Hallan antiguas evidencias del uso del arco y la flecha fuera de África

Encontraron restos de hace 48.000 años en Sri Lanka

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

El primer uso del arco y la flecha fuera de África fue hace 48.000 años
Troquelado de astas con herramientas para trabajar la piel y / o plantas hallados en Fa-Hien Lena. (A y B) clavija ósea o alisador procedente de un primate cercopiteco; (C) asta en blanco; (D y F) punzón o cuchilla procedente de primate cercopiteco; (E) lasca de un molar de muntiaco, un mamífero rumiante; (G y H) clavijas o puntas de hueso de un primate cercopiteco; (I) cuña metapodial de un cérvido.

Las primeras evidencias del uso del arco y la flecha y, tal vez, de la confección de ropa fuera de África se remonta a entre 48.000 y 45.000 años, durante el Pleistoceno, en Sri Lanka, señala un estudio que publicado por Science Advances.

El estudio firmado por expertos del Instituto Max Planck (Alemania), la Universidad Griffirh (Australia) y el Departamento de Arqueología del Gobierno de Sri Lanka, analizó restos de utensilios hallados en la cueva de Fa-Hien Lena, en los bosques de la zona húmeda de esa isla.

Allí se encontraron herramientas de hueso de punta simple y doble de unos 48.000 años, por lo que son anteriores a la primera tecnología similar hallada en Europa, indica un comunicado del Instituto Max Planck.

Cultura material simbólica hallada en Fa-Hien Lena. (A y B) Posible espátula decorada, lanzadera o alisador en hueso; (C a E) cuentas de concha marina Conus spp. (FG) Nassariidae; (H a K y O) cuentas ocre, (L) colorante amarillo, (M) colorante rojo y ( N ) colorante de mica.

Marcas microscópicas

Michelle Langley, de la Universidad de Griffith y autor principal del estudio, es un experto en el estudio de marcas microscópicas en el uso de herramientas y en la creación de cultura simbólica en el Pleistoceno.

Las fracturas encontradas en dichos utensilios “indican un daño por impacto de alta potencia, algo que se ve normalmente en el uso de la caza con arco y flecha de animales“, destacó Langley.

Para el experto, estos restos son “la primera evidencia clara del uso del arco y la flecha más allá del continente africano“, indican desde la agencia EFE.

El uso de las mismas técnicas microscópicas con otras herramientas de hueso permitió al equipo identificar técnicas que “parecen haber estado asociadas” con la pesca en agua dulce, así como con el trabajo de la fibra para hacer redes o ropa.

Los análisis mostraron también “evidencias claras” de la producción de cuentas de colores a partir de ocre y de concha en una época similar a la de otros materiales de “señalización social” encontrados en Eurasia y el sudeste asiático, hace aproximadamente 45.000 años, dijo Langley.

Todo ello revela, para los autores de la investigación, la existencia de una compleja y temprana red social humana en los trópicos del sur de Asia y modifica “los supuestos tradicionales sobre cómo se vinculaban ciertas innovaciones humanas con requisitos ambientales específicos“.

Entrada a la cueva de Fa-Hien Lena en Sri Lanka (Max Planck Institute)

Evolución humana

Como coautor del nuevo estudio, Patrick Roberts del MPI-SHH, argumenta: “Este enfoque tradicional ha significado que otras partes del mundo, como África, Asia, Australasia y las Américas, a menudo han sido marginadas en las discusiones sobre los orígenes de la cultural material, tales como los nuevos métodos de caza con proyectiles o innovaciones culturales asociadas con nuestra especie“. Sin embargo, los últimos veinte años han puesto de relieve cómo los humanos del Pleistoceno ocuparon y se adaptaron a una variedad de ambientes extremos a medida que migraron más allá de África, incluidos los desiertos, los entornos de gran altitud y los bosques tropicales como los de Sri Lanka.

Sri Lanka, por ejemplo, es el hogar de los fósiles más antiguos de Homo Sapiens en el sudeste de Asia, con claras evidencias de ocupación y uso de las selvas tropicales hace 48.000 años, lo que “refuta la idea de que esos ambientes supuestamente pobres en recursos actuaban como barreras para la migración de los humanos del Pleistoceno“.

El estudio destaca que los arqueólogos ya no pueden vincular los desarrollos tecnológicos, simbólicos o culturales específicos de los humanos del Pleistoceno a una sola región o entorno.

Las pruebas de Sri Lanka muestran que la invención de los arcos y las flechas, la ropa y la señalización simbólica se produjo en múltiples ocasiones y en múltiples lugares diferentes, incluso dentro de las selvas tropicales de Asia“, agregó Michael Petraglia del Max Planck.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s