Vicentín: La conexión offshore

Los documentos que establecen el entramado que movió capitales vía Paraguay, Uruguay y Panamá.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

Mientras se concreta la intervención de Vicentín, también avanza la investigación sobre el vaciamiento de la empresa a través de un complejo entramado de subsidiarias y compañías offshore. Los ojos recaen, principalmente, en las “Nacadie”. Un grupo de acreedores del grupo denunciaron a la firma nacida en Avellaneda por presunto lavado de dinero. Desde la firma de abogados Moyano y Asociados, que patrocina a los acreedores, tienen una sospecha bastante investigada: el dinero de Vicentín Paraguay que salió como exportación de granos se efectivizó con la delegación guaraní en su rol de broker y no de productores tradicionales.

En Paraguay, Vicentín se constituyó en Asunción, con activos desconocidos y con sus caras visibles como directivos: Gustavo Nardelli y Alberto Padoán. A partir de testigos se logró establecer que esta empresa funcionaba como corretaje agropecuario.

Vicentín Paraguay es accionista y controlante de Renova S.A, en asociación de Oleaginosa Moreno e Hijos SA, cuyo controlante es Glencore Finance Bermudaz Inc. de la jurisdicción de Bermudas. Según informara Glencore, y la propia Vicentin S.A, el 2 de Diciembre de 2019, Vicentin S.A – en realidad Vicentín Paraguay S.A – vendió el porcentaje de 16,67% de sus acciones a Oleaginosas Moreno e Hijos ( Glencore).

Glencore, la oscura historia del socio de Vicentin ... | Página12

Glencore es vista por muchos economistas en el mundo como la multinacional que crea sociedades para sortear el pago de impuestos, de mínima, y liquidar empresas en países emergentes, de máxima. Vicentín se encuentra técnicamente en cesación de pagos, desde el 4 de diciembre pasado, con un concurso preventivo abierto en la justicia civil y comercial de Reconquista, en donde ya se han presentado más de 2000 acreedores. Antes de ingresar al “pagadios” Vicentín cedió para pagar deudas comerciales un tercio de su participación en Renova S.A al grupo Glencore, indica el periodista Héctor Galiano, el cual pasó a tomar el control total de la empresa al adjudicarse el 67 % de las acciones, perdiendo Vicentín el control de la empresa estratégica.

Vicentín, que obtuvo el polémico crédito de 18 mil millones de pesos del Banco Nación el año pasado – por el cual la UIF acaba de pedir la inhibición de bienes a Mauricio Macri entre otros– tuvo en 2015 las cuentas embargadas por un juicio perdido con una entidad financiera que auxilió al grupo, de acuerdo a lo que surge en la causa IJG TOF B.V c/ Algodonera Avellaneda, que se tramitó ente el Juzgado Nacional en lo Comercial 31. La entidad financiera inicio acciones a Vicentín, seguramente, por el incumplimiento de la firma. La empresa liderada por Padoán perdió el juicio y la justicia embargó las cuentas de la empresa del Banco Nación, sucursal Avellandea. Entre las sociedades demandadas se menciona a Nacadie Comercial S.A Uruguay, de acuerdo a un informe confidencial que llegara la semana pasada a uno de los miembros de la Comisión de Seguimiento del caso Vicentín en la Legislatura santafesina. “IJG TOF B.V es, a su vez, controlada por un Fondo de Inversion extranjero que auxilia financieramente a empresas de economías emergentes. Este Fondo denominado TriILinc Global Impact Fund LLC, con base en Delaware (otro importante paraíso) está bajo el regimen de oferta publica en los Estados Unidos. A tal respecto, presentó informes a la Comisión Nacional de Valores de dicha jurisdiccion (Securities and Exchange Commission), y allí informa que auxilio financieramente a sociedades del Grupo Vicentín, al que denomina indistintamente como Nacadie S.A.

En Uruguay, Vicentin controla Nacadie Comercial S.A, enclavada en la zona franca de Montevideo. El apoderado es Patricio Coghlan, un contador con domicilio en ciudad de Buenos Aires. Coghlan es , a su vez, director junto a Máximo Padoan, Gustavo Nardelli y Pablo Estrada de ENAV S.A, radicada en Mendoza, identificada como una de las empresas del Grupo.

El mismo Coghlan, además, en representación de Nacadie Comercial S.A, de Uruguay, constituyó una sociedad denominada Nacadie Comercial Sociedad Anónima en Argentina el día 9 de Septiembre de 2019, fijando domicilio en Boulevard Hipólito Irigoyen 298, Reconquista, Provincia de Santa Fe, que es el mismo de FRIAR SA. perteneciente al Grupo Vicentin.

También formó parte del directorio de dicha empresa.

Patricio Coghlan, a su vez, es director de otra offshore en Panamá, Swaas International Corporation, registrada allí con el polémico Estudio Fonseca desde 1986 y que la Justicia todavía no investiga.

El 1 de Julio de 2005 se creó en Panamá la sociedad Nacadie Comercial S.A (Panamá), cuyos directores, como se informara en notas anteriores, son dos abogados panameños: Asterio Caballero Ibarra y Oriel Francisco Kennión. Ambos están bajo investiagción en la justicia argentina por presunto lavado de dinero, incluso Kennión supo estar bajo la lupa de la DEA por crear sociedades para lavar el dinero sucio del tráfico de estupefacientes. De acuerdo a informes financieros de Inteligencia Competitiva de Uruguay, surge un importante movimiento de divisas entre Nacadie de Uruguay y la jurisdicción panameña.

Según la Revista “Uruguay XXI” publicada en julio de 2016, Nacadie Comercial S.A. se encuentra entre las principales empresas panameñas operativas en el Uruguay.

En ese país de centroamércia, único por lograr la unión de los dos océanos a mitad de continente, opera Nacadie Overseas Inc, que se presume opera con Vicentín. Una interesante duda se plantea desde el estudio jurídico encabezado por Mariano Moyano – que es experto en estos delitos y trabaja con sedes en Miami, por ejemplo – . De los informes vertidos por el Grupo Vicentín –señalan – a la Bolsa de Cereales de Rosario, al Tribunal Arbitral de dicha entidad, por ante el Juzgado Comercial interviniente en el Concurso Preventivo de Vicentin SA., de informaciones vertidas a los inversores en los diversos fideicomisos emitidos, y por último, ante la información corporativa vertida en su pagina Web, nunca fue admitida como perteneciente al Grupo Económico la Sociedad Nacadie Sociedad Anónima, ni en Panamá, ni en Argentina y tampoco en Uruguay.

1 Comment

  1. Que banda mafiosa… Una ingeniería armada con sólida estructura jurídica. Cuanto para limpiar. El estado de excepción-pandemia mediante- los favorece ante los frentes que debe abordar el gobierno nacional. Como resulte – porque “todo pasa”, parafraseando al gran filósofo Grondona- es muy posible que la principales cabezas “emigren” o, en su defecto, deberán guardarse cada uno dentro de su propio bunker…Los plazos se acortan, hay millones del pueblo de trabajo que no podrán soportarlo. Ellos menos…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s