Justicia a dedo

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan para Nuestras Voces 

En esta costumbre que se ha tomado el gobierno de hablar de independencia de poderes mientras, en la práctica, toma otra conducta y que tuvo su hito inicial con el intento de nombramiento de dos  Jueces de la Corte Suprema de Justicia por decreto (los mismos que avalaron el 2×1 para los represores), Mauricio Macri está dispuesto a batir sus propios récords y, dado esto, nos “sorprende” con un nuevo decreto publicado en el Boletín Oficial del pasado 11 de mayo.

Allí, acompañado por la firma del Ministro Germán Garavano y con el Decreto 328/2017, traslada a dedo “de la Cámara Nacional de Casación en lo criminal y correccional de la Capital Federal, Sala III , a la Cámara Federal de Casación penal, Sala II (Vocalía VII),  al señor doctor Carlos Alberto MAHIQUES”.

Para hacerlo, según consta en dicho Decreto, aduce que “la presente medida se dicta en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 99, inc. 1) de la CONSTITUCION NACIONAL”. Según el artículo 99, ” El presidente de la Nación tiene las siguientes atribuciones: 1) Es el jefe supremo de la Nación, jefe del gobierno y responsable político de la administración general del país.” Argumento bastante escaso si tenemos en cuenta los antecedentes del nombramiento de Mahiques.

Y es que el día 5 del mismo mes, la Cámara de Casación rechazó -con el voto de los jueces de Ángela Ledesma, Mariano Borinsky, Ana María Figueroa y Alejandro Slokar- la incorporación de Mahiques a ese tribunal luego de que el Consejo de la Magistratura aceptara la designación. Y no por mero capricho; es que para la designación de Mahiques no hubo concurso de oposición y antecedentes, a pesar de que existe un concurso en trámite desde hace 4 años. Y a esto debe sumarse que Mahiques no es juez del mismo fuero, pasa a federal pero se desempeña en la Justicia ordinaria, y tampoco proviene de la misma jurisdicción, dado que integra la Casación porteña y pasaría al tribunal que tiene jurisdicción en todo el país (sin tener en cuenta, además, que no cumple la antigüedad requerida para el cargo).

¿Y entonces por qué el capricho presidencial en la designación? Es que precisamente en la Sala a la que traslada Macri a Mahiques se encuentran tramitando causas como, por ejemplo, la que investiga presuntos sobornos pagados por parte de la empresa Odebrecht por el soterramiento del tren Sarmiento en el que participó también Iecsa, cuando la manejaba el primo del Presidente, Angelo Calcaterra.

Antecedentes

Mahiques, nacido en 1951 en Mercedes, desde 2013 es juez de la Cámara de Casación porteña, que a diferencia de la Casación Federal, trata delitos comunes, como robos y homicidios. Antes de llegar a este tribunal, que está en funcionamiento desde 2014, fue juez de un Tribunal Oral Criminal de la Ciudad de Buenos Aires y del Tribunal de Casación Penal bonaerense.

En diciembre de 2015 dejó su despacho en Tribunales y asumió como Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, nombrado por la gobernadora, María Eugenia Vidal. Si recordamos bien esa época es el famoso Ministro “al que se le escaparon los hermanos Lanatta” (como titulaban los diarios entonces) y que se convirtió al poco tiempo en el primero en abandonar el barco de la Gobernadora retomando sus funciones en la Cámara de Casación Penal antes de que se le venza la licencia que había solicitado.

En diciembre de 2015 asumió como Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, nombrado por la gobernadora, María Eugenia Vidal y se convirtió en el  famoso Ministro “al que se le escaparon los hermanos Lanatta”

En un artículo escrito por Mariana Carabajal para Página 12 en el año 2010, la periodista nos trazaba la siguiente semblanza (bien a tono de ésta época) del Juez Mahiques: “Uno de los jueces nominados por el Consejo de la Magistratura para integrar la nueva Cámara de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal ha tenido interpretaciones “absolutamente restrictivas y contrarias” a los compromisos asumidos por la Argentina en materia del derecho a la salud sexual y reproductiva de las mujeres y “contrarias a la vigencia de los derechos humanos” en la provincia de Buenos Aires.”

Ése es el perfil de Carlos Alberto Mahiques, actual miembro del tribunal de Casación bonaerense, según la impugnación a su postulación elevada por el CELS al Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, en el marco del proceso de selección de los magistrados que cubrirán las diez vacantes en el nuevo tribunal.

La nominación de Mahiques también fue impugnada por la diputada Cecilia Merchán, de Libres del Sur. “No podemos tener jueces que no cumplan con las leyes que protegen a las mujeres”, consideró Merchán, en diálogo con Página/12. Entre otros casos, como juez subrogante de la Suprema Corte de la provincia, Mahiques votó en contra de la realización de un aborto no punible a una adolescente con discapacidad mental, cuyo embarazo había sido producto de un abuso sexual. Por la obstrucción judicial de ese aborto no punible, la Argentina está denunciada ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU y ya reconoció su responsabilidad en la violación de los derechos humanos de esa muchacha, conocida por sus iniciales, L.M.R.”

La Familia Judicial

El Juez Mahiques no es el único miembro de la Justicia de su familia. Uno de sus hijos, Juan Bautista Mahiques, fue designado por Macri en su primera semana como Presidente como Subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios. Antes, fue tres años secretario del Tribunal Oral N° 17 y antes trabajó en Comodoro Py, en los juzgados federales de Ariel Lijo y Rodolfo Canicoba Corral.

Es el mismo que, entre sus últimas acciones, se puede destacar la firma, en el mes de marzo pasado, de un acuerdo con la Fundación Conciencia, “con el fin de generar acciones conjuntas que mejoren la calidad de vida de las personas privadas de la libertad y su reintegración social.”

Para los que no la conocen, Conciencia se presenta a sí misma como “una organización no partidaria y sin fines de lucro que educa para capacitar y brindar herramientas que estimulen a los habitantes de nuestro país a ser protagonistas de su vida y transformar la realidad en la que vivimos.”

La Asociación Conciencia, una de las que más ha bregado por la reivindicación del Fiscal Nisman, organizó en mayo de 2016 una faustosa cena para “recaudar fondos” con prestigiosos invitados como Marcos Peña, María Eugenia Vidal, Alfonso Prat Gay, Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa, Patricia Bullrich, Esteban Bullrich y toda “la crema” del Gobierno.

Entre sus miembros y asesores encontramos, por ejemplo, a Lucrecia Sánchez Elía, esposa de David Lacroze (Presidente de la Junta Nacional de Granos durante la Presidencia de facto de Videla) y padres del actual Subsecretario de Educación Félix Lacroze.  A Lucrecia Lacroze, hija de los anteriores y esposa del Director del Anses Emilio Basavilbaso.

Mariana Ongay, esposa del primo del Ministro de Educación Esteban Bullrich y hermana de Alejandro Ongay, personal de Gestión Comunitaria del Gobierno de la Ciudad. Silvina García Tobar, aquella a la que le congelaron las cuentas en 2006 por la supuesta utilización de información privilegiada del holding (Tenaris-Siderca) para obtener ganancias bursátiles ilícitas en Estados Unidos. Gabriela Solustri, la esposa de Eduardo Fabián Perechodnik, nombrado como María Eugenia Vidal como Secretario General de la Provincia de Buenos Aires y quien además forma parte del Consejo Asesor de la Asociación.

También Alejo Maxit, ex IVC de la Ciudad y nombrado por Basavilbaso como Secretario General del Anses e involucrado en un audio por chantaje a un empleado y  Julio Saguier, uno de los principales accionistas del Diario La Nación y que, además, es sobrino nieto de Roberto Noble, el fundador de Clarín.

Una de las primeras cosas que supo hacer Juan Bautista Mahiques en su puesto es solicitar (y obtener) según Resolución 315/2016 del Consejo de la Magistratura, “la contratación de la Licenciada Ludmila Nazareth Sofía RUSSO, con una categoría presupuestaria equivalente al cargo de Prosecretario Administrativo, para desempeñarse en la vocalía a su cargo.” Dicha señora no es otra que su cuñada, esposa de su hermano Esteban Mahiques.

Por otro lado, Juan Bautista es yerno de Alejandro Lucas Ordóñez, quien fuera nombrado en el 2015 (Res. 501/2015) por el Presidente del Consejo de la Magistratura Juan Manuel Olmos como Prosecretario Administrativo en la Dirección General de Factor Humano de dicho Consejo.

También hijo del Juez Mahiques (y hermano de Juan Bautista) es Ignacio Mahiques, nombrado en 2015 como Fiscal Federal en Victoria (Entre Ríos) pero que terminó desempeñándose como Fiscal de Instrucción en la Capital Federal como estrecho colaborador del reemplazante de Nisman, Gerardo Pollicita. A pedido de él fue designado para colaborar en la investigación en torno a la sociedad de la ex presidenta Cristina Kirchner y su familia en la llamada Causa Hotesur.

Ahora, con el nombramiento “a dedo” del Juez Mahiques, el Ejecutivo a podido concentrar en una sola familia, las principales (y mediáticas) causas que involucran tanto al Presidente como a la oposición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s