La contaminación macrista

El desvirtuado Movimiento Popular Neuquino (MPN) pronto enfrentará una prueba ardua. Las elecciones de la provincia podrían constituirse en anticipo de la tendencia nacional. Los comicios para elegir gobernador, vice y diputados locales del próximo 10 de marzo serán los primeros del país en 2019.

Omar Gutiérrez

Por Alejandro Enrique para Noticias La Insuperable ·

Omar Gutiérrez, del MPN, gobernador y candidato a la reelección, no desentonaría en una lista de Cambiemos o en algún retiro espiritual de pura cepa PRO. A pesar de los tardíos disimulos y los intentos por distanciarse en apariencia del macrismo, sigue siendo uno de los pilares de la más rancia derechización del movimiento políticamente hegemónico en Neuquén.

Por sobre cualquier juego de palabras, la impopularidad de muchos de los representantes del MPN creció sin pausa ante las muestras de connivencia con Cambiemos que desplegaron sin grandes pudores. Alma “Chani” Sapag y (Carmen) Lucila Crexell, sin ir más lejos, se acoplaron en cuerpo y alma a la más retrógrada esencia macrista cada vez que su voto fue requerido en el Congreso por el oficialismo. No se contentaron solamente con genuflexiones a mano levantada, también ensayaron discursos justificativos al mejor estilo cambiemista.

Resultado de imagen para chani sapag y lucila crexell
Carmen Lucila Crexell           |        Alma Sapag

Ahora que el bienestar ─precario en la realidad─  de la provincia blandido por el gobernador en sus arengas proselitistas pende de un hilo, la sombra del voto castigo amenaza a los quintacolumnistas enquistados en el movimiento que otrora supiese honrar a don Felipe Sapag. El retorno de la esperpéntica figura de Jorge Sobisch ─ahora por fuera del MPN─ refleja los efectos decadentes que produce el veneno de la infiltración macrista en los partidos provinciales que en otros tiempos esperanzaban al electorado.

NQN_Mbus

La Ciudad de Neuquén, convertida en capital amarilla de la provincia bajo la égida de “Pechi” Quiroga, es hoy por hoy remedo del Buenos Aires PRO que se atrinchera tras metrobuses y loas al vecino empachado de propaganda rimbombante.  Desde la más importante urbe patagónica, huérfana desde hace años de la impronta de Jaime de Nevares, parten hacia la periferia los mismos cantos de sirena que obnubilaron el entendimiento de las clases medias porteñas. Este paralelismo quizás envalentone a los personeros del macrismo apoltronados en el MPN, que confían en la fuerza de la ingeniería del engaño durambarbiano.

Quiroga

Según declaraciones de Ramón Rioseco, candidato a gobernador  por Unidad Ciudadana-Frente Neuquino, “en Neuquén Macri juega con dos candidatos: Quiroga (intendente de la capital y postulante de Cambiemos) y Gutiérrez (el actual gobernador y aspirante a la reelección por el Movimiento Popular Neuquino)”. Alberto Fernández sintetiza en una frase la metamorfosis del partido provincial: “Hace mucho tiempo que el MPN no se parece al MPN”.

La contaminación macrista es una realidad que ha devaluado la política en todos sus niveles. Como en el ámbito económico, es difícil saber hasta qué punto llegará la depreciación. Tal vez las próximas elecciones neuquinas se constituyan en el primer indicio a tener en cuenta para prever los alcances de un fenómeno parasitario tan devastador.

Alenric  @ale_enric


NQN_Mbus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s