Escándalo por otro “negociado” en CABA donde Santilli mueve los hilos

Personal a su cargo recibe millonarias contrataciones por la organización de eventos del gobierno.

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Noticias La Insuperable

Ya hemos visto en oportunidad en este sitio de noticias como el ahora diputado bonaerense, Diego Santilli, dejó armado un negociado por el cual factura millones en el gobierno de la Ciudad con una empresa a cargo de militantes y ex asesores de sus épocas de Legislador, ministro de Medio Ambiente y, luego, Vicejefe porteño. A través de su ex secretario y otros funcionarios adeptos, más de cien millones del erario porteño se han ido en contrataciones directas o digitadas por “arreglos” en fuentes porteñas y mentenimientos incomprobables varios.

Pero esta exitosa metodología ha resultado no ser única. Nuevamente sale a la luz otra operación que vincula a millonarios contratos con ex empleados a su cargo en el gobierno porteño, esta vez en contrataciones directas a manos del ministerio de Cultura porteño y por la organización de diversos eventos.

Ya por 2018, y también a través de Noticias La Insuperable, habíamos puesto el ojo en algunas contrataciones que se vinculaban al ex Legisldor PRO Avelino Tamargo a través de las empresa Sinergya y Taja Producciones.

Taja Producciones SRL fue fundada en 2014 por dos socias: Andrea Alejandra Melnik y Micaela Alejandra Martello.

Martello, un año antes de fundar Taja, fue empleada del gobierno de la Ciudad, desempeñándose en el área administrativa de la vicejefatura de Gobierno que en ese entonces encabezaba la actual diputada María Eugenia Vidal.

Melnik, en tanto, fue la secretaria de Avelino Tamargo cuando este era Legislador porteño por el PRO, por lo que, como insinuábamos en nuestro artículo de 2018, daba toda la impresión de ser una testaferra.

El tiempo y la impunidad en la que viven en la Ciudad nos dio la razón: unos meses después de nuestro artículo, Melnik le cedió generosamente todas sus acciones en Taja a Tamargo.

En cuanto a Sinergya, la misma fue constituida en 2011 por tres socios: Marcelo Fabio Figoli (actual presidente de Fenix Entertainmient Group), Diego Ezequiel Finkelstein (el dueño de DF Entertainment) y Cristina Filandro, quienes poseían el total de 5000 cuotas sociales.

Cristina Filandro fue asesora del mencionado Avelino Tamargo durante su paso por la Legislatura (2007-2011) con lo cual, Sinergya, se fundó poco antes de que Tamargo deje su puesto y se convierta “en civil”. Pero, evidentemente, ya estaba todo “armado” para empezar a facturar en CABA.

Pero, en 2013, Figoli, Finkelstein y Filandro “renuncian” a Sinergya y el total de las 5000 acciones es adquirida por dos desconocidos: Luis Alberto González y Diego Andrés Giura.

Pero, todo fue un lavaje de cara para despegar al nombre de Avelino Tamargo. Y qué mejor prueba que una de las tantas e irregulares contrataciones del Gobierno de la Ciudad. Hoy, 12 de julio de 2022 se publicó la RESOLUCIÓN N.º 4182/MCGC/21, fechada el 21 de octubre de 2021 (hace 9 meses) por una “Contrato de Locación de Servicios Artísticos”. El beneficiario: Sinergya. La representante: la ya mencionada exasesora de Avelina Tamargo, Cristina Filandro.

Santilli

Pero como ya hemos visto en otras ocasiones, partícipe de estos negocios, parece ser siempre el actual diputado Diego Santilli, quien siempre deja estampada su firma.

En primer término, Santilli mismo hace ingresar a Filandro en el gobierno de la Ciudad: a través de la RESOLUCIÓN N.° 40/AVJG/18, cuando el era aún vicejefe, la designa como como Personal de la Planta de Gabinete de la Subsecretaría de Coordinación y Promoción de Eventos perteneciente a la Secretaría de Desarrollo Ciudadano de la Vicejefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y le da un sueldazo de 9000 UR (unos 330.000 pesos hoy). Filandro tenía entonces 64 años.

Previo a eso, Santilli contrató en la vicejefatura de gobierno porteño a dos personas más: Hernán Darío Queirolo y José María Enrique Vera. Este último, la pareja de Filandro. El primero, abogado, padre de Lucas Darío Queirolo, representante de la mencionada Taja Producciones, con la que también el ministerio de Cultura cierra contratos millonarios.

Y José María Enrique Vera, la pareja de Filandro, les factura a través de Tamesa

Gentileza @VoteCerebro

La huella colorada siempre detrás de negocios millonarios…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s