Asado con Lipo

SÁTIRA | Por Onó, el Insuperable ·

lipovetzky

¡Qué asado maravilloso compartimos con Lipo y la muchachada fiel al cambio! Me gustaría ofrecer a los vecinos amigos del orden que siguen esta humilde columna la crónica de una celebración que disfruté junto a un Diputado que, a pesar de su berretín con el pañuelo verde, aprecio por sus infinitos aportes en pro de la cruzada de nuestro incomprendido estadista.

Resultado de imagen para Daniel Lipovetzky

Antes de disfrutar del festín a las brasas nos reunimos con Dani para meditar en la quietud de mi sala de mandalas. Una vez alcanzado el nirvana decidimos purificarnos del excesivo yang cárnico por venir con té ban-chá, no sin antes juramentar un no rotundo ante la tentación shinigami del chori. Luego partimos hacia el noble encuentro como dos samuráis fieles al imperio de nuestro factótum Mauricio.

El viaje lo disfruté al máximo gracias a la modestia de Lipo que, como regalo para mis neuronas refrescadas por el buen meditar, me obsequió la grabación de sus intervenciones argumentales en radio y televisión como música para el camino. Su verba implacable con el populismo fue tan o más grata para mis oídos que la melodía de Rapsodia bohemia tarareada por el propio Mauri tras calarse el bigote postizo.  En pocas palabras: lujos de “la previa”.

Resultado de imagen para macri festejo 50 freddie mercury

Cuando por fin ingresamos al establecimiento elegido para el banquete criollo los invitados que aguardaban nuestro arribo coreaban mantras antipopulistas en señal de bienvenida. No parecía que estuviésemos en Lugano. Los emocionantes “No vuelven más”, “Kuka garrá la pala” o el lapidario “Se robaron dos PeBeÍs” le arrancaron a Lipo doradas lágrimas  que luego trocaron en arqueada sonrisa de big crew con cucarda. Así Danielito fue el Diputado del mes y alcanzó el segundo nirvana del día. El cambio todo lo puede.

Imagen relacionada

Ya sentados a la mesa degustamos el jugoso roast beef con guarnición de rúcula orgánica y zanahorias baby mientras los comensales tuiteros le acercaban a Lipo sus celulares. Con el orgullo propio del que posee un trabajo digno se ufanaban de las bio que habían redactado con original esmero: “Quiero ver a la kretina presa”, “Anti k visceral, bloqueo kukas korruptas” y mil y una ocurrencias nacidas del ingenio republicano.

Los ejecutivos de la red de call center de servicios digitales al vecino condecoraron al querido tribuno con el 💪💪💪 Emoji de Oro, galardón creado nada menos que por Marquitos. El mismísimo arroba Atlantic Surff ─hay que decir, nobleza obliga, que defraudó a las damas con su calva y caripela nada australianas─ le dedicó una fake news improvisada en doscientos ochenta caracteres y estampada, como corresponde, en alegórico pergamino amarillo mientras, colada en la cocina, una antigua bloguera le preparaba una molleja-kale-pan (de centeno fermento natural) como ofrenda culinaria.

Resultado de imagen para octavio paulise

Lipo, a la hora del Flan Alfredo, pronunció la arenga imprescindible para retemplar el ánimo de la tropa digital, merecedora de elogios e incentivos por su recto proceder en las redes sociales. Exaltó los finos modales del tuitero adscrito al brote verde🌱, su compromiso con la justicia imparcial, la tolerancia y el pluralismo. Para cerrar, Instó a los simpatizantes amarillos que habitan el ciberespacio a instruir al vulgo en la rémora de los setenta años, verdad incontrastable que hasta el menesteroso iletrado debería conocer a fondo.

No pude ocultar el orgullo que me embargaba y pedí a los presentes un brindis en honor a mi amigo Daniel Andrés. Las copas, pletóricas de espumante orgánico, casi estallan al unísono de tanto entrechocarse. Cerró los festejos un tímido pero agradecido colaborador que por casualidad integraba la Asociación de Inquilinos. Le habían encomendado declarar al filantrópico Diputado Protector de los pagadores de alquileres por su labor parlamentaria en beneficio de tan sufrido colectivo. Lipo, conmovido, prometió presentar un proyecto para impulsar la recreación del injustamente olvidado conventillo, hábitat económico que fomenta la socialización como ningún otro y es perfecto antídoto contra la grieta.

Resultado de imagen para conventillo

Nos despedimos con un nudo en la garganta. Decirle adiós a gente tan meritoria es arduo, más desagradable que herencia populista. Danielito permaneció en silencio todo lo que duró el viaje de regreso. Al final me confesó su tristeza por la canallada camporista de llamar trolls a tantas personas de bien. La maledicencia K ensombrece hasta la jornada más festiva. Antes de despedirnos lo consolé lo mejor que pude.  Así terminó nuestro periplo a Villa Lugano.

Resultado de imagen para daniel lipovetzky

Conocer a estos patriotas del teclado emociona hasta al más pintado. Su compromiso ennoblece, su bonhomía pone la piel de gallina. Sin ellos la verdad hubiera perdido la guerra que libró en favor de la república. ¡Qué milagro tenerlos detrás de las pantallas ensayando día y noche fina prosa democrática! Es preciso agradecer nuestra suerte. Somos afortunados. Bien lo dice el dicho: “Dios es argentino”. ¿O no?


lipovetzky

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s