Hoy en día gana Macri 41 a 0 (en días de vacaciones)

El presidente Alberto Fernández prácticamente no se ha tomado descanso alguno desde que asumió en su cargo.

Por Alcides Simisterra para Noticias La Insuperable

La cara de Alberto Fernández es testigo y sus ojeras, pequeñas y oscuras huellas del trajín que tiene desde hace poco más de un año, cuando asumió como presidente de los argentinos. Pandemia mediante, frente a él, cada tanto, se levanta de la reposera para hacerle morisquetas quien ocupara el cargo previamente, pero solo con chicanas de redes, sin propuestas, sin seriedad, tal cual fue su gobierno.

De ejemplos no se vive ni se come, pero no es malo recordar que, a esta altura del calendario de la Casa Rosada, el expresidente Mauricio Macri ya había gozado de 41 días de vacaciones (más que lo que le correspondería a cualquier trabajador, si a él le cabe la palabra). Fernández, en tanto, sólo ha podido descansar algunas horas.

Recordemos…  Habiendo ganado el balotaje contra Daniel Scioli en noviembre de 2015, Macri se tomó unos días con su familia antes de asumir la presidencia, pero eso no le impidió irse a Villa la Angostura de vacaciones, tan sólo 11 días después de tomar el mando. Fue desde el 25 de diciembre de 2015 al 4 de enero de 2016 pero “tuvo la suerte” de coincidir con las inundaciones del litoral, por lo que Macri, después de unos días de evaluación, decidió resignar uno de sus días para visitar las zonas afectadas. Tras un viaje en helicóptero y una conferencia de prensa, volvió rápidamente a terminar sus vacaciones.

En marzo de 2016, por la visita de Barack Obama, el entonces presidente lo llevó a conocer en su última jornada su lugarcito en la Patagonia argentina. Llegó unas horas antes que el líder norteamericano y se hospedó en la estancia de su amigo empresario e intocable, Joe Lewis. Tras despedirlo y finalizar la comitiva, aprovechó y se quedó cuatro días en Cumelén, donde suele alojarse.

Agosto 2016 fue el momento para volver a hospedarse en el Cumelén Country Club, de Villa La Angostura, donde disfrutó de un fin de semana largo de tres días. No volvería a vacacionar hasta octubre, cuando visitó la ciudad de Tandil por el fin de semana largo en compañía de su esposa, Juliana Awada y su hija Antonia, que cumplía entonces cinco años.

Pero las pausas no terminaron ahí. En diciembre, el ex jefe de Estado se fue a Córdoba a pasar el fin de semana extra largo, paradójicamente luego de que le reclamó a la sociedad más trabajo.

Luego de eso vinieron los 14 días que se tomó en las semanas para celebrar las fiestas de Navidad y Año Nuevo 2017, totalizando un total de 41 días de descanso, por llamar de alguna forma a la actividad que realizaba Mauricio Macri cuando no gobernaba.

Repito: de ejemplos no se vive ni se come. Pero no es malo recordar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s