Elecciones y sonrisas para Todos

El oficialismo mejoró sus números y recuperó terreno. Contra los deseos y pronósticos de la oposición, mantuvo la primera minoría en Diputados.

Por Tomás Palazzo para Noticias La Insuperable

Foto: Ricardo Ceppi

Pasaron las elecciones y desde todos los frentes buscan adueñarse de las sonrisas. Los libertarios ya forman oficialmente parte de la «casta» y festejan (aunque no demasiado ante el temor de que algún guarda de seguridad decida agujerearlos por excesiva sonrisa). La izquierda sonríe con sus cuatro bancas nuevas, donde volvieron después de 20 años a aportar desde la capital y muestran poderío captando el voto en una Jujuy que aún ve a Milagro Sala presa y no encontró las respuestas deseadas en la fórmula de Todos. Los del Cambio también sonríen (no importa si ganan o pierden, siempre lo hacen, pues el poder mediático te convence de que triunfaron aunque tengan los huevos en la garganta). Y los de Todos también (en un acto con un exultante Santoro, una feliz Tolosa y un Alberto al que los dientes no parecían entrarle en la boca).

Los resultados, nuevamente, salieron rápido a la cancha, con un Wado de Pedro que sube la vara en cuanto a gestión, demostran que tambén hay funcionarios que sí funcionan.

Más allá de las sonrisas por todos lados, en la frialdad, Todos repitió triunfos en Catamarca, Formosa, La Rioja, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán, mejoró sus resultados en Santa Fe, Chubut y La Pampa y logró anotarse dos nuevas victorias: Chaco y Tierra del Fuego, distritos en los que había perdido en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) de septiembre pasado.

En Buenos Aires la brecha se achicó, pero el fino seguía favoreciendo a Santilli; pero cómodamente sigue dominando la escena en Córdoba, Santa Fe y la Ciudad de Buenos Aires. E, importante detalle, le sacó el quórum propio al oficialismo en el Senado quedándose con la las plazas en disputa de la Cámara Alta en Córdoba, Corrientes, Santa Fe, Chubut, La Pampa y Mendoza. El techo del Cambio no parece subir, pero su piso tampoco disminuye, manteniendo una fidelidad encapsulada que lo nutre mucho, pero no lo suficiente.

En la Cámara de Diputados, en tanto, el oficialismo conservará la primera minoría al contar con 118 escaños (tenía 119), seguido de cerca por la oposición macrista, que sumará 116. Se necesitan 129 para el quórum, y entran en juego las minorías que estarán en manos del Interbloque Federal 7 diputados, el Frente de Izquierda 4; las dos agrupaciones de derecha La Libertad Avanza y Avanza Libertad cinco; Movimiento Popular Neuquino 1, Juntos por Rio Negro 2 y Frente de la Concordia de Misiones 2 y Acción Federal 1.

Con estos resultados y tras lo vivido en las PASO, determinar quién ganó y quién perdió, a fin de cuentas, dependerá sólo del cristal con que se mire. Pero lo que es seguro, más aún con los altos niveles de participación, es que la democracia se anotó otro poroto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s