Privatizando el espacio

Por medio de un decreto, Macri dispuso que operadores “públicos o privados” puedan ocupar el espectro para comunicaciones móviles reservado por la ley de Desarrollo de la Industria Satelital a Arsat.

Por Tomas Palazzo para Noticias La Insuperable

En medio de una creciente oleada privatizadora, el presidente Mauricio Macri dio a conocer el Decreto 58/2019 por el cual, junto a toda la plana de ministros firmantes, cambia amparado en vaya a saber uno que “necesidad y urgencia” el artículo 11 de la Ley 27208 de Desarrollo de la Industria Satelital sancionada el 4 de noviembre de 2015 por el Congreso de la Nación.

Este artículo, correspondiente al Capítulo III de la citada ley, llamado “de las bandas de frecuencias”, establecía:

Resérvanse con carácter preferencial a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima AR-SAT las bandas de frecuencias que se detallan en el Anexo II que forma parte integrante de la presente ley”.

Ahora, por el decreto de Macri, pasa a decir:

El ENTE NACIONAL DE COMUNICACIONES (ENACOM) asignará en forma directa a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima AR-SAT las frecuencias que requiera para el cumplimiento de sus fines.

A efectos de generar condiciones de competencia y promover el desarrollo regional, al asignar las frecuencias del espectro radioeléctrico para la prestación de Servicios de Comunicaciones Móviles previstas por el Anexo II a la presente, el ENTE NACIONAL DE COMUNICACIONES (ENACOM) otorgará participación a prestadores de Servicios de TIC de carácter regional o local, públicos o privados, de acuerdo a los procedimientos previstos por el artículo 4° del Decreto N.º 1340/16.

Dicha participación no podrá ser menor al VEINTE POR CIENTO (20 %) de las frecuencias indicadas en el Anexo II.”.

¿Que significa este cambio?

Nada más ni nada menos que ahora, el ENACOM, en manos de la servil Silvana Giudici, podrá otorgar las bandas de comunicaciones de Arsat a prestadores de servicios privados regionales o locales.

Al respecto, el diputado nacional Rodrigo Rodríguez (FPV-PJ) sostuvo que “el decreto de Macri y el desguace de Arsat confirma su desprecio por el patrimonio público, la renuncia a la soberanía satelital y su vocación permanente por garantizar la rentabilidad empresaria por sobre los derechos de la ciudadanía”.

El legislador, que es miembro de la Comisión Comunicaciones e Informática en la Cámara Baja afirmó además que “entregar el espectro, un recurso estratégico de las telecomunicaciones, en un marco de híper concentración y un Estado desentendido de la regulación y el control será absolutamente perjudicial para los consumidores”.

Por último, consideró que “la protección mediática de la que goza el gobierno de Macri se nutre de decretos como éste que consolidan la transferencia de recursos públicos a manos privadas”, y adelantó que “la Comisión Bicameral de seguimiento de los DNU del Congreso debería tratarlo rápidamente y dictaminar su rechazo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s