Como en los 90: Larreta privatiza el sistema electrónico de control de tránsito

Como si estuviésemos en plena década de los 90 el gobierno de la Ciudad de Buenos AIres privatizará el sistema de control electrónico de infracciones de tránsito. Conocido vulgarmente como radares y foto-multas será regenteado por la empresa que gane la licitación equivalente a mil seiscientos dieciocho millones dos pesos ($ 1.618.002.000.-). El sistema registrará a todos los automóviles, estén en infracción o no.

Por Walter Onorato

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llama a “Licitación Pública Nacional e Internacional N° 7323-1155-LPU20 para el día 04 de Enero de 2021 a las 12:00 horas” para la contratación de un “Servicio de fiscalización electrónica de infracciones de tránsito en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires” por un monto total estimado en un mil seiscientos dieciocho millones dos pesos ($ 1.618.002.000.-). El plazo contractual correspondiente a la provisión del servicios será por el término de cinco (5) años contados a partir de la firma del Contrato.

Tal como se explica en el pliego de licitación la misma tiene por objeto la contratación de un Servicio de Fiscalización Electrónica que “incluye la actualización tecnológica y mantenimiento de las fuentes de detección de presunciones emplazadas en la vía pública que incluyan la utilización de cinemómetros fijos (120 equipos); cinemómetros móviles. (120 equipos); la utilización “analíticas de video” de tres tipos de configuración diferentes y el control “con actualización tecnológica para sistemas existentes.” (Cantidad 118).

Recordemos que un cinemómetro es un dispositivo diseñado para medir en tiempo real, la velocidad de un automóvil al que vulgarmente denominamos “radar”. Con esta privatización del servicio público de control de tránsito se incluirá el servicio de 120 equipos/ cinemómetros fijos que serán instalados donde el GCABA determine.

La empresa que se quede a cargo del servicio conocido como “foto-multa” deberá emplear cinemómetros fijos que puedan garantizar fotos que den evidencia en su captura de vehículos en infracción. En las mismas se deben ver a los autos en infracción de forma clara, nítida y enfocada en todo tipo de condiciones climáticas y horarios del día.

Llama la atención que el pliego licitatorio indique que cinemómetro fijo (la cámara) deberá poder exportar y enviar un registro con todas las mediciones realizadas y la velocidad medida para cada detección, estén en infracción o no. En definitiva el gobierno de la Ciudad va a fotografiar a todo vehículo que se encuentre en movimiento en la Ciudad de Buenos Aires.

La empresa que se quede con esta millonaria licitación recaudará controlando las siguientes infracciones

• Violación de semáforo en rojo

• Giro indebido

• Invasión de senda peatonal

• Invasión de vía transversal

• Estacionamiento en doble fila

• Uso de cinturón de seguridad

• Uso de teléfono móvil

• Acceso restringido

• Invasión de carriles exclusivos

• Uso indebido de banquina

En el pliego privatizador se especifica que todas estas fuentes de control serán centralizadas, almacenadas y procesadas en lo que se denomina el servicio de Infraestructura y Sistema de Administración y Procesamiento de Infracciones denominado Sistema de Administración y Procesamiento de las Infracciones (SAPI).

La empresa adjudicataria tendrá sus ingresos con un pago mensual que “tendrá una parte fija y una parte variable dependiente del servicio brindado en el mes.” La determinación del valor que recaudará la empresa ganadora de la licitación será determinada por parámetros definidos y mensurables cuando presenten los remitos realizando un desglose de las cantidades y de los tipos de dispositivos antes mencionados.

El monto mensual se compondrá de un monto fijo mensual y un monto variable correspondiente con el nivel de servicio.

El monto fijo corresponderá al 60% del monto mensual adjudicado del renglón y su valor no presentará variación a lo largo del plazo original de la contratación. Será determinado mediante:

Durante el periodo contractual, toda la infraestructura instalada y el hardware utilizado será propiedad del adjudicatario siendo responsable del mantenimiento del mismo para cumplir con la actividad. Una vez finalizado el periodo contractual deberá transferirse toda la infraestructura y sistemas desplegados al GCABA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s