¿Que pasó el 11 de agosto? La crónica del último gran robo macrista que ningún medio te contó

Mientras el expresidente lo señala como el día en que dejó de gobernar la economía, acá te mostramos como ese día inició la última gran transferencia de ingresos que terminó de hundir a la clase media argentina

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

Mauricio Macri y su partenaire

Hace unos días, en una de esas exposiciones con ayuda que desarrolla Mauricio Macri que algunos insisten en llamar “entrevistas”, el expresidente sorprendió (aunque ya casi hemos perdido esa capacidad de sorprendernos ante sus dislates) indicando ante la impavidez de su interlocutor silenciado en su complicidad que su “gobierno económico termino el 11 de agosto, para precisar a continuación que “el 12 de agosto el mercado tomó una decisión: si se quedaba en la Argentina gobernada por el kirchnerismo o si se iba. Por eso cayó la Bolsa, aumentó el riesgo país y el dólar subió”.

Si bien se puede coincidir en los efectos, las causas estarían lejos de las argumentaciones. Porque para saber en realidad qué pasó el 11 de agosto, hay que adentrarse en reuniones del equipo económico, en decisiones estratégicas y en la complicidad de una entidad financiera internacional que actuará como el percutor del disparo que enterrará a la golpeada clase media produciendo, titulando como si habláramos de alguna película, “la última gran estafa” del macrismo.

11 de agosto

Los memoriosos recordarán que previo al domingo 11 de agosto, día de las PASO, hubo una suerte de bonanza donde las acciones y bonos argentinos se comercializaron en una inusitada alza. El viernes previo el Merval subía un 7,6%, los títulos públicos se apreciaban y el riesgo país descendía. Los medios de comunicación “vendían” el festejo anticipado de un excelente desempeño oficial en las próximas elecciones.

El “gran diario argentino”, cómplice de todo aquello que pueda hacerle mal a la mayoría de los argentinos a beneficio de unas pocas manos, ponía su cuota de vergüenza en tapa en lo que, claramente, era una operación que terminaría con la última gran transferencia de  ingresos, operación pergeñada por la presidencia y dirigida por el entonces Jefe de Gabinete Marcos Peña.

Muchos compraron a precios irreales; pocos, los que sabían de qué se trataba (como habría sucedido años antes cuando se avecinaba “el corralito”), supieron salir y  se refugiaron en el dólar. El lunes, resultado eleccionario catastrófico puesto sobre el tapete, Macri “castigó” a los votantes. Martín Redrado, casi sin pestañar, afirmaba sin medias tintas “El Presidente dio la orden de que el dólar se vaya donde se tenga que ir”.

En un lunes negrísimo, la bolsa porteña se derrumbó un 38% y la cotización del dólar saltó un 23%. Pero lo que fue negro para la mayoría, benefició a algunos.

Las reuniones

Dos semanas antes de las Paso hay una reunión en Balcarce 50. Pasado el mediodía del lunes 29 de julio se reúnen en el despacho del Jefe de Gabinete, Marcos Peña y su asesor Matías García Oliver con Gene Frieda.

Frieda es el vicepresidente ejecutivo y estratega global con sede en Londres de Pacific Investment Management Co. (Pimco), y se desempeña como codirector de estrategia cambiaria y codirector del Comité de Cartera de Mercados Emergentes.

Pimco era, sin dudas, uno de los mayores tenedores de bonos argentinos. En junio de ese año elevaba “su apuesta en el bono con mejor reembolso del mundo”, indicaban desde Perfil. “Los valores, emitidos originalmente en junio de 2017 y con vencimiento en 2020, pagan un cupón flotante vinculado a la tasa de interés de referencia del país, situada en poco menos del 68%. Pimco ha aumentado su posicionamiento en los valores en aproximadamente dos tercios este año, y ahora posee casi el 40% de la emisión total de 104 mil millones de pesos argentinos”.

El BTG

Quienes también participaron de la reunión en la jefatura de gabinete fueron Marcelo Fiorellini, Andres Borenstein y Carolina Gialdi, todos ellos directores del BTG Pactual, banco de inversión brasileño especializado en capital inversión y capital riesgo. El motivo oficial esgrimido para dicha reunión: “Temas varios”.

Cuatro días antes, el 25, Frieda, Borenstein y Alejo Demian Costa (estratega del BTG) se había reunido con el Secretario de Finanzas Santiago Bausili para analizar “la actual situación económica financiera en Argentina”.

Diez días después de la última reunión el mercado financiero se volvía loco. Un viernes de bonanza y un lunes muy negro. ¿Pero cuáles fueron las razones por las cuales la semana anterior a las PASO los papeles argentinos se dispararon a precios exorbitantes para caer casi 40 puntos luego de las elecciones?

Todos los medios, en general, coincidían con las palabras del analista de mercados Santiago Llull quien expresó entonces: “El mercado compró acciones y bonos argentinos porque circuló un informe del banco brasileño BTG Pactual con una encuesta propia que indicaba un buen resultado para Mauricio Macri en las elecciones primarias de pasado mañana”.

Exactamente esa encuesta fue presentada a los medios por el BTG el 26 de julio de 2019, al día siguiente de la primera reunión de los directivos del banco con el equipo económico macrista, que significó el punto de partida de la “gran estafa”.

En tanto, como broche de oro de una fina ironía que lo codea siempre con la impunidad perpetua, Mauricio Macri volvía a reírse de todos echándole la culpa de “la corrida” al votante, situación que aún hoy, desde la complicidad de sus entrevistadores, debe disfrutar con su mueca de sonrisa.

Desestabilizar

Pasó más de un año y la impunidad de los actores los lleva a sentirse libres de seguir cantando flor con dos sotas y un cuatro y llevarse los porotos sin que nadie se anime a pedirles que muestren las cartas. Luego de que el gobierno de Alberto Fernández llevara adelante una exitosísima reestructuración de deuda, en seguida volvieron los palos en la rueda.

Hace unos días, el 13 de octubre, el Financial Times, en un artículo reproducido por cuanto medio desestabilizador pulula en la Argentina, auguraba un futuro de colisión para el peso argentino: “Argentina On ‘Collision Course’ Towards Currency Devaluation”, titulaban. Lo curioso es en quien se apoyan para vaticinar: en el BTG Pactual.

Están en curso de colisión [hacia una devaluación]. La pregunta es cuánto tiempo llevará”, dijo Alejo Costa, estratega de BTG Pactual, un banco de inversión brasileño. “Si siguen posponiendo la devaluación, el impacto inflacionario sólo será mayor – y más desestabilizador [políticamente]. . . pero este tipo de administración sólo devalúa su moneda cuando se ve forzada a hacerlo”.

Mientras la justicia no ocupe su rol e investigue (y castigue) a los actores de esta película de final cantado, seguiremos repitiendo estos hechos; porque la historia sirve para aprender de los errores: conocerla es el primer paso; pero luego se debe actuar en consecuencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s