Salta: Hallan fósil de extraño dinosaurio y su nombre homenajea a Güemes

Se trata del Guemesia ochoai, una especie de abelisáurido.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

El registro fósil de terópodos abelisáuridos en América del Sur se limita principalmente a Brasil y Argentina. En Argentina, los abelisáuridos son generalmente conocidos de la Patagonia, donde su registro es relativamente abundante e incluye ejemplares conocidos y completos. Sin embargo, para el noroeste de Argentina, los abelisáuridos están representados por huesos y dientes incompletos y aislados que permanecen en gran parte inéditos.

La novedad es el hallazgo de un cráneo de abelisáurido casi completo de la Formación Los Blanquitos (Campaniano) del Cretácico Superior, Valle de Amblayo, provincia de Salta. El espécimen muestra características plesiomórficas para los abelisáuridos, incluido un techo de cráneo delgado, ausencia de proyecciones craneales como cuernos o protuberancias, y una eminencia parietal baja y estrecha que se encuentra al mismo nivel que la cresta sagital. Además, el espécimen posee algunas autapomorfias que avalan su condición de nuevo taxón y su pequeño tamaño permite ubicarlo como uno de los abelisáuridos más pequeños registrados hasta la fecha. El hallazgo de este espécimen constituye la primera aparición inequívoca de un abelisáurido en el noroeste de Argentina y aporta nueva evidencia sobre la distribución geográfica del clado durante el Cretácico Superior en América del Sur.

El estudio fue publicado en la prestigiosa Journal of Vertebrate Paleontology, a cargo de un equipo internacional e interdisciplinario del que participaron los investigadores Federico L. Agnolín, Mauricio A. Cerroni, Agustín Scanferla, Anjali Goswami, Ariana Paulina-Carabajal, Thomas Halliday, Andrew R. Cuff y Santiago Reuil.

Nueva especie

Una característica única de este dinosaurio son las filas de pequeños agujeros en la parte frontal de su cráneo conocidos como forámenes. Los investigadores han sugerido que estos agujeros podrían haber permitido que el animal se enfriara, bombeando sangre en la piel delgada en la parte delantera de la cabeza para liberar calor. Como muchos abelisáuridos, el cráneo tiene una caja craneal «notablemente pequeña», pero incluso entonces, la nueva especie tiene un cráneo aproximadamente un 70% más pequeño que cualquiera de sus parientes. Este tamaño reducido puede indicar que es un juvenil, pero hay evidencia contradictoria al respecto.

Una falta de claridad similar se extiende a sus otras características, incluidas las partes delgadas del cráneo y, a diferencia de otros abelisáuridos, la falta de cuernos. Se ha sugerido que esto podría significar que la nueva especie está casi al final del árbol genealógico de los abelisaurios o estrechamente relacionada con los antepasados del resto del grupo. Si bien algunos de los detalles aún pueden no estar claros, hay suficientes características únicas del dinosaurio para convencer a los investigadores de que es un nuevo género y especie, al que llamaron Guemesia ochoai, en homenaje al General Martín Miguel de Güemes, héroe de la Guerra de la Independencia Argentina, y a Javier Ochoa, técnico del museo que descubrió el espécimen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s