San Pichetto de los Mercados

SÁTIRA | Por Onó, el Insuperable ·

El Estadista apuntó su ojo de águila sobre nuestro senatorial Cicerón y obró otro milagro en los sacrosantos Mercados.

pichetto

Miguel Ángel Pichetto siempre brilló en el Senado con elocuencia equiparable a la del Cónsul romano. Mauricio lo puso a prueba varias veces y siempre descolló con honores dignos de Marco Tulio. Ahora jubilados responsables e inversores patrióticos podrán festejar juntos la auténtica fórmula del cambio.

Los tradicionalistas esperaban que junio trajera un Veranito de San Juan, pero nuestro Adalid de la modernidad le obsequió al trader de pro una Primavera de San Miguel. La algarabía de Mercado encandiló las ínfulas del dólar con el amarillo rayo pichettiano, verdadero sol de rectitud e indeclinables convicciones para una economía floreciente.

El financista atribulado ahora se encomienda al Senador milagroso, implora con humildad forjada en años de trabajo honesto: “No soy digno de que operes en mi banca, pero una mirada tuya a las cotizaciones bastará para elevarlas”. Así acciones y títulos públicos soberanos fortalecen su espíritu hasta alturas ciceronianas.

Resultado de imagen para marco tulio ciceron Resultado de imagen para pichetto

El vulgo pretendió atribuirle a la jefa de la banda K el mérito de una genial jugada de ajedrecista cuando lanzó la horrible fórmula Fernández-Fernández. ¿Qué dirá hoy esa plebe adicta a la holganza de las dotes del Estadista, superiores en elegancia y efectividad a las de un Capablanca? ¿Reconocerá el populista obcecado que todo el talento de Akiba Rubinstein, la estrategia del Mago de Riga y la precisión quirúrgica de Karpov juntos no llegan siquiera a los talones de nuestro preclaro Líder?

Cuando el voto de la sensatez confirme la sana continuidad presidencial, Miguel podrá sentarse con orgullo a la diestra de Mauricio. La seguridad de su subordinación le dará renovado valor al bienestar argentino. En las bancas de la Cámara Alta sonará la consigna de la Patria amiga del orden: “¡Subordinación y valor para defender el cambio!”.

Seamos tanto o más agradecidos que los infalibles mercados de capitales, guía moral de cualquier recto vecino: reverenciemos el binomio Macri-Pichetto. ¡Cambiemos junto a ellos! ¡Coticemos al alza! Ellos dos tomados de la mano son cambio y alegría seguros por muchos años. ¿O no?


 

pichetto

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s