Descubren el primer sitio de nidificación de titanosaurios en Brasil

Un grupo de investigadores internacionales, encabezados por el argentino Lucas E. Fiorelli, del CONICET, halló los primeros nidos de dinosaurios para Brasil de titanosaurios, el grupo que incluyen las especies más grandes de dinosaurios.

Por Alcides Blanco para Noticias La Insuperable

Los titanosaurios fueron gigantescos dinosaurios herbívoros ampliamente distribuidos en todos los continentes durante el Cretácico, con la mayor diversidad en América del Sur. El éxito de los titanosaurios probablemente se debió a varios factores fisiológicos y ecológicos, además de una serie de rasgos morfológicos que lograron durante su historia evolutiva. Sin embargo, el comportamiento de anidación generalista utilizando diferentes paleoambientes y estrategias fue clave para lograr ese éxito.

Los sitios de anidación de titanosaurios se han encontrado ampliamente en todo el mundo, con registros notables en España, Francia, Rumania, India y, especialmente, Argentina. Ahora, un grupo de investigadores internacionales, encabezados por el argentino Lucas E. Fiorelli, del CONICET, acaba de publicar un trabajo en la prestigiosa Nature mostrando el primer sitio de anidación de titanosaurios del Cretácico Superior de Brasil, el cual representa el sitio de anidación más boreal de América del Sur.

Modelo de eventos de puesta de huevos de titanosaurio en dos niveles (L1 y L2), preservación y posterior sedimentación en el nido de Ponte Alta. (a) Primer nivel de huevos. (b) Selección repetida del área de puesta (por filopatría o fidelidad al sitio de reproducción), excavación y puesta de huevos. (c) Huevos cubiertos y una nueva deposición.

Varias nidadas de huevos, huevos aislados parcialmente preservados y muchos fragmentos de cáscara de huevo fueron descubiertos en un perfil de paleosol de Inceptisol de la Cantera minera Lafarge, en el Distrito Ponte Alta (Municipio de Uberaba, Estado de Minas Gerais), correspondiente a la Formación Serra da Galga (Bauru Grupo, Cuenca de Bauru). Aunque la preparación mecánica clásica y las tomografías computarizadas no han revelado restos embrionarios in ovo, las características de los huevos y la cáscara coinciden con los huevos que contienen embriones de titanosaurio que se encuentran en todo el mundo.

La morfología de las puestas de huevos y las observaciones de las características sedimentarias refuerzan la hipótesis de que estos saurópodos eran dinosaurios que anidaban en madrigueras, como ya se había sugerido para el grupo en base a otros sitios de anidación. Las nidadas de huevos distribuidas en dos niveles a lo largo de los afloramientos de Lafarge, junto con los datos geopaleontológicos recopilados, proporcionan una clara evidencia de la primera área colonial de anidación y reproducción de dinosaurios titanosaurios en Brasil.

Además de Fiorelli, se destacan dentro del grupo los científicos E. Martín Hechenleitner y Agustín Martinelli, también del CONICET. “Los titanosaurios fueron dinosaurios herbívoros muy diversos y ampliamente distribuidos en todos los continentes durante el Cretácico (período iniciado hace unos 145 millones años y culminado hace alrededor de 66 millones de años), pero con mayor diversidad en América del Sur, principalmente Argentina y Brasil”, explica Fiorelli en declaraciones recogidas por el CONICET.

El Cretácico de Uberaba y el hallazgo

En 1951 fue formalmente descrito el primer fósil proveniente del Cretácico de Uberaba en Minas Gerais, Brasil: un huevo esférico atribuido a un dinosaurio. Aquel primer hallazgo impulsó las investigaciones paleontológicas en Uberaba, convirtiéndola en un referente internacional en el estudio de los vertebrados fósiles del Cretácico de Brasil. Tras siete décadas de investigaciones desde ese primer hallazgo, se han encontrado cientos de fósiles, lo que permite vislumbrar la vida del pasado de la región. Hoy, se suma un nuevo elemento al escenario cretácico: el primer registro de un sitio de nidificación de dinosaurios titanosaurios en Brasil.

Este hallazgo fue realizado en la década de los 90´, en una mina de piedra caliza abandonada en la localidad de Ponte Alta, a 30 kilómetros del centro de Uberaba por João Ismael da Silva, coautor del trabajo, funcionario de la Fundación Cultural del Municipio de Uberaba y técnico en el Complejo Cultural y Científico de Peirópolis de la Universidad Federal del Triângulo Mineiro.

Los resultados

Los resultados de la investigación permitieron al equipo de trabajo determinar que los huevos pertenecen al grupo de los titanosaurios. “Siendo el  grupo de dinosaurios con las especies más grandes que habitaron la tierra, incluyendo algunas de gran tamaño en la región de Uberaba”, aseguran los científicos y llegaron a medir hasta unos 25 m de largo, algo que contrasta con el tamaño de sus huevos de aproximadamente 12 cm de diámetro. “En realidad existe una limitante física y fisiológica para el tamaño de los huevos” indica Fiorelli sobre el llamativo tamaño. “Los titanosaurios habrían sido coloniales y generalistas en sus aspectos reproductivos, nidificando en manada en un área enorme, construyendo nidos masivos con decenas de huevos, y posiblemente habrían tenido comportamientos filopátricos, algo similar a las tortugas marinas que regresan periódicamente a nidificar a los mismos sitios”, continua el investigador.

Huevos y nidadas de titanosaurio seleccionados recolectados de la Formación Serra da Galga del Cretácico Superior (Grupo Bauru) en el sitio de anidación de Ponto Alta, Municipio de Uberaba, Estado de Minas Gerais, Brasil. (a) CPPLIP 1798, puesta de huevos recuperada mejor conservada, vista inferior. (b) CPPLIP 1801, huevo aislado, con corte tomográfico adjunto, que muestra el grosor de la cáscara y su relleno sedimentario. (c) CPPLIP 1799, puesta de huevos con corte tomográfico adjunto, que muestra el grosor de la cáscara, las cáscaras colapsadas y su relleno sedimentario. (d,e) CPPLIP 1800, dos huevos encontrados asociados. (f) CPPLIP 1804 huevo parcial aislado. Barras de escala 5 cm.

Según las características sedimentológicas del nivel portador, además de la macro y micromorfología de los huevos, los titanosaurios de Ponte Alta debieron adoptar una estrategia de anidación de entierro y los huevos se incubaron en condiciones específicas semiáridas bajo calor ambiental, sostienen los especialistas. Estas habrían sido condiciones de nidificación comúnmente elegidas por los titanosaurios durante el Cretácico. “Su éxito evolutivo se debió, entre otras cosas, a su gran adaptabilidad casi generalista para anidar de manera colonial en diversos ambientes. Sin embargo, la dependencia directa de su comportamiento de nidificación a estos ambientes ultra específicos –como paleosoles áridos, ambiente hidrotermal, entre otros– podría haber jugado un papel clave como factor de extinción al final del Cretácico”, menciona por su parte Thiago Marinho, paleontólogo de la Universidade Federal do Triângulo Mineiro, en Uberaba, Minas Gerais e integrante del equipo de investigación.

Tomografías computarizadas de la nidada de huevos mejor conservada (CPPLIP 1798). (a) Representación 3D del fondo de la nidada en CPPLIP 1798. (b) Vista general de la nidada en la misma orientación, mostrando la parte externa del hemisferio inferior de los huevos. (c) Vista superior de la fila inferior de huevos, que muestra la parte interna del hemisferio inferior de los huevos. (d) Vista lateral de CPPLIP 1798, que muestra la fila inferior de huevos con cáscaras más altas en ambos extremos y parte de la fila superior de huevos. En naranja oscuro, fragmentos de cáscara de huevo dentro de los huevos. Tenga en cuenta que el estado incompleto («agujeros») de algunos huevos en B y C se debe a la falta de cáscaras de huevo y/o a la mala resolución de la tomografía computarizada. En A, la forma de cada huevo se mantiene debido al moho interno sedimentario. Barra de escala 10 cm.

En tanto Hechenleitner apunta: “A partir de las asociaciones de cáscaras y huevos, y las características macro y microscópicas, fue posible comparar el sitio con nidos y huevos fósiles de otras partes del mundo, principalmente de los importantes sitios ya conocidos de la Argentina”.

Para los paleontólogos, esta publicación refuerza la importancia del municipio de Uberaba en el campo de la paleontología, al tiempo que aporta una nueva visión en el estudio de los huevos fósiles, ya que es la primera vez y de manera explícita, que se estudian huevos de dinosaurios desde el enfoque de la biología evolutiva y siguiendo la metodología sistemática taxonómica clásica.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s