Parece que la fiesta terminó

SÁTIRA | Por Onó, el Insuperable ·

fiestatermina

Nada es para siempre. Que ninguno se confunda: no soy fan de Fabiana Cantilo ni del Salmón, pero se acabó la fiesta, parece que se terminó. Lo dijo Mauricio, por tanto “es misa” diría cualquier españolito de bien afiliado al PP.  La nueva era ya es un hecho. Podrán difamar a Gabi, calumniar a Maru o a Margarita, tildar de trol al entusiasta del cambio, zaherir a la novia de Edu, decirle ekeko al ecuatoriano de oro o atreverse a criticar al mismísimo estadista pero, mal que les pese a los populistas, alea jacta est.

El planero, a barrer los salones de la república que dejó cual porqueriza. La jefa de la banda, a desfilar por tribunales y prosternarse ante la ley y don Claudio. No hay más peronia ni orgía de derechos que valga. El pejotista racional que se convierta será redimido aunque deberá trabajar para borrar el estigma. Tendrá las puertas abiertas para su reeducación en los claustros del PRO y clases magistrales a cargo de Miguelito Pichetto, un converso de la primera hora. Habrá autos de fe. El cambiemista nuevo será tutorado por voluntarios con pureza de sangre garantizada por el gran Hernán.

Imagen relacionada Torquemada.jpg

Nuestro Presidente ha terminado con el sino trágico nacional, con la herejía de 70 años, nos ha sacado del camino de la perdición. La buena nueva llegó como una bocanada de modernidad desde La Angostura para certificar lo que cualquier vecino de orden sospechaba desde fines de 2015: la historia argentina se dividirá de ahora en más en un antes y un después de Mauricio. Se acabó la barbarie que desvelara al Padre del aula que ahora solamente tendrá la preocupación angelical de iluminar a Sol Acuña en su lucha por terminar con la nocturna ignorancia.

La Nueva Alianza que lidera el sabio estadista en sinergia con la buena nueva es más de lo que pueden soportar los pocos aunque ruidosos defensores de la fiesta que todavía quedan. Por eso braman impenitentes con Zaffaroni a la cabeza, un cancerbero de las orgías de derechos y el exceso de garantías que ha amargado con su porfía vida, sacerdocio periodístico y hasta noviazgo del noble EduFei. Nada casual  es, entonces, que el sobrevaluado leguleyo y locador que apaña el vicio haya publicado un libelo ninguneando la sapiencia histórica presidencial.

Resultado de imagen para zaffaroni populista

La nueva era está en marcha por más que los corifeos populistas destilen tinta envenenada. Seamos precisos: no es que parezca, la fiesta terminó al fin. De ahora en adelante se respetará al mercado, al patrón que manda y será bueno con el que obedezca, se pagará cada servicio lo que vale, cada viaje lo que cuesta y se le dará al inversor lo que es del inversor y a Mauricio lo que es de Mauricio. ¡Qué alegría da saber que el descontrol quedará confinado para siempre en el pasado! ¡Qué lindo es recibir buenas nuevas! ¿O no?

sambenito


[Dedicado a  Cristina Derdoy, candidata al Sambenito, colaboradora de NLI
y populista a tiempo de redimirse en un próximo auto de fe.]

 


fiestatermina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s