Chocobar fue condenado a dos años de prisión en suspenso

El veredicto estuvo a cargo de los jueces Fernando Pisano, Jorge Apolo y Adolfo Calvete.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

El policía bonaerense Luis Chocobar, acusado de matar a balazos a un delincuente que atacó a puñaladas a un turista estadounidense en 2017 en el barrio porteño de La Boca, fue condenado a dos años de prisión en suspenso y cinco de inhabilitación para ejercer como funcionario público por el delito de “homicidio agravado por su comisión con un arma de fuego cometido con exceso en el cumplimiento de un deber”.

Mientras la defensa había solicitado la absolución, la fiscalía pidió la prisión en suspenso y la querella requería la prisión perpetua.

Antes de conocerse el veredicto, el policía declaró que “cumplió con la ley” y le agradeció al tribunal en sus últimas palabras. Chocobar había ingresado a Tribunales esta mañana junto a su abogado Fernando Soto, quien fuera director de Adecuación y Normativa de las Fuerzas de Seguridad en el Ministerio de Seguridad nacional durante la conducción de Patricia Bullrich en el gobierno de Mauricio Macri.

La causa se originó tras un hecho hecho de robo y ataque a puñaladas al turista Wolek, ocurrido el 8 de diciembre de 2017 a pocos metros de Caminito, el cual  desencadenó, luego, la persecución en la que el policía Luis Chocobar disparó y mató a uno de los dos asaltantes.

Chocobar declaró hace dos semanas ante el tribunal y justificó su accionar, al asegurar que quiso evitar que Kukoc siguiera avanzando hacia él, ya que supuso que estaba armado y que disparó al piso.

Le preguntaron si quiso matar y respondió que de ninguna manera y que tampoco se representó que podía matarlo porque disparó hacia abajo, no quería matarlo sino pararlo, detener su avance“, aseguró el abogado Soto sobre la declaración.

El letrado también sostuvo que el acusado supuso que el joven estaba armado porque vio el ataque al fotógrafo y que “cumplió con el reglamento” respecto a la posición de tiro que se vio en la imagen tomada por una cámara de seguridad.

Sin embargo, para el querellante “la declaración indagatoria de Chocobar fue contradictoria con sus indagatorias prestadas en la instrucción“.

Primero dijo que Kukoc no había llegado a darse vuelta, pero que tenía mucho temor y por eso disparó con una mano dos veces. Pero como eso no cerraba con la cantidad de vainas servidas encontradas en el lugar, ahora dijo que disparó en más oportunidades, pero que lo hizo cuando lo tenía de frente y se le venía encima“, expresó Rovatti.

Por último, el abogado dijo que la versión de Chocobar se trató de “una comprensible mentira para intentar mejorar su muy comprometida situación“.

La utilización política

El caso Chocobar fue utilizado por la gestión de Macri y Bullrich para poder dar mensajes de mayor respuesta punitiva a las fuerzas y a la sociedad. En todo el 2018 en los medios se repetía que estaba bien que la Policía respondiera con un mayor uso de la fuerza, anunciando que querían cambiar normas y protocolos. Pero no la llevaron a la discusión parlamentaria, para que se debatiera, sino que lo hicieron en resoluciones del Ministerio de Seguridad, lo cual provocó serios problemas constitucionales”, afirmó la coordinadora del equipo Seguridad democrática y violencia institucional del CELS. Victoria Darraidou.

Luis Chocobar – Mauricio Macri – Patricia Bullrich

Un año después de los disparos de Chocobar, el gobierno macrista estableció un nuevo reglamento del uso de armas de fuego, que rompió el paradigma de la utilización excepcional de la fuerza letal de los estándares internacionales y la propia Ley de Seguridad Interior. Con esas nuevas reglas los controles de tránsito, las persecuciones o intentos de robos en las calles se convirtieron en situaciones en las que disparar podía justificarse de manera bastante simple.

La resolución firmada por la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, habilitó que el policía determinara cuando había “peligro inminente”, que actuara contra personas si suponía que cometían delitos, lo cual se salteaba garantías básicas como el principio de inocencia. A esa serie de modificaciones se las bautizó “Doctrina Chocobar”, porque parecían hechas a medida de la defensa del policía que disparó y mató cerca de Caminito.

Repercusiones

1 Comment

  1. La afirmación final de la coordinadora del equipo Seguridad democrática y violencia institucional del CELS. Victoria Darraidou acerca de la utilización política es contundente y no amerita ampliar comentario. Una ex ministra de seguridad- nada menos- en la misma frecuencia de su “jefe” político para cual los DDHH son “un curro” (aún para quienes delinquen). La indecente alentadora al odio y la violencia debería dar cuenta por las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, además de otros hechos de represión encubiertos en el nefasto período que actuaron. La historia no los absolverá.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s