Cristina: «La inflación es producto del endeudamiento criminal de los últimos cuatro años del macrismo»

La vicepresidenta habló en un acto de la CTA en Avellaneda.

Foto: Alejandro Santa Cruz para Télam

Unos pocos minutos pasadas las 16, Cristina Kirchner se hizo presente en el predio del Parque La Estación junto con el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky y el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, junto a quienes compartió la mesa discursiva en un acto de la central obrera.

Luego de Ferraresi y Yasky, Cristina tomó la palabra recordando a Belgrano: «Es mi prócer favorito». Con esa frase, Cristina Kirchner explicó por qué eligió el 20 de junio (Día de la Bandera) para participar del plenario de la CTA. La vicepresidenta destacó la vigencia de Manuel Belgrano y criticó a los políticos que «no les gusta mirar el pasado». «Yo desconfío de los que no les gusta mirar el pasado. Será porque además no le gusta las cosas que hicieron durante el pasado. Yo no tengo problemas con el pasado, ni con el peronismo. En nuestra propia historia encontramos las claves, decodificamos y podemos atisbar lo que puede pasar. Solo de ese modo, podemos actuar en el presente, con el conocimiento del pasado y la estrategia del futuro», añadió.

Luego, Cristina advirtió que en la actualidad se vive «un ataque formidable al Estado» y fustigó a quienes dicen «todos los días que el Estado es una porquería y no sirve para nada». En ese sentido, afirmó que «el Estado es imprescindible, sin lugar a dudas» y que «la reducción al mínimo del Estado es solo un ejercicio y sirve para quedar bien en discursos de ocasión». Asimismo, señaló que «el mercado» provocó las crisis en lo que va del primer cuarto del siglo XXI y recordó que «el Estado» siempre salió en auxilio de la sociedad. «Si vamos a hacer capitalismo, hagámoslo en serio, con para todos y todas, sin exclusiones».

Asimismo hizo mención a la avanzada libertaria: «Los que tomaron la deuda ahora dicen que nos van a dar las soluciones. Para colmo ahora apareció uno que dice el mejor ministro de la historia fue Cavallo».

A partir de ahí se enfocó en el tema económico y en explicar la inflación en la Argentina. En primer término apuntó a quienes anuncian al déficit fisical como la única causa de la inflación en Argentina. En ese sentido, Cristina Kirchner ejemplificó con planillas y datos, y puso como que Estados Unidos tiene el récord mundial de déficit fiscal pero no tiene el mismo nivel de aumento de precios de nuestro país. También desvinculó la inflación del déficit comercial que, según un estudio que mostró, también está en manos de Estados Unidos. «El déficit no es necesariamente causante de la inflación, pero Estados Unidos tiene la maquinita para imprimir dólares y varios portaaviones», sumó.

Luego, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se centró en el tema de la evasión. Primero afirmó que una empresa alimentaria, de la que no quiso mencionar el nombre, mostró entre 2019 y 2021, antes del pago de impuestos, una ganancia de 421 por ciento, a modo de réplica a las críticas que recibe el Gobierno desde el sector empresarial. Asimismo, dijo que la Argentina es «el tercer país evasor» de impuestos en el mundo, junto a Comoras, Zambia, Pakistán. Además, también señaló que es el tercer país en formar activos en el exterior», es decir, en sacar dinero del país. “Lo dije en la Plaza de mayo el 10 de diciembre, lo dije en Chaco y lo repito ahora: no es que nos falten dólares, los dólares están afuera y ese es el problema que hoy tenemos”, sostuvo. “Los grandes problemas de Argentina se resumen en la escasez de dólares y la economía bimonetaria”, agregó.

A continuación hizo mención a «un festival de importaciones» que se debe «controlar y administrar» desde el Gobierno, pero advirtió que eso «no estaría sucediendo». «Hay un festival de importaciones desde hace tiempo. Para que se den una idea, en la Argentina 600 empresas explican el 75 por ciento importaciones y el otro 25 por ciento lo explican 24 mil empresas. Eso quiere decir que no es tan difícil controlar esto y se deben dar estrategias para ello», añadió en su discurso. En ese mismo sentido, aseguró que hay que «articular» el accionar la «AFIP-Aduana, el Ministerio de la Producción y el Banco Central» y englobó esa y otras tareas en la frase «usar la lapicera» que pronunció días pasados junto al presidente Alberto Fernández en el acto por el centenario de YPF.

Hizo eje también en los planes sociales y su manejo. «Yo quiero ser absolutamente sincera: hoy tenemos 7% de desocupación, estamos solamente a 1,1 de alcanzar el 5,9% que teníamos allá por el 2015, pero tenemos 1.300.000 planes. Hay algo que va a haber que revisar porque con esa desocupación deberíamos tener menos planes sociales», afirmó. «No estoy poniéndome en el lugar de los que andan contando cuánta plata le dan a los pobres. Puedo pararme frente a cualquier argentino para decirles que somos nosotros los que creamos la Asignación Universal por Hijo», aclaró.

«Sé que hay cooperativas que laburan, que producen, pero así como el Estado tiene el monopolio de la fuerza, ¿o se le ocurre a alguien que podemos tercerizar la Policía?, el Estado debe recuperar ese rol y transparentar frente a la opinión pública todo esto», argumentó. «Eso no es peronismo. El peronismo es trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta y la baja. Y sobre todo las mujeres, que son las más explotadas», remarcó la vicepresidenta. «Si Evita los viera, ¡mamita!»; agregó.

También se refirió a la interna del Frente de Todos y afirmó que «nadie se preocupe porque la unidad del Frente de Todos nunca estuvo en discusión«. «La voz no es mi voz, es la de los que queremos representar a la gente. Cuando hablamos es porque estamos haciendo representación política» de esa gente, aclaró la expresidenta.

En otro de los pasajes de su discurso, la vicepresidenta hizo referencia al mecanismo en el cual gran parte de la Justicia favorece a los empresarios. «Los jueces y los fiscales aparecieron en el mundo de las importaciones y entre enero de 2021 y marzo de 2022 salieron del país 1.847 millones de dólares de importaciones autorizadas por jueces y fiscales a través de amparos», detalló la mandataria. «Donde hay necesidad de dólares habrá un juez y un fiscal para darles dólares a los importadores; pero si la necesidad es del pueblo no hay derecho; no hay justicia, no hay fiscal y no hay jueces», agregó CFK, al hacer referencia a la frase del ministro de la Corte Suprema de Justicia Carlos Rosenkrantz. «Si la necesidad son de los poderosos hay jueces, fiscales, defensores, lo que sea necesario. No hay Poder Judicial en Argentina, hay un partido judicial», enfatizó Cristina.

La presidenta del Senado aseguró que el proceso inflacionario que vive la Argentina no responde a las explicaciones neoliberales sino que «es el producto del endeudamiento criminal de los 4 años del macrismo». Cristina Kirchner aclaró que, en ese período, «se aplicaron todas y cada una de las políticas que quería el sector privado». En ese sentido, la vicepresidenta cuestionó a los referentes de la oposición, que gobernaron durante cuatro años, y ahora «miran para otro lado, como el perro que volteó la olla, y hacen como que no tuvieron nada que ver», aseguró Cristina. «Nadie se hace cargo de que durante cuatro años en la Argentina, entre 2016 y 2019, se aplicaron todas y cada una de las políticas que quería el sector privado». Y, en ese marco, también criticó duramente al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a los empresarios que «dicen que no tienen nada que ver con la formación de precios y la inflación».

1 Comment

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s