¿Quién es Lorenzo Heffner?

El Intendente de Cambiemos Lorenzo Heffner, actualmente con pedido de detención, no es un personaje nuevo en cuanto a escándalos e impunidad se refiere.

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

El intendente de Cambiemos de la localidad chaqueña de Villa Río Bermejito, Lorenzo Heffner, investigado por lavado de dinero y actualmente con pedido de detención tiene sus antecedentes. En la “doble vara” a la que nos tiene acostumbrados el actual gobierno, Heffner ya había sorteado en su prontuario expresiones discriminatorias, acoso, intimidaciones y demás yerbas, convirtiendo a los tres millones y treinta y pico de automóviles de alta gama hallados en su casa en solo la frutilla de un postre que solo viene a demostrar la impunidad de un gobierno que (decía) venía a acabar con la corrupción.

Pobrecitos

Villa Bermejito, en la provincia de Chaco, es uno de esos lugares donde la pobreza se respira. Lorenzo Heffner es su intendente desde 2006. Con una amplia mayoría de habitantes pertenecientes a los pueblos originarios, ellos sufren de constante discriminación y hechos de violencia.

Cuando apenas arrancaba el 2013 a Imer Flores (un niño de 12 años de origen qom) lo asesinaron a palos luego de haber asistido junto a un grupo de amigo a un festival organizado por la Municipalidad de Villa Bermejito, donde tocaba el Chaqueño Palavecino. Su cuerpo fue encontrado un día después, con fuertes golpes en la cabeza y en la cara. Fueron intensos los reclamos de sus familiares ante autoridades provinciales y nacionales. Los únicos testigos eran los amigos de Imer, quienes manifestaron tener miedo a declarar por el terror que le tienen a la policía.

Previo a eso, según informó María Cruz Ciarinello, ocurrieron 6 crímenes más. Todas las víctimas eran jóvenes de la comunidad qom. “A Alberto Galván le dispararon, lo mutilaron y lo arrojaron al río para que lo coman las pirañas, pero los acusados y la policía dicen que se ahogó solito, intentando escapar después de robar una billetera. A Alberto Montenegro lo ahorcaron en el monte con los cordones de sus zapatillas y el único detenido salió libre al día siguiente. A Juan Aguirre lo interceptaron en la ruta cuando llevaba dinero para las cooperativas, lo mataron a golpes y se llevaron los tres mil pesos. A Claudio Alvino lo acuchillaron en una fiesta a la que sus propios asesinos lo habían invitado. A Noelia Pérez, de quince años, la violaron tres criollos y no lograron matarla, pero eso no la salvó de ser humillada por la policía y el médico cuando fue a hacer la denuncia. Aunque las víctimas siempre son las mismas, para el gobierno son delitos comunes y no crímenes de odio”.

¿Qué hizo Lorenzo Heffner ante el crimen de Imer Flores? Se victimzó. Estas fueron sus palabras:

“Quiero poner en conocimiento de ustedes que el municipio tiene un ordenanza que prohíbe a los menores pasear de madrugada. Este fue un hecho lamentable, pero no se puede prevenir así. Son hechos de violencia que le pueden pasar a cualquiera, no tiene que ver con que sean aborígenes. No hay odio. Vienen abogados de la capital a enseñarles a cortar rutas, los instruyen para que se muestren ante los periodistas y los vean pobrecitos. A mí me quieren echar. Están provocando una guerra, porque va a llegar el momento en que sí puede crecer el odio y sí puede haber violencia”.

Las denuncias ante la Justicia hacia Lorenzo Heffner por discriminación vienen de larga data: Laurencio Rivero lo hizo por decirle que era un “hombre vago, que no trabajaba porque era un aborigen, que si no se iba le patearía en el culo, porque era un indio”. Farías Charole por discriminarlo y atenderlo fuera del edificio municipal: “El Intendente dice que los indios tenemos olor y que no podemos pasar”. Y así muchas más.

Masturbándose

Pero Heffner no solo discrimina. También acosa. Como cuando hace algunos años Alejandra Moreniega, ante la posibilidad de quedar en la calle con sus tres hijos menores a cargo, solicitó una audiencia con Heffner para gestionar una vivienda. Cuenta que ese día salió cerca de las 5 de Castelli rumbo a Bermejito, en moto. Llegó al municipio aproximadamente a las 7. La hicieron esperar dos horas. Finalmente, la secretaria del municipio le dijo que el intendente la atendería en su casa. Desagradable fue la sorpresa de Moreniega cuando Heffner abrió la puerta “desnudo y masturbándose”. “Estaba viendo pornografía, y me invitó a hacer el amor”.

3 millones

Ahora se suma el presunto desvío de fondos para viviendas sociales, el allanamiento, los tres millones en el techo, los autos y el pedido de detención.

La indignación siempre llega tarde.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s