El plástico ya está en los tejidos y órganos humanos

La contaminación plástica, que se hace cada vez más patente en la tierra, el agua y el aire, se acaba de detectar también en órganos y tejidos humanos.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Hay evidencia de que el plástico se está abriendo camino en nuestros cuerpos, pero muy pocos estudios lo buscaron allí. Y en este punto, no sabemos si este plástico es solo una molestia o si representa un peligro para la salud humana”, contó Charles Rolsky, quien presentó un estudio al respecto en la Reunión y Exposición Virtual de Otoño de 2020 y que acaba de ser publicado por la American Chemical Society (ACS).

Hoy por hoy, “se pueden encontrar plásticos contaminando el medio ambiente en prácticamente todos los lugares del mundo, y en pocas décadas, hemos pasado de ver el plástico como un beneficio maravilloso a considerarlo una amenaza”, explicó.

Los microplásticos son fragmentos de plástico de menos de 5 milímetros (mm) y los nanoplásticos son aún más pequeños, con diámetros inferiores a 0,001 mm.

Se sabe que en la vida silvestre y en los animales, estas minúsculas partículas provocan inflamación, cáncer y problemas de fertilidad, pero de momento hay pocos estudios que hayan evaluado sus efectos en la salud de las personas.

Algunas investigaciones han demostrado que los plásticos pueden atravesar el tracto gastrointestinal humano, pero los autores de este estudio quisieron averiguar si estas minúsculas partículas se acumulan en otros órganos humanos y con qué efectos.

Para ello, analizaron 47 muestras de tejidos del cerebro, y de los cuatro órganos más expuestos a la filtración de microplásticos: los pulmones, el hígado, el bazo y los riñones.

Al mismo tiempo, diseñaron un programa informático que convertía la información sobre el recuento de partículas de plástico en unidades de masa y superficie y que será de acceso universal para que otros investigadores puedan compartir sus resultados y generar una base de datos abierta que permitirá a los científicos “comparar las exposiciones en órganos y grupos de personas a lo largo del tiempo y del espacio geográfico”, detalla el jefe del laboratorio, Rolf Halden.

Según indicó este grupo de científicos, su estudio es el primero en el cual se examina la presencia de micro y nanoplásticos en órganos de seres humanos.

Los donantes de tejido proporcionaron información detallada sobre su estilo de vida, dieta y exposiciones ocupacionales”, dice Halden. “Debido a que estos donantes tienen historias tan bien definidas, el estudio cuenta las primeras pistas sobre posibles fuentes y rutas de exposición a micro y nanoplásticos”.

¿Debería preocuparse la gente por la alta frecuencia de detección de componentes plásticos en los tejidos humanos? “Nunca es buena idea ser alarmistas, pero es preocupante que estos materiales no biodegradables que están presentes en todas partes puedan ingresar y acumularse en los tejidos humanos, y no conocemos los posibles efectos que podrían tener en la salud”, concluye Kelkar, asombrado por la situación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s