AMLO, 50 días de reconstrucción nacional

Si hubiera que elegir una palabra para definir los primeros 50 días de gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en México, sería “reconstrucción”. Reconstrucción del tejido social, la infraestructura, la industria, el trabajo, la soberanía y la moral del pueblo de los Estados Unidos de México.

Por Manuel Valenti Randi* para CENACK

AMLO tomó su presidencia no sólo como un cambio de gobierno, sino de “régimen político”, para la Cuarta Transformación de la vida pública de México[1]: “Después de la Revolución [1910] se recuperó el petróleo, las tierras, las aguas, la industria eléctrica, y estos, que ya desde ayer no están gobernando en México, en 36 años que se dedicaron a saquear no pudieron llevarse todo. Y lo que dejaron, con eso vamos a salvar a nuestro país y México se va a convertir en una potencia”[2].

México es un país azotado por tres décadas de neoliberalismo, narcotráfico y dependencia de EEUU. El 14,3% de las personas es pobre, cifra que crece entre la población rural hasta llegar al 70%[3]. A su vez, 6 de cada 10 trabajadores están en negro, con los salarios más bajos de la OCDE (1,01 dólares por hora). La “narcoviolencia” y la violencia política produjeron más de 200.000 muertes: hay 31.000 desaparecidos, según estadísticas oficiales. Entre los periodistas, los desaparecidos son al menos 26 y los asesinados 109[4].

La dependencia económica de México de EEUU es total. El 80% de sus exportaciones tuvieron como destino el país del norte en 2017. Además de la cercanía geográfica, la firma del El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en la década de los ´90, aumentó la dependencia económica de México con EEUU, provocando la pauperización de su industria y sector agropecuario. No solamente se ha extranjerizado la economía mexicana, sino que hoy 78 de cada 100 dólares que ingresan como inversión extranjera va a parar a la “timba financiera”, que no genera prácticamente empleos y provoca inestabilidad macroeconómica[5].

En sus primeros 50 días de gobierno López Obrador realizó una numerosa cantidad de medidas con el fin de reactivar la economía, redistribuir la riqueza, asistir a los sectores más vulnerables, controlar el narcotráfico, disminuir los privilegios de la élite política y apropiarse de la renta petrolera.

En materia socio-económica, los principales anuncios fueron la creación de 300.000 becas para estudiantes secundarios y universitarios, el aumento en un 100% en las pensiones para más de 8 millones de jubilados y la asignación de pensiones para más de 1 millón de discapacitados. También anunció que a todos estos sectores se les garantizaría el acceso a la salud gratuita, atención primaria y medicamentos. A su vez, anunció un aumento del 16% del salario mínimo, el mayor en término porcentuales de los últimos 30 años. Aprobó un régimen especial de sueldos e impuestos para la franja norte del país, para evitar la emigración a EEUU. A su vez, anunció microcréditos para pequeños productores rurales sin interés, con posibilidad de ampliación si el productor cumple con su cuota. Un hecho relevante de esta ampliación y creación de derechos sociales es que todos se perciben bajo cuenta bancaria individual y se evita la intermediación, evitando el abuso de funcionarios o algún “puntero político” para manejar discrecionalmente estas ayudas económicas[6].

Por otra parte, se creó se creó el Programa Nacional de los Pueblos Indígenas, con el objetivo de priorizar la atención sobre estos grupos, ya que en México, según López Obrador, “los más pobres entre los pobres son los indígenas”[7].

Toda la batería de medidas que tomó AMLO también buscan evitar que los pobres de México se vean en la necesidad de trabajar para los traficantes. En su campaña declaró que “sin crecimiento no hay empleo, sin empleo hay pobreza y la pobreza crea la violencia”[8], generando las condiciones para que los excluidos del sistema caigan fácilmente en las redes del narcotráfico.

A su vez, para atacar el narcotráfico — uno de los principales causantes de la violencia y desintegración social en México — AMLO propuso la conformación de la Guardia Nacional, en la cual militares, marinos y policías en actividad podrán solicitar su integración a esta institución, así como los civiles que quieran sumarse. Esto despertó polémicas inclusive, inclusive con su jefa de campaña, Tatiana Clouthier, tanto por sus abusos de poder, la desaparición de personas y participación a las redes del narcotráfico. López Obrador apuesta a crear una fuerza que esté capacitada en otros valores y conducida políticamente por civiles que controlen el accionar de esta fuerza mixta. Como símbolo para mostrar este cambio en las fuerzas de seguridad, propuso que se formen en materias de derechos humanos con especialistas en la ONU[9].

AMLO firmó el Decreto Presidencial en torno a la búsqueda de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, víctimas de desaparición forzada desde el 26 de septiembre de 2014. El órgano que garantizará dicha colaboración será la “Comisión presidencial para la verdad y el acceso a la justicia”. A su vez, anunció una nueva política migratoria, en la que se respeten los derechos humanos, buscando solucionar el problema de fondo. Para esto firmó un acuerdo con EEUU para invertir U$S5.800 millones en tres países Centroamérica y U$S4.800 millones en México para estimular el desarrollo en esas regiones, y de esa manera, frenar la migración[10].

Por otra parte, el nuevo presidente encaró una política de austeridad, enfocada en la redistribución de las asignaciones salariales y presupuestarias dentro la pirámide del Estado. Es decir, les redujo los sueldos y los presupuestos a los altos funcionarios para repartirlos en la parte más baja de la pirámide salarial, lo que trajo conflictos con los jueces supremos y el director del Banco Central, que tienen sueldos mayores al presidente. López Obrador redujo en un 40% su sueldo e igualó el de jueces supremos y el director del Banco Central al suyo. Esta medidas fue declarada como “inconstitucional” por los jueces de la Corte.

En materia de infraestructura, AMLO anunció la creación del Tren Maya (para fortalecer la economía y conectividad del sur de México, la zona más pobre del país), el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y la construcción de 9 universidades públicas; una nueva refinería de petróleo, en la que se invertirán U$S 10.000 millones, y un plan integral de rutas para conectar el país.

En la búsqueda de utilizar el presupuesto de forma eficiente y direccionarlo de acuerdo a las principales necesidades de la economía mexicana, López Obrador decidió suspender la megaobra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía. Esta obra iba a ser realizada bajo la modalidad de Participación Público Privada (que tuvo graves consecuencias para Gran Bretaña y España, por la baja eficiencia y la alta tasa de endeudamiento en la que dejan al Estado), que implicó la emisión de bonos por U$S6.000 millones. Los principales compradores del bono fueron Carlos Slim, el hombre más rico de México; Blackrock, el fondo de inversiones más grande del mundo con importante ingerencia en México, en el área de pensiones y energía; y distintos fondos buitres. A pesar del intento de recompra de bonos por parte del gobierno y la promesa de que van a pagar las regalías a quienes deseen poseer estos bonos, algunos de estos fondos buitres ya están especulando con hacer juicios en Nueva York al Estado de México por supuestos “perjuicios”. Esto puede implicar un conflicto latente en puerta, como el que tuvo el gobierno de Cristina[11]. Los buitres ya muestran sus garras sobre el nuevo gobierno nacional-popular de México.

La política más relevante de López Obrador, por su importancia estratégico-económica y la cantidad de intereses que toca, es su política hacia la petrolera estatal, Pemex. El 15 de diciembre AMLO lanzó el Plan Nacional de Hidrocarburos que buscaba: reparar, mejorar y modernizar las seis refinerías en el país y construir la nueva refinería de Dos Bocas; aumentar la producción a 2 millones 400 mil barriles de petróleo diarios; incrementar las reservas; e incrementar anualmente las inversiones en exploración un 10%[12].

Para el proyecto de López Obrador la renta petrolera es una importante fuente de ingresos que puede ayudar a generar ingresos en dólares y disminuir la dependencia en importación de hidrocarburos de EEUU. Para aumentar la rentabilidad de la empresa era necesario terminar con la red de robo de combustible denominada “huachicol”, que implicaba pérdidas de alrededor de U$S 3.000 por año, según los especialistas[13]. En esta red de robo y contrabando estaban implicados empleados jerárquicos de la empresa, fuerzas de seguridad, civiles y narcotraficantes. En México gran parte del combustible viaja por ductos, a los que se perfora para extraer el combustible, robándolo. Para evitar el robo se cortó el suministro a algunos ductos (suplantándolo con envío en camiones) y se destinaron policías y militares a custodiar otros. El cambio logístico en el transporte provocó problemas en el abastecimiento.

Hace pocos días murieron, producto de una explosión en un ducto, 85 personas que buscaban llevarse gasolina. el diario La Política Online, en su versión mexicana, explica que “primero hubo una explosión en Hidalgo. Luego se reportó un incendio similar en Querétaro. La simultaneidad de las explosiones alimentan las sospechas de un atentado coordinado, para debilitar a López Obrador en medio de la durísima batalla que viene librando para terminar con el robo de combustibles, que implica una organización mafiosa que abarca desde sectores sindicales y de conducción de la empresa estatal, delincuentes vinculados al narco, fuerzas de seguridad y políticos”[14].

Esta importante medida económica y geopolítica de López Obrador está generando numerosas resistencias de los factores de poder. Por ejemplo, los grandes medios de comunicación, opositores a AMLO, echan la culpa del desabastecimiento al Gobierno, y el presidente del Banco Central advirtió sobre la posible inflación que podría generar el desabastecimiento, en vez de apoyar estas medidas. Sin embargo, el apoyo del pueblo a López Obrador siguen siendo muy alto. Según una encuesta del diario Reforma, el 73% de la población prefiere acabar con el robo de combustible[15].

Las medidas de gobierno y los conflictos políticos-sociales que se abrieron desde el inicio del gobierno de AMLO muestran el grado de desorganización social, degradación moral a la que ha sido llevado el pueblo mexicano. En este sentido, el gobierno llevó adelante dos medidas que son significativas para comenzar a revertir esta situación desde el campo simbólico cultural. En primer lugar, publicó la Cartilla Moral, en cuyo prólogo el Presidente explica que

“La decadencia que hemos padecido por muchos años se produjo tanto por la corrupción del régimen y la falta de oportunidades de empleo y de satisfactores básicos, como por la pérdida de valores culturales, morales y espirituales. Los seres humanos necesitan bienestar, pero no sólo de pan vive el hombre. Para alcanzar la felicidad se requiere el bienestar material y el bienestar del alma, como decía José Martí. Nuestra propuesta para lograr el renacimiento de México busca hacer realidad el progreso con justicia y promover una manera de vivir sustentada en el amor a la familia, al prójimo, a la naturaleza, a la patria y a la humanidad. La difusión de la Cartilla Moral de Alfonso Reyes es un primer paso para iniciar una reflexión nacional sobre los principios y valores que pueden contribuir a que en nuestras comunidades, en nuestro país, haya una convivencia armónica y respeto a la pluralidad y a la diversidad.”[16]

Por otro lado declaró a 2019, como el año del “Caudillo del Sur, Emiliano Zapata”, “en honor a quien fue un hombre leal y patriota, honrado y de buen corazón”. Para el Gobierno el mejor homenaje que se le puede hacer a este caudillo popular es llevar a la práctica sus valores: gobernar por el “bien de todos, pero primero los pobres”[17].

En materia de política exterior, se ve un cambio con respecto a los gobiernos neoliberales. Este cambio es una “vuelta” a la doctrina histórica de México de respeto a la soberanía de los otros Estados, no injerencia en sus asuntos internos y respeto al derecho internacional. Esto se plasmó en la postura de negarse a participar en la declaración del Grupo de Lima, al cual pertenece, desconociendo al gobierno de Nicolás Maduro. Inclusive México se propuso como mediadores entre el gobierno y la oposición.Con EEUU, el gobierno de AMLO busca limitar la injerencia de la gran potencia del norte en su política interna y evitar el alineamiento automático a su política exterior, sin romper relaciones ni tornarlas conflictivas. A su vez, López Obrador busca acercarse a China e India y Europa para diversificar sus exportaciones e incentivar las inversiones.

El balance general de los primeros 50 días de gobierno de AMLO muestra una clara voluntad de cambiar el rumbo de México, redistribuyendo la riqueza, disputando la rentas de los recursos naturales, terminando con los privilegios de la burocracia estatal, buscando controlar el narcotráfico y pacificar la sociedad. Esto ya está mostrando las resistencias de los factores de poder locales y extranjeros, aunque todavía no logran debilitar la legitimidad e imagen del gobierno. Por ahora cuenta con un amplio apoyo de los sectores populares y medios del país azteca. A pesar del desabastecimiento y del bombardeo mediático, según una encuesta, el índice de de aprobación de la gestión del presidente aumentó seis puntos con respecto a diciembre, para situarse en un 76%. El desafío para AMLO es muy grande ya que la devastación del Estado y la sociedad de México es muy importante. La reconstrucción será lenta y dificultosa, pero un conductor político con la voluntad y la decisión para hacerlo.

* Director del Centro de Estudios Nuestroamericano Chávez Kirchner (CENACK-Peronismo Militante).

Fuentes:

[1] 1° Transformación, la independencia (1821), 2° la Guerra de la Reforma (1858-61) y la 3° la Revolución (1910).

[2]https://lopezobrador.org.mx/2018/12/02/visita-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-xalapa-veracruz-en-primera-gira-de-trabajo/

[3]http://aristeguinoticias.com/1903/mexico/el-tlc-y-la-destruccion-de-la-economia-mexicana/

[4]http://www.vanguardia.com.mx/articulo/reportan-oficialmente-mas-de-30-mil-personas-desaparecidas-en-mexico y https://articulo19.org/periodistasasesinados/

[5] http://aristeguinoticias.com/1903/mexico/el-tlc-y-la-destruccion-de-la-economia-mexicana/

[6] https://lopezobrador.org.mx/

[7] Ibídem.

[8]https://www.lavanguardia.com/internacional/20180703/45586840207/lopez-obrador-elecciones-mexico-claves.html

[9] https://lopezobrador.org.mx/

[10] Ibídem.

[11]https://www.lapoliticaonline.com/nota/116614-los-fondos-buitres-ahora-amenazan-a-lopez-obrador-por-cancelar-el-nuevo-aeropuerto-de-mexico/

[12]http://municipiospuebla.mx/nota/2018-12-15/naci%C3%B3n/los-principales-puntos-del-plan-nacional-de-hidrocarburos

[13]https://newspaperon.com/2019/01/09/lopez-obrador-pide-no-entrar-en-panico-ante-la-escasez-de-combustible-en-mexico/

[14]https://www.lapoliticaonline.com/nota/117281-explotan-oleoductos-en-medio-de-la-pelea-de-amlo-con-el-robo-de-combustibles-mas-de-20-muertos/

[15] https://regeneracion.mx/73-apoyan-a-amlo-en-acabar-robo-a-pemex-dice-encuesta-reforma/

[16]https://lopezobrador.org.mx/2019/01/14/cartilla-moral/

[17]https://lopezobrador.org.mx/temas/palacio-nacional/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s