La estrategia de Alberto en la pulseada con Trump por el BID

El Presidente Alberto Fernández está próximo a anotarse el segundo punto en la pulseada regional contra Donald Trump para liderar el Banco Interamericano de Desarrollo. El primero ya lo había ganado al articular un eje latinoamericano para frenar la embestida de los EE.UU. El próximo paso: posponer la elección y sumar países al frente para controlar uno de los mayores bancos regionales, clave para la obra pública. El candidato es Gustavo Béliz, Secretario de Asuntos Estratégicos.

Por Emiliano Guido para Nuestras Voces

Argentina y otros países latinoamericanos se oponen a la intención Donald Trump de liderar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El mes próximo debe elegirse al titular de la banca de crédito multilateral, una de las más importantes en el arco regional. Donald Trump busca romper con la tradición diplomática que cede ese lugar a América Latina como parte de su guerra con China. El Presidente Alberto Fernández, impulsa la candidatura del Secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz. Por lo pronto, está cerca de concretar el primer paso en dicho objetivo, aplazar la elección de septiembre para luego seguir ganando adhesiones.

Una ruta, un puente, una represa. Cuando los gobiernos no tienen recursos económicos suficientes para edificar su infraestructura productiva o pública recurren, entre otras fuentes de la arquitectura financiera internacional, a los bancos multilaterales de crédito, uno de los más importantes en la región es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En septiembre los socios, es decir los actores estatales interamericanos, pero también algunos gobiernos de la Unión Europea, deben elegir a su titular. La tradición diplomática de los organismos internacionales de crédito indica que Estados Unidos suele liderar el Banco Mundial, la Unión Europea el Fondo Monetario Internacional, y América Latina el BID. Sin embargo, de forma sorpresiva, en los últimos meses desde la potencia estadounidense surgió el nombre de Mauricio Claver-Carone, un dirigente y funcionario republicano.

El gobierno argentino ya había manifestado su intención de candidatear al Secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz. La tensión en este punto coloca al Palacio San Martín, y a la Casa Rosada claro está, en un escenario delicado. La renegociación de la deuda externa o la necesidad de encontrar canales de diálogo estatales en una coyuntura adversa a los gobiernos populares confiere para el presidente Alberto Fernández un tablero regional intrincado, donde debe caminar en puntas de pie. Sin embargo, en las últimas semanas, los contactos diplomáticos alcanzados por Cancillería avizoran un escenario favorable. 

Junto a México, Chile, y Costa Rica el país está cerca de contar con los votos necesarios para aplazar la elección. ¿Qué aduce Cancillería? Básicamente que es un desatino realizar un debate tan delicado cuando el candidato principal, Mauricio Claver- Carone, pertenece a una administración política que tiene serias chances de perder los comicios presidenciales de noviembre.

Nuestras Voces habló con un asesor del Canciller Felipe Solá, y con el experto regional en arquitectura financiera internacional, el colombiano Enrique Daza, investigador del Centro de Estudios del Trabajo, y parte de la red latinoamericana Latindadd, una plataforma de organizaciones de la sociedad civil que investigan a los paraísos fiscales. Precisamente, Latindadd advirtió ayer en un comunicado oficial que: “La administración Trump ha propuesto a su asesor y actual director de asuntos del hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Mauricio Claver-Carone, como candidato a la presidencia del BID. Con ello ha roto el acuerdo no escrito desde la fundación del banco en 1959, relativo a que este cargo recaiga siempre en una candidatura propuesta por un país latinoamericano. Los gobiernos más alineados a la política norteamericana en la región respaldaron esta propuesta, mientras que la mayoría ha mostrado cautela”.

El asesor de Solá no está tan seguro en considerar que la candidatura de Claver- Carone sea avalada por Donald Trump. Más bien entiende que el magnate hotelero desearía hegemonizar un canal de crédito interamericano como señal de poder en la guerra comercial con China, quien viene ganando cuotas de influencia en el Cono Sur de forma acelerada. 

“No creemos que Trump esté tan interesado en esto, por ahora parece más una iniciativa propia de Claver Carone que una iniciativa del presidente estadounidense. Creemos que tiene que ver con la guerra comercial con China, y con la idea de poner al BID alineado con los intereses de los Estados Unidos” “Tenemos mucha expectativa que se postergue la votación, los países que adhieren a la postergación contamos con más del 22% de los votos. Canadá, Perú y Uruguay no se manifestaron aún, pero confiamos que se sumaran a nuestra postura. De esa manera estaríamos superando el piso establecido del 25%. EE.UU. cuenta con el 30% de los votos, con ese número se garantiza que el resto de los países no tuvieran quorum propio, porque se necesita contar un 75% de los votos”, manifiesta el experto consultado por Nuestras Voces en el Palacio San Martín.

“El BID tiene 48 miembros de los cuales 26 son denominados prestatarios y 22 no prestatarios. Como la elección de director requiere tres cuartas partes de los miembros o sea 36, Estados Unidos no tendría los votos suficientes para lograr su objetivo pues más de una cuarta parte (22) estarían por el aplazamiento y la asamblea requiere de tres cuartas parte de sus miembros para lograr el quórum. A esta división interna se ha sumado el pedido de 133 personalidades de la región entre ex cancilleres, expresidentes y académicos, muchos de ellos más alineados con las posiciones del Partido Demócrata, para que se aplace la decisión. Por su parte, el candidato Biden señaló su inconformidad con el candidato de Trump calificándolo de muy ideológico”, explica, por su parte, Enrique Daza desde Bogotá a Nuestras Voces

La fuente consultada en Cancillería suma razones para ser optimista en el diseñado plan gradual de sumar adhesiones para colocar a Beliz a frente del organismo. “Creemos que los países de la Unión Europea también respaldaran nuestra posición si logramos dar la muestra de fortaleza política de alcanzar el 25% de los votos. A su vez un conjunto de ex presidentes, y de ex cancilleres de la región, de distinta procedencia política también se han pronunciado a favor de postergar la votación. Nosotros justificamos el pedido por dos razones, primero por las imposibilidades prácticas que genera la pandemia de establecer la reunión, pero también porque consideramos que primero debe desarrollarse la elección en los Estados Unidos, sería un desatino que al frente del BID sea elegido un presidente que no cuenta con el apoyo del gobierno de su país, y eso puede concretarse en caso de una victoria del Partido Demócrata”, opina.

Por último, Enrique Daza explica a Nuestras Voces por qué razón la discusión diplomática en torno a la elección del titular del BID debería concitar la atención de la agenda pública: “El BID es una de las organizaciones más relevantes para América Latina porque forma parte de la familia del Banco Mundial y es una de las principales fuentes de crédito, sus préstamos recaen principalmente en el área de la infraestructura de los países más pobres”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s