Vecinos del Barrio 31 denunciaron una estafa con termotanques instalados por Larreta

La iniciativa de la gestión de Rodríguez Larreta «fue una gran estafa», dijeron dirigentes barriales, pese a que fue anunciada, tres años atrás, como el «parque solar más grande» del distrito. Están afectadas unas 1.300 familias del barrio Carlos Mugica, en Retiro.


La obra en el Barrio 31 había sido anunciada como «el parque solar más grande» del distrito. (Foto: Herrera Vega)

En medio de una ola de frío y a poco del inicio del invierno, unas 1.300 familias del barrio Carlos Mugica, antes conocido como Villa 31, no tienen agua caliente en sus viviendas, construidas por el Gobierno porteño, debido a las fallas que registran los paneles fotovoltaicos y 500 termotanques solares montados sobre los nuevos edificios levantados como parte del plan de urbanización, lo que fue calificado este martes como una «estafa» por los vecinos.

Según aseguraron a Télam dirigentes barriales, la iniciativa de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta «fue una gran estafa» pese a que fue anunciada, tres años atrás, como el «parque solar más grande» del distrito y «un hito de utilización de energías renovables» que iba a permitir a los residentes del barrio «un ahorro en el pago de los servicios».

La agencia Télam consultó a las áreas correspondientes del Gobierno de la Ciudad sobre la demanda de los vecinos, pero no hubo respuesta oficial al respecto.

Las familias afectadas son las que residen en las 26 nuevas edificaciones del sector YPF y que anteriormente vivían en los terrenos situados debajo de la Autopista Illia en condiciones de riesgo, lo que llevó a que fueran reubicadas en el marco del plan de urbanización ejecutado por el Gobierno porteño, que recibió como parte de financiamiento un crédito del Banco Mundial por 170 millones de dólares.

«Salimos de abajo de la Autopista, que era un lugar donde teníamos agua caliente, para mejorar nuestra calidad de vida y tener una vivienda mejor supuestamente, pero eso no está ocurriendo, sino que pasa al revés. La gente la está pasando mal con el frío y tiene que calentar agua en una olla para bañarse«, contó a Télam Mirta Rodríguez, una de las vecinas que viene denunciando desde hace meses la compleja situación.

La mujer señaló que «no es cierto lo que dice Larreta que nos dieron viviendas dignas porque no estaban ni están en buenas condiciones», y precisó que «nosotros estamos pagando nuestras casas, pero desde el primer momento que pusieron los paneles y los termotanques en las terrazas funcionaron mal y ahora se están llenando de agujeros y de óxido».

De acuerdo a la información oficial de 2019, sobre cada uno de los núcleos de viviendas se colocaron 26 paneles, los cuales tenían por destino proveer del alumbrado a los espacios comunes de los departamentos, así como también se instalaron unos 119 sistemas de bombeo solares para el suministro de agua; en tanto, la generación de agua caliente fue diseñada a través de los termotanques, los cuales debían acumular la luz solar para alimentar de energía para unos 20 días aproximadamente.

Sin embargo, los vecinos aseguraron que el equipamiento, adquirido en el exterior por la administración porteña, tiene un sistema de abastecimiento que no es compatible con el de las viviendas, lo que hizo que colapsaran las conexiones y bajara drásticamente el rendimiento.

«Llevamos el reclamo al Consejo de Gestión Participativo y ahí nos dijeron que teníamos razón», dijo la vecina y agregó que «ahora anunciaron que iban a reemplazarlos por termotanques eléctricos que van a ser individuales en cada uno de los departamentos, pero ya entramos en los días de frío y solo arrancaron con la entrega en dos de los 26 edificios».

La demanda vecinal fue planteada ante la Unidad de Proyectos Especiales del Barrio Carlos Mugica, que preside Tomás Galmarini, un organismo que depende del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño y encargado de la coordinación de las políticas vinculadas a la urbanización.

Además de las quejas por las placas fotovoltaicas y los termotanques solares, organizaciones sociales denunciaron el año pasado una sucesión de «deficiencias constructivas funcionales serias» en las nuevas viviendas, entre las que señalaron filtraciones de agua en los techos y paredes, la falta de matafuegos y de elementos de seguridad.

El diagnóstico quedó documentado en un informe del Observatorio del Derecho a la Ciudad que advirtió, por entonces, que los daños relevados podrían «llevar a la destrucción de la estructura resistente», en tanto que indicó que «la falta de agua en los sistema de distribución es un limitante a la hora de, por ejemplo, poder extinguir un incendio».

Milcíades Peña, exlegislador porteño y director del Canal Urbana TeVe que transmite a diario desde el barrio de Retiro, evaluó que «la urbanización de la villa es una gran estafa porque se destinaron más de 400 millones de dólares y esto debería ser Suiza, pero no lo es y lamentablemente las viviendas tienen serios problemas de infraestructura».

En ese sentido, contó que «cuando se instalaron los termotanques, se les advirtió al Gobierno de la Ciudad que el sistema no iba a funcionar y fue lo que pasó, no andan y la gente no tiene agua caliente y está padeciendo el frío».

«Las obras se hacen de manera arbitraria y sin participación vecinal», afirmó respecto de los trabajados realizados en el marco de la urbanización y repudió, en ese marco, la «dilapidación de recursos» de parte de la gestión de Rodríguez Larreta.

El arquitecto Gustavo Cañaveral, por su parte, consideró que la adquisición de los paneles y los termotanques «fue un mal asesoramiento de parte del ingeniero Nicolás Brown, quien aún al día de hoy sigue siendo funcionario del Gobierno de la Ciudad pese a que falló».

«Lo de energía solar quedó solo en una cuestión de marketing», sostuvo y destacó que «el contexto del futuro de energías alternativas, ésta era una posibilidad de aplicarlas en las barriadas populares, pero Larreta se perdió esa oportunidad y privilegió el negocio».

El experto en temas habitacionales sostuvo que «fue una estafa que mostró el desprecio por las familias que tiene el Gobierno de la Ciudad y es indignante porque la gente paga las viviendas y los impuestos» (Télam).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s