Carrefour apuesta a la precarización laboral

En el día de ayer, la empresa de origen francés presentó un procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, con el objetivo de “encontrar soluciones para garantizar la sustentabilidad de sus operaciones en Argentina”.

Por la Redacción de La Insuperable

Las primeras señales de alerta de dieron con el inicio del 2018, cuando salió a la luz un ambicioso recorte previsto por la empresa que alcanzaría al 15 por ciento del total de su planta de empleados. En este contexto, se planeaban cerrar entre 10 y 12 hipermercados, además de transformar a otros 16 en mayoristas, en consonancia con los cambios de consumo, fruto de la caída de las ventas minoristas.

En 2016 habían comenzado los despidos. Entre ese año y 2017 la firma sumó 800 empleados despedidos. Los motivos: la caída de la facturación desde la llegada del macrismo. Entre enero de 2016 y enero de 2017 las ventas a precios corrientes del sector supermercadista aumentaron un 21,2 por ciento, pero la inflación en ese mismo período estaba en el 37 por ciento. Más de 15 puntos de retroceso que aún no tiene vistas de mejorar. A enero de 2018, según datos del INDEC, las ventas medidas en cantidades mostraron una caída de 3,1 por ciento.

Carrefour cuenta con cerca de 19.000 empleados y, desde el establecimiento de su primer hipermercado en 1982, arroja un total de 585 sucursales tanto del Hipermercado tradicional, como de los modelos Market, Express y Maxi.

Nuevo CEO

Hace unos años el panorama de la cadena en el país era totalmente distinto. En 2012 Carrefour había adquirido las 129 supermercados de la cadena de descuentos Eki, que estaba en cesación de pagos, por un monto que se estimó en superior a los 50 millones de euros.

Pero ahora, el pasado 1º de febrero, luego de 12 años de Gestión de Daniel Fernández, éste fue reemplazado por un nuevo CEO: el francés Rami Baitieh, quien ayer realizó una videoconferencia en donde le comunicó a los gerentes y a los directores de la empresa francesa la decisión de presentar el procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo.

Un Procedimiento Preventivo de Crisis es la antesala de despidos y suspensiones. A través de él, la empresa esgrime argumentos “de fuerza mayor” que la conducen a realizar suspensiones, reducciones de la jornada laboral o despidos por causas económicas o falta o disminución de trabajo.

Precarización

Ahora, el modelo macrista le está brindando a la empresa francesa el marco necesario para lograr la precarización de sus trabajadores. La llegada del nuevo CEO puede implicar el trasladar modelos intentados en Europa, como cuando en noviembre de 2017 salió a la luz, en España, la idea de la cadena supermercadista de echar a un centenar de trabajadores antiguos y convertirlos en franquiciados.

En ese momento, en España, fue un negocio redondo que permitió a Carrefour convertir el pasivo laboral de cien trabajadores en un activo rentable. La compañía montó un sistema para convencer a los trabajadores antiguos de que invirtiesen su despido en tiendas Carrefour Express. Una vez firmados los contratos, la compañía ha logrado beneficios constantes con un esquema de negocio que ha llevado a la quiebra a muchos de ellos.

¿Estará Carrefour queriendo convertir a sus empleados en la Argentina en monotributistas?

Por lo pronto, el Ministro de Trabajo Jorge Triacca no presentaría ninguna oposición al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s