El veto es futuro

Por Onó, el Insuperable

Resultado de imagen para macri veto

Necesitábamos de un demócrata impoluto para ponerle freno a las locuras de CFK. El veto es el remedio cívico contra los males demagógicos. Solamente un estadista de la estatura de nuestro Mauricio puede administrarlo en dosis exactas de republicanismo sanador.

Hasta el vecino menos ilustrado sabe con certeza que el costo de las tarifas que hoy genera sensación de elevado precio es el reaseguro de muchos años venideros de servicios públicos a precio de ganga. Es cuestión de cordura, no de excesiva escolarización. En definitiva, sentido común puro y duro: el veto es futuro.

El problema es que a las locuras de la faraona populista en el Senado se le adiciona la perversión de ideas que genera en intelectos de ascendencia rústica la exagerada oferta universitaria que con tanta sabiduría denunció María Eugenia, un ángel condenado al purgatorio bonaerense. Así y todo, confinada e inmersa en tierra de zafios, la Gobernadora Coraje ruge verdades en la selva conurbana y da a la alpargata lo que es de la alpargata y al libro lo que es del libro.

Mientras el estadista sin par desgrana argumentos aleccionadores para hacer comprender al legislador obtuso la inconveniencia de una ley demencial, como hubiera dicho el pedagogo Esteban, hoy Senador por obra y gracia de su ilimitada locuacidad, nuestro flamante súper ministro aprovecha para enseñarnos las virtudes del ahorro, empezando de abajo, como corresponde, congelando en el medio lo que hay que congelar y liberando lo que hay que liberar, y terminando por cortar el chorro del derroche universitario, en sintonía con nuestra leona. Vendrán decretos preclaros, sin duda. ¡Qué equipo!

Ya en 2010 Laurita, azote de corruptos y cleptócratas, había llamado la atención sobre el difícil arte de dominar el DNU y el veto, que hubiese sido sano eliminar en aquellos tiempos oscuros:

Hoy nuestra implacable guardiana de la transparencia puede oxigenarse con democracia a saturación: un virtuoso del decreto y el veto custodia el rumbo del próspero cambio. ¿O no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s