México: La cuarta transformación de AMLO

En diciembre de 2018 Andrés Manuel López Obrador se convirtió en presidente de México; tres meses después presentó en el Palacio Nacional Mexicano un balance de sus primeros 100 días de gobierno donde dio cuenta de sus avances y de las intenciones de la nueva administración por generar un cambio sustancial en un país que estuvo sumido a las políticas de diferentes gobiernos de derecha por más de 30 años.

Por Melany De Juana* en Agencia Timón

El presidente de la cuarta transformación decretó el fin de la era neoliberal, que inició con Carlos Salinas en 1988 y culminó con el fin del mandato de Enrique Peña Nieto, un modelo económico que desplazó al Estado del mercado, causó la crisis social, la violencia, la corrupción y que se mantuvo durante mucho tiempo al servicio de los intereses extranjeros, principalmente al de los Estados Unidos.

AMLO busca revertir el pasado, y aspira por un país progresista basando su política en medidas de austeridad que implican un mayor ahorro y control del gasto público, un reajuste en los recursos a organizaciones estatales y civiles, y la eliminación de todo lo considerado superfluo (como la guardia presidencial o los vehículos presidenciales).

Así mismo, el presidente caracterizó a su administración de humanista ya que busca atender las necesidades de todos los ciudadanos, aunque prestando mayor atención a las de aquellos más necesitados, y resolver el grave problema de inseguridad haciendo foco en las causas que lo generan. Para ello impulsó la creación de la Guardia Nacional, de carácter civil, cuyo objetivo es poder garantizar el fin de la violencia en el país centroamericano y reemplazar a los militares que ocupan las calles e infunden el miedo en la población.

Pese a las críticas de quienes aun no aceptan que México tiene un presidente de izquierda y esperan que López obrador resuelva los problemas que durante 36 años otros gobiernos no supieron -o no quisieron- solucionar, en un claro ataque a sus políticas, AMLO presentó los números que dan cuenta de las transformaciones: generó 220 mil 620 empleos (según cifras del Seguro Social), redujo la inflación de 5,9% a 4,4%, en el primer bimestre recaudó 703 mil 900 millones de pesos mexicanos -2,6% que lo recaudado en el mismo periodo de 2018-, y canceló el nuevo Aeropuerto Nacional de México, hecho que le trajo problemas con los empresarios involucrados.

Otra de las medidas, que dan cuenta del compromiso de López Obrador con los Derechos Humanos, fue la instalación de la Comisión de la Verdad en búsqueda de justicia por la desaparición de los 44 alumnos de Ayotzinapa. También anunció que se tomarán acciones para la protección de activistas y periodistas ante la continua persecución que sufren y la escalada de violencia que, desde diciembre, provocó la muerte de nueve defensores de derechos humanos y cuatro periodistas

Ante la ola de asesinatos el gobierno de AMLO determinó implementar de manera urgente un contingente para reforzar el funcionamiento del plan de resguardo que esta en manos de una compañía privada.

Desde el inició de su mandato denunció hechos de corrupción en la empresa PEMEX indicando que funcionarios de la empresa habían recibido sobornos por mas de 400 millones de pesos. El presidente anuló la reforma energética que había aplicado Enrique Peña Nieto a dicha empresa con el objetivo de anular su capacidad de inversión y producción para, de esta manera, facilitar su privatización.

En este afán por terminar con la impunidad llevada a cabo por otras administraciones impulsó programas de bienestar social como parte de un plan Nacional de Seguridad para eliminar la violencia y detener la corrupción, y medidas contra el robo y contrabando de gasolina, más conocido como huachicoleo.

También propuso la creación del Tren Maya, que conectaría el sur-sureste del país, y que recibió posiciones a favor y en contra, como la del ejército zapatista de Liberación Nacional que se opuso a la construcción del ferrocarril porque está implicaría un gran costo ecológico.

En cuanto a la política exterior, la máxima que proclama el presidente es respetar el derecho ajeno para investir la paz, pensamiento que concretó al mantenerse neutral en el conflicto que Estados Unidos promueve contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro. El tiempo dirá cómo se seguirán las relaciones económicas y diplomáticas entre México y el imperio norteamericano que, junto con Canadá, conforman un tratado de libre comercio.

Si bien al gobierno de López Obrador se le presentan obstáculos para poder concretar sus políticas, desde empresarios que se beneficiaron con el neoliberalismo y que participaron de la guerra sucia en contra de la candidatura presidencial de AMLO, hasta los medios de comunicación que lo acusan de agravar la economía y la inseguridad, cuenta con un gran apoyo de la población.

En 25 años no se habían registrado niveles tan altos de popularidad en la presidencia. El 80% de la población, es decir ocho de cada diez mexicanos, reconocen un avance respecto a la seguridad, la política y economía y apoyan las decisiones del nuevo presidente atento a los intereses de la población, que llegó para sepultar los años de decadencia y políticas de derecha y que , después de tres décadas, levanta la bandera de los gobiernos populares.

* Analista especializada en Centro América, redactora de Revista Trinchera y columnista del programa Marcha de Gigantes (AM1390) y colaboradora de Agencia Timón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s