La poesía como vehículo para contar peripecias de una historia

Sobre “Modos de buscar refugio”, el libro de la santafesina Giselle Aronson

Por Marcos Bertorello para El Outsider Digital

qq

La editorial Halley tiene una muy buena y original colección que se llama Narrativa en verso. Se trata de recuperar una vertiente muy propia de la poética clásica: hilvanar los sucesos de una historia con la forma expresiva del lenguaje lírico. En la literatura del Río de la Plata, existen antecedentes ilustres y fundantes de esta apuesta: el poema nacional Martín Fierro sería uno de ellos.

De cualquier modo, lo que sigue en pie (y que da razón a la colección en sí misma) es el entrecruzamiento entre dos modos expresivos diferentes: la narración y la poesía. O dicho de otro modo, anclar el filo enigmático de la poesía como vehículo para contar las peripecias de una historia. Y si tenemos en cuenta algunas de las discusiones contemporáneas del género (el verso blanco o libre, la búsqueda deliberada de un ritmo prosístico, la puesta en cuestión de la metáfora como exclusivo tropo retórico, etcétera), la apuesta estética de la editorial se convierte en algo más original e inquietante: ¿qué razones tendríamos hoy por hoy para contar una historia en verso?

El libro de Aronson redobla la apuesta: no solo bucea en las formas líricas para narrar, sino que ancla su propuesta en un formato muy propio del siglo pasado y que, por su forma, siempre se lo consideró primo hermano de la poesía: el cuento.

En este sentido, Aronson logra un libro eficaz por partida doble: por un lado cuenta seis historias pequeñas, cotidianas, en las que el núcleo enigmático del sentido se pone en juego en el centro mismo de la anécdota. Y por otro lado, la respiración asmática del verso, esa fiesta retórica que supone la distribución juguetona de las palabras, pone en la superficie de la lectura la misma fibra poética de las historias. De este modo, vemos desfilar diferentes situaciones: un encuentro de seducción, las vicisitudes de los que viven al margen, un día en la vida de una tal Elvira, un sueño, una mudanza y las eternas dificultades en la comunicación humana.

 

Modos de buscar refugio

Giselle Aronson

Halley Ediciones

50 páginas

2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s