Pese a ser monumento histórico, buscan demoler el Luna Park para hacer oficinas

El edificio le pertenece a la Iglesia. Un grupo inversor europeo está interesado en comprarlo por U$S 40 millones para hacer un edificio de oficinas. El Luna Park es Monumento Histórico Nacional desde 2007.

Por la Redacción de Nueva-Ciudad

qq

La Iglesia quiere desprenderse del estadio Luna Park y en su lugar pretenden levantar un edificio de oficinas. Inaugurado en 1932, fue donde velaron a Gardel, se conocieron Perón y Evita, boxearon leyendas como Bonavena y Locche y se casó Maradona. Un grupo inversor europeo quiere construir un edificio de oficinas de 40 pisos.

El estadio fue construido en 1932. La Iglesia Católica, quiere desprenderse del inmueble que le legó en 2013 Ernestina Devecchi de Lectoure, que lo administró más de cinco décadas, tras la muerte de su esposo, Pepe, uno de los fundadores. Ella donó el 95% a Cáritas, dependiente del Arzobispado de Buenos Aires, y a la orden salesiana de San Juan Bosco. Tiempo después compraron el otro 5 %, que había quedado en manos de Juan Carlos “Tito” Lectoure.

“Tito” Lectoure fue promotor de boxeo y ayudó a consagrar a trece campeones mundiales argentinos. En ese entonces la dueña era su tía política -y compañera y amante en la intimidad-, Ernestina Devecchi de Lectoure.

El Luna Park es Monumento Histórico Nacional desde 2007, por un decreto de Néstor Kirchner. La venta del predio podría ser del orden de los U$S 40 millones, según publicó Clarín. Pero para ser vendido se necesitaría que la Comisión de Patrimonio Cultural cambie la preservación estructural del edificio y de la histórica fachada. Además, sería imprescindible que la Ciudad modificara la zonificación de la manzana, declarada Área de Protección Histórica. Para esto, habría que reformar el Código Urbanístico sancionado en enero pasado. Esto necesitaría la aprobación de la Legislatura.  

En el Ejecutivo porteño aseguran que una modificación para una hipotética edificación es casi imposible. Requeriría el acuerdo de las dos instituciones propietarias y el visto bueno de la Legislatura y de la Comisión de Patrimonio, que depende de Nación.

En 2001 Lectoure aceptó que la Ciudad declarara al Palacio de los Deportes como Sitio de Interés Cultural. En 2007, Esteban Livera, sobrino de Tito y heredero natural, logró que Néstor Kirchnerfirmara el decreto 123/07 para declarar al Luna Park Monumento Histórico Nacional.

En abril de 2015, un plan de reforma llegó hasta el Vaticano de la mano del productor de televisión Adrián Suar y de su hermano. En la audiencia con Guillermo Karcher, secretario personal del Papa, los empresarios presentaron planos y maquetas de un proyecto que planeaba convertir el galpón de Bouchard y Corrientes en un centro ecuménico multirreligioso. Trascendió que la idea había sido bien recibida y hasta se especulaba con una posible inauguración en 2017, pero el tema nunca más reapareció en la agenda. Tampoco hubo novedades del interés inicial de la productora Time for Fun de quedarse con la propiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s