menester que la cruzada en apoyo del flamante paladín venezolano sea tema excluyente en la mesa y en la pantalla del angustiado vecino.

Imagen relacionada

Cuánto pesar se percibe en las buenas gentes que abrazaron el cambio con fervor. Cuánto buen hombre temeroso de Dios, padre de familia y digno propietario ha perdido la alegría por culpa del satánico Nicolás Maduro. La falta de libertad que aqueja al venezolano la siente el recto vecino de la patria como afrenta personal.

El Estadista, para devolverle lo antes posible la sonrisa a sus compatriotas, no dudó un instante en aprovechar el aire fresco venido desde las más profundas entrañas democráticas y reconoció la indiscutible autoridad de Guaidó, Presidente legítimo de Venezuela, que agradeció el apoyo haciendo suyo el “¡Sí, se puede!” del benefactor de Argentina. Los conversos que supieron escuchar la prédica de Mauricio lo imitaron al instante: Sergio, Juan Manuel y Miguelito felicitaron al nuevo mandatario con parabienes libertarios.

alpargatas

La alegría, sin embargo, no retornó plena a la vecindad amante del republicanismo. La rapidez del benefactor fue aplaudida pero la sombra ominosa de Vladimiro conjuró lo que hubiese debido ser felicidad a raudales. Ni las chanclas de don Roberto ni las alpargatas de Juan Manuel pudieron devolver esa sensación de bienestar nacional, de fiesta cívica de entre casa tan necesaria para reconfortar a los hombres y mujeres compungidos a causa de las tropelías del cartero, discípulo de Chávez para más inri, devenido en tirano.

enseñanza-e1.jpg

Hasta los bichicomes de la estirpe del zaparrastroso Pepe se insolentaron desde la otra orilla con veleidades de autodeterminación que solamente nos trajeron la imagen de un temible Luis Zamora, veterano zurdito impenitente, fogoneando asambleas populares subversivas alineadas con el eje del mal chavista, extendido desde el Kurdistán hasta el enclave secesionista mapuche, como nos enseñó Pato en magistral clase de geopolítica jamás olvidada.

zamora

Las cacerolas volvieron a las esquinas para incentivar más apoyo a Juan Guaidó, más espíritu caprilesco y más contención a Catherine Fulop, todo al son de la música celestial de Montaner. Hasta Guga se acercó con su pancarta para denunciar la infamante acusación contra USA de los conspiranoicos K que esgrimen codicia de petróleo detrás de las lecciones democráticas de Donald al autócrata Nicolás. El argentino cambiemista no es solo recto, derecho y humano, también es libertario e inclemente azote de opresores.

El egregio Barba, ecuatoriano de pro, arengó a la tropa juvenil del cambio para que profundizara su solidaridad con los sufridos habitantes de la Venecia suramericana de la que supo ser ilustre amigo. Por eso Píter no dudó en comunicar desde el púlpito urbano la buena nueva a la entristecida vecindad: el Presidente apoyará al valiente Guaidó hasta las últimas consecuencias, sin miedo a los mercenarios rusos que Putin armó hasta los dientes para mojar la oreja de la libertad.

Recuperar la alegría debería considerarse prioridad nacional. Es menester que la cruzada en apoyo del flamante paladín venezolano sea tema excluyente en la mesa y en la pantalla del angustiado vecino. Hay que repudiar al insensible que pretenda desviar la atención con nimiedades inflacionarias o intrascendentes detalles tarifarios del ámbito doméstico. ¡Venezuela nos necesita alegres! Tenemos que luchar a brazo partido para convertir a nuestro Mauricio en adalid continental, en pesadilla de los tiranos. Es por ahí. ¿O no?


alpargatas

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s