Publican trascendente estudio sobre la biomecánica del pulgar humano y la evolución de la destreza

Creen que los antiguos homínidos usaban herramientas antes de tener pulgares oponibles

Por la Redacción de Noticias La Insuperable

Australopithecus sediba

Un estudio de un grupo de científicos de la Universidad de Tübingen, Alemania, demuestra que los pulgares oponibles y las herramientas podrían no estar tan entrelazados como se pensaba.

El equipo, encabezado por el experto en biomecánica, Dr. Fotios Alexandros Karakostis, sugiere que aunque las manos de los antiguos homínidos tienen proporciones similares a las de los humanos modernos, sus pulgares no fueron tan eficientes como los que tenemos hoy.

Aunque se considera que la destreza manual elevada está intrínsecamente entrelazada con el uso y la fabricación de herramientas, y es fundamental para la evolución humana, su papel en el surgimiento de la cultura temprana sigue sin estar claro. La mayoría de las investigaciones anteriores sobre esta cuestión se basaron exclusivamente en comparaciones morfológicas directas entre los primeros homínidos y los elementos esqueléticos humanos modernos, asumiendo que el grado de destreza de una especie depende de su similitud con la forma humana moderna.

Pero, en el estudio publicado en la revista Current Biology, los científicos desarrollan un nuevo enfoque para investigar la eficiencia de la oposición del pulgar, un componente fundamental de la destreza manual, en varias especies de homínidos fósiles. En su trabajo, por primera vez tienen en cuenta los tejidos blandos y la anatomía ósea, integrando el modelado virtual del musculus oponens pollicis y su interacción con la forma tridimensional del hueso.

Los resultados indican que un aspecto fundamental de la oposición eficiente del pulgar apareció hace aproximadamente 2 millones de años, posiblemente asociado con nuestro propio género Homo, y no caracterizó al Australopithecus, el primer fabricante de herramientas de piedra propuesto. Esto fue cierto también para la especie Australopithecus tardía, Australopithecus sediba, que anteriormente se encontró que exhibía proporciones de pulgar similares a las humanas. Por el contrario, las especies de Homo posteriores, incluido el Homo naledi de cerebro pequeño, muestran altos niveles de destreza en la oposición del pulgar, lo que destaca la creciente importancia de los procesos culturales y la destreza manual en la evolución humana posterior.

Una de las mayores sorpresas fue encontrar que los fósiles de manos de homínidos del sitio de Swartkrans en Sudáfrica, que datan de hace unos 2 millones de años y se atribuyen a los primeros Homo o a la rama lateral extinta de homínidos Paranthropus robustus, podrían lograr una destreza en el uso del pulgar similar a la de los humanos modernos“, señala Karakostis, citado por el portal ScienceAlert.

De acuerdo con los investigadores, gracias a esta destreza, los homínidos encontrados en Swartkans son considerados los primeros humanos que utilizaron fuego, tuvieron herramientas para explotar los recursos, matar animales grandes, dispersarse fuera de África y para desarrollar una cultura compleja en general.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s