Identifican pinturas rupestres realizadas por niños

Investigadores pudieron concluir que varias representaciones realizadas durante el Paleolítico Superior corresponden a menores de 12 años.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Las pinturas rupestres son la manifestación artística más antigua de que tengamos noticia. Algunas datan de hace más de 36.000 años, de los periodos paleolítico y neolítico. Suelen hallarse sobre rocas, ya sea en cavernas, cuevas o barrancos.

Muchas de estos grupos humanos que ocupaban las cuevas dejaron también impresas las siluetas de sus manos en las paredes rocosas. ¿Con qué intención? Las teorías se cuentan por decenas, la mayoría vinculadas a temas religiosos o referentes a la actividad económica.

Pero, así como muchos padres hoy día trazan una linea en la pared para contemplar el crecimiento de sus hijos, tal vez muchas de las manos prehistóricas hayan tenido un significado similar. Lo que sí ahora han confirmado los investigadores es que muchos de esos artistas primitivos fueron niños, algunos de ellos muy pequeños, incluso menores de dos años ayudados por adultos.

Investigadores del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) y de la Universidad de Cambridge han determinado científicamente la autoría infantil de las manos sopladas del período gravetiense que aparecen muy bien conservadas en las cuevas cántabras de Fuente del Salín, Castillo y La Garma, así como en las de Maltravieso, en Extremadura, y Fuente del Trucho, en Huesca. Según concluyen en su estudio, publicado en ‘Journal of Archaeological Science‘, entre el 20% y el 25% de las manos fueron realizadas por niños de hasta 12 años.

La Cueva de la Fuente del Salín

El equipo científico liderado por Verónica Fernández-Navarro, del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistoricas de Cantabria, analizó más de 150 representaciones de manos sopladas, probablemente creadas con una especie de aerógrafo primitivo hecho con dos huesos de ave en un ángulo de 90 º, para que el pigmento pudiera salir disparado de un soplido. La mayoría son rojas, llevadas a cabo con ocres o hematites. Y algunas negras que se hicieron con manganeso. Las manos prehistóricas fueron comparadas con muestras modernas de 600 individuos con ayuda de morfometría tradicional y técnicas estadísticas, de forma que los investigadores fueron capaces de reconocer y caracterizar la forma y tamaño de cada mano para asignarle su edad correspondiente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s