El ministro millonario

Mientras se intenta mostrar una imagen de austeridad, desde el ministerio de Cultura de la Ciudad se realizan inexplicables contratos millonarios

Por Tomás Palazzo para Noticias La Insuperable

Corre entre bambalinas el rumor que la Ciudad de Buenos Aires funciona como una suerte de caja chica del PRO, desde donde se filtran millones en sobrepagos que terminan luego convertidos en globos de campaña, o se remuneran favores a adeptos o, directamente, se “fabrican” contratos que, como la gota constante que pierde la canilla, pasan desapercibidos, pero terminan convirtiéndose en una marea de dinero que mucho no se explica a donde va ni para qué.

Dentro de esta tesitura, los dedos acusadores señalan en reiteradas oportunidades al ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires comandado por Enrique Avogadro, un hombre fiel a la cuasa cambiemita desde su época de Director de Industrias Creativas del Mauricio Macri Jefe de Gobierno porteño.

Las resoluciones mediante las cuales Enrique Avogadro realiza contrataciones llaman poderosamente la atención por la carencia de especificaciones en su confección. Y no exageraríamos si hablamos de que dichas contrataciones se cuentan por millares.

El texto es similar en todas ellas:

Artículo 1º.-Apruébase la contratación de la persona cuyos datos personales se consignan en el Anexo IF N° XXXX-XXXXXXXX-MCGC y que a todos sus efectos forma parte integrante de la presente.

Artículo 2º.-Autorízase a la Dirección General de Contaduría a incluir el importe correspondiente al Contrato de Locación de Servicios Artísticos que se aprueba por el Artículo 1º de la presente, en una Orden General de Pago.

Artículo 3º.-A los efectos del cobro, deberá adicionarse la certificación de servicios correspondiente. El contratado deberá proceder a la apertura de una Cuenta Corriente o Caja de Ahorros en el Banco de la Ciudad de Buenos Aires, Casa Matriz o Sucursales, a los fines de que el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deposite los honorarios correspondientes.

Artículo 4º.-El contratado se comprometerá a comunicar fehacientemente los datos de la apertura de la cuenta precitada a la Dirección General de Tesorería.

Artículo 5º.-El gasto que demande la presente se imputará en la respectiva partida del presupuesto del año 2019.

Artículo 6º.- Publíquese…

Y en los considerandos, básicamente se especifica que “se ha evaluado la calidad e idoneidad que reúne el contratado, y la considera acorde con la jerarquía que se quiere dar al servicio”

O sea, se contrata a una persona no especificada y “que figura en el anexo”, de la cual “alguien no especificado” evaluó y considero idoneo para realizar un servicio tampoco determinado en la Resolución, ni se detalla el tiempo (horas, días) que le dedicará.

Para conocer a quién se contrata, entonces, nos adentraremos en los anexos (siempre archivos PDF – no googleables). Y nos encontramos allí que se pagan fortunas por servicios detallados vagamente y para contratados que, muchas veces, cuesta encontrarle el “perfil” cultural.

Para no aburrir con los ejemplos, expondremos tan solo tres de los casos presentes en el Boletín Oficial de hoy, pero que se reiteran indefinidamente desde hace años y años, todos los días hábiles sin excepción.

Ejemplo 1: Resolución N° 462/MCGC/19

En el anexo correspondiente vemos que fue objeto de contratación una tal Delfina Sago, quien prestará servicios como “evaluadora cultural” por lo cual percibirá un sueldo de 50.000 pesos mensuales (600.000 en el año).

Delfina Sago resulta ser una Psicóloga de la Universidad del Salvador, la cual desde hace unos 6 años se desempeña en “Espacio Pares”, el cual co-fundó, y con una importante trayectoria en diversas fundaciones y asociaciones, según detalla en su Linkedin en el cual no especifica nada sobre recibir 50 lucas por mes por ser “evaluadora cultural”.

Ejemplo 2: Resolución N° 468/MCGC/19

En este caso, el anexo nos especifica que la contratada es una tal Graciela Susana Antúnez, que se desempeñará como “Promotora artístico-cultural” recibiendo mensualmente un importante sueldo de 71.000 pesos (852.000 en el año).

Graciela Susana Antúnez es una mujer que en este 2019 cumplirá 67 años, la cual se ha desempeñado como escribana pública en el pasado y de la cual no hemos encontrado más datos (mucho menos aún sobre sus capacidades como promotora artístico-cultural).

Ejemplo 3: Resolución N° 469/MCGC/19

En esta oportunidad la contratada es Victoria Acilu, la cual recibe como “Productora General Artística en las acciones de Arte Público” el importante sueldo de 68.000 pesos mensuales (816.000 al año).

Victoria Acilu es la vestuarista que sabe vestir al imitador Martín Bossi en su caracterización de Cristina Fernández de Kirchner.

No es intención de este artículo el desmerecer la actividad cultural ni a quienes la realizan, sino llamar la atención a los funcionarios que deben rendir cuenta de sus actos de gobierno así como del dinero que gastan, siendo su obligación expresarlo con la claridad que los montos expuestos ameritan.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s