¡Cuidado con los neuquinos!

SÁTIRA | Por Onó, el Insuperable ·

NQN_RG

La costumbre de votar a cada rato entraña riesgos perversos. No en vano lo advirtió la Vicepresidenta con su habitual claridad en 2017. Esta vez el vicio de sufragio a saturación amenaza una provincia cuyos vecinos, acostumbrados al derroche de la bonanza petrolera,  se encuentran en medio de la reeducación para el cambio.

Los docentes republicanos del MPN que, con la didáctica venia de Mauricio, vienen instruyendo a tan díscolos habitantes deben someterse a la voluntad de un alumnado con poca contracción al estudio pero mucha avidez por la vida fácil y el caballo regalado al que tienen hasta el tupé de mirarle los dientes. El profesor Omar deberá someterse a la voluntad de unos discípulos que todavía añoran el tercermundismo de un curita impertinente que, simulando campechanía, se hacía llamar don Jaime.

Resultado de imagen para jaime de nevares
Don Jaime de Nevares

No quieran imaginar las tribulaciones que padecerá el Gobernador Gutiérrez en su despacho de la calle Roca mientras aguarda que la chusma, mimada por los populistas Ramón y Darío ─bendecidos por la jefa de la banda─, decida si será reelecto. Al hombre, literalmente, ya lo deben tener seco, con ganas de tirarse al río Limay. Una bofetada inmerecida para un prócer del cambio, huésped del egregio Pechi en la Capital neuquina que, a la luz de tanta perfidia, mejor hubiese sido que siguiera en Chos Malal.

GutCap
Omar Gutiérrez y Toto Caputo

Con amor y pedagogía, como suele hacerlo la gente de orden, el sobrio Diputado Leandro López, conocido experto en longevidad cambiemista, rogó cordura a la insaciable plebe que aún insiste en tirar manteca al techo porque equivocadamente cree que la vida es corta. “No entendieron nada, insensatos”, habrá tenido ganas de decir el animoso Leandro.

LLopez

Mientras Rioseco, el piquetero que supo embrujar dos veces al noble terruño de Cutral Có en tiempos de cleptocracia, y Norman Martínez, forastero que se hace llamar Darío, que quiso ser contador como el gran jujeño Gerardo y el Gobernador don Omar pero no le dio el piné, prometen alargar los setenta años de fiesta, el neuquino de orden tiembla ante la chusma ávida de orgías de derechos  con manzanas regaladas. Es imperdonable que nadie haya atinado a llevar a disertar al Diputado Olmedo para instruir al desprevenido sufragante.

Mañana sabremos si el ejército del infalible Mauricio estuvo a la altura de estas circunstancias. El soberano debe ser encauzado porque puede errar, dejarse llevar por la inercia populista. La metodología patriótica debería aplicarse sin hesitar en comicios de este tipo. Confiemos en que El Estadista haya sido inflexible al impartir las órdenes y que el ruego de Leandro el animoso no termine ahogado en el Helesponto del sufragio irresponsable.

Resultado de imagen para leandro y Hero
Hero y Leandro

En este trance, todos somos Neuquén. ¡Cuidado con los neuquinos aún no terminados de reeducar en el cambio! Como Roma, la revolución cultural no se hace en un día. Cuando el mejor equipo termine su cruzada de modernización seguramente podremos gozar de la ansiada panacea del voto cualificado, digno de la gran vecindad nacional forjada en el mérito. Empecemos a olvidar eso de lo mismo un burro que un gran profesor. Por algo tenemos a nuestro invicto Estadista y sus aventajados discípulos. ¿O no?


NQN_RGSobNqNd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s